Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apuñalado cuando compraba hachís un joven que viajó a Ourense con sus amigos

Zona en la que se registraron los hechos. |   // BRAIS LORENZO

Zona en la que se registraron los hechos. | // BRAIS LORENZO

La Policía Nacional detuvo este jueves a un ourensano de 23 años, como sospechoso del intento de homicidio de otro joven de 25 años que supuestamente acudió a su piso para comprarle hachís. Según la investigación realizada por la Policía Nacional de la Comisaría de Ourense, el ataque se produjo en el interior del piso del arrestado, en la calle Bernardo González Cachamuíña de la ciudad, en el momento en el que negociaban la compraventa de la droga.

En un momento de desacuerdo, el vendedor habría apuñalado al otro joven en el cuello utilizando un objeto punzante que no se encontró. La víctima, gravemente herida, abandonó la vivienda y fue atendida por el 061 en la calle y trasladada al CHUO, donde permanece ingresado. Los agentes recabaron información de los testigos y siguieron el rastro de sangre y localizaron la vivienda en la que supuestamente habían ocurrido los hechos.

El suceso ocurrió el pasado martes, a las 16.45 horas y se hizo cargo de la investigación la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta, UDEV. De las averiguaciones realizadas han podido saber que todo empezó en Madrid, el domingo 21 de marzo, donde se reunieron ocho amigos, cuatro residentes en la capital y cuatro recién llegados de Francia. Los ocho son de origen árabe y todos veinteañeros.

Deciden hacer un viaje a Galicia y la primera parada la hacen en Vigo. De lo que ocurrió allí no ha trascendido nada pero sí que tras esa primera estancia se trasladan a Ourense, supuestamente para comprar hachís en un punto del que, dice la policía, “ya son conocedores”.

Es el piso de Bernardo González Cachamuíña donde se produce el suceso. Según los datos facilitados por Comisaría, “en el momento de la negociación por el precio de las sustancias a adquirir, el vendedor asesta una puñalada en la zona del cuello a uno de los jóvenes”. Sostiene la Policía Nacional que “el mero hecho de agredir con un objeto punzante a una persona en el cuello, lugar con presencia de grandes vasos sanguíneos y vías aéreas, es asumir como propio el resultado de tal acción, ya que es lógico inferir que tal gesto puede poner en grave riesgo la vida de una persona”.

Quedó en libertad

La detención se produjo el día 24, a las 17.00 horas, y se le atribuye al arrestado también un delito de tráfico de drogas. Ayer pasó a disposición del juez de Instrucción 1 y quedó en libertad.

Compartir el artículo

stats