Entrevista | Luis Planas Puchades Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

Luis Planas: "Los desguaces son una falsa solución a un auténtico problema: barcos nuevos"

"Hace falta una comisaría específica de Pesca, no es adecuado que esté con Medio Ambiente"

"El arrastre no es algo que sin más podamos prohibir; eso es un error"

"Si nadie duda de los subsidios a las plantas de baterías, ¿por qué no puede tenerlos la pesca?"

Luis Planas: "Los desguaces son una falsa solución a un auténtico problema: barcos nuevos"

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor

Suscríbete

¿Ya eres premium? Inicia tu sesión aquí

Olaya López

Lara Graña

Lara Graña

Es muy probable que buena parte de la delegación comunitaria no haya visto nunca un pesquero de trasmallo, de cerco o de palangre de fondo. La mayoría de los ministros de Pesca de la Unión Europea puede que no hayan asistido jamás a una subasta en primera venta de pescado fresco, al correteo de los operadores de la lonja, a un astillero. A la esencia total de la actividad de este sector, que desde ayer protagoniza una cumbre en Vigo con la descarbonización de la flota como eje de discusión. El ministro español, Luis Planas Puchades (Valencia, 1952), está convencido de que la realidad, la de los trasmallos y los palangreros de última generación, puede matar el relato que habla de la pesca extractiva como una actividad primitiva, depredadora y hasta prescindible.

–¿Es previsible que estos dos días en Vigo, entre el Consejo y encuentros adicionales que se puedan producir, podamos ofrecer al sector algún elemento de alivio o al menos de claridad sobre el proceso de descarbonización? Fondos públicos, plazos, cómputo de los GT…  

–La intención de España y la mía como ministro es que esta reunión de Vigo marque un antes y un después en el debate sobre la pesca extractiva y la actividad pesquera en la Unión Europea, por eso hemos organizado aquí este Consejo. Ya había dicho en público que la discusión de Vigo iba a ir más allá.

“Quiero que esta reunión marque un antes y un después en el debate sobre la pesca extractiva y la actividad pesquera”

Luis Planas- Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

decoration

–¿Por qué?   

–Porque tenemos que plantearnos primero cuál es la aportación del sector pesquero a la seguridad alimentaria, y ese es el punto de partida. Si esas cosas que queremos de cara al futuro, que es que los barcos tengan que ser sostenibles y al mismo tiempo rentables, las podemos hacer con la flota actual. Y ahí es para mí el punto clave: que la Comisión Europea asuma que estamos en un cambio de paradigma. Es decir, que si emprendemos la descarbonización de aquí al 2050, eso no lo podemos hacer únicamente reformando lo que tenemos, lo cual significa aceptar que hacen falta nuevos buques, y construirlos. Y, teniendo en cuenta la rentabilidad del sector, esos nuevos buques tienen que ser posibles beneficiarios de ayuda europea.

–Carbono cero en 2038 es el límite marcado, por ejemplo, para los coches de combustión. Pero es una industria avanzada que ha recibido además, o lo hará, fondos de recuperación, incentivos, planes estratégicos…

–Nadie se plantea dudas en que tengamos que apoyar factorías de baterías o factorías de automóviles en la transición energética. ¿Por qué las tiene que haber en la pesca? Y están los cambios regulatorios: el concepto de capacidad pesquera está anticuado en términos de arqueo y también de potencia de motores. Si queremos hacer inversiones para cambiar nuestra flota, tendremos que romper la vía de razonamiento que nos lleva a la limitación de los subsidios, lo que introduce el elemento de la OMC. La pregunta que nadie quiere hacer en voz alta: ¿queremos pesca extractiva de cara al futuro, sí o no? Y la respuesta de España y la mía como ministro es que sí. Y yo creo que casi todo el mundo está de acuerdo en ello.

–¿Y quién dice que no?   

–Nadie lo evoca claramente, pero, por ejemplo, yo me solivianto cada vez que veo los proyectos de minería marina, que son necesarios para baterías, semiconductores y demás. Pero si estamos hablando de preservar mares y océanos, digo yo que algo tendrá que ver con todo ello y no la mortalidad por pesca. Lo que habrá que hacer es darle rentabilidad a un sector que hemos entendido que es sostenible. Este es el corazón del debate de Vigo.

“Nos enfrentamos a un relato en el que la pesca no es absolutamente necesaria a futuro”

Luis Planas- Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

decoration

–Entonces entiendo que hay un núcleo duro dentro de la Comisión Europea que está en contra. Porque para la automoción hay fondos europeos de recuperación, para plantas de baterías, Perte e innumerables programas de apoyo. Pero para la flota pesquera, de momento, la pretensión ir a emisiones cero prácticamente a pelo. Insisto, ¿contra quién estamos?   

–Nos enfrentamos simplemente con una inercia, lo que algunos llaman un relato, en el cual la pesca no formaría parte de las cosas absolutamente necesarias para el futuro de la alimentación. Nosotros hemos dedicado fondos del programa de recuperación a investigación pesquera pero proyectos innovadores, pero temas muy puntuales. Efectivamente tiene usted razón, pero porque no eran elegibles, hemos tenido dificultades. Es una batalla que no doy por perdida: yo quiero que los fondos de recuperación también apoyen a nuestro sector conservero, que hasta ahora ha sido dejado fuera por su contradicción con los reglamentos comunitarios vigentes. Pero este es un buen ejemplo de una legislación que está anticuada en relación con las necesidades actuales.

–¿Cree que la Comisión entiende al sector? Aquí los barcos no son de grupos, son de José Manuel, de Pilar, de Jesús…   

–Yo siempre he pensado que la política es pedagogía y yo intento, en la medida de mis posibilidades, ser didáctico en mis argumentos. ¿Por qué pienso que este debate lo podemos ganar? Porque tenemos las ideas muy claras y los argumentos son de una fuerza mayúscula. Hay quien puede decir: “disminuyamos la huella de la actividad pesquera en nuestros mares y océanos”. Pero si eso se dice así, ¿qué pasa con la polución marina? ¿Qué pasa con las actividades offshore, de extracción de petróleo o de gas? Hay que ser coherentes.

–Desde la última vez que tuve ocasión de hablar con usted, en octubre del año pasado, la flota española ha desguazado o exportado 79 buques de pesca. Se dieron de alta otros 23, pero todas de menos de 12 metros de eslora. ¿Qué le decimos al sector ante un panorama de estas características?   

–Estamos en un proceso de cambio y de reconversión, va a haber una evolución desde el punto de vista cuantitativo pero también de las características técnicas de los buques. En cuanto lo que se refería de la baja del número de buques, es verdad que algunos de ellos, en razón del manejo de los TAC y cuotas, pues se transfieren a otros países, o bien en el marco de acuerdos internacionales. Pero yo creo que el gran cambio es que vamos a ir a un cambio de flota que, de hecho, sería lo necesario.

“La Comisión es a veces un tren, no te puedes colocar en la vía porque arrolla. Pero su poder no es omnímodo”

Luis Planas- Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

decoration

–Vuelvo a esa misma entrevista, ministro. Estaban a punto de presentar un recurso contra el reglamento de ejecución por las 87 áreas vedadas a la pesca de fondo. El caso es que ahora plantean cerrar más de un centenar y seguimos sin informe de impacto socioeconómico ni de impacto del palangre…   

–La Comisión Europea en ocasiones es como un tren de alta velocidad y no te puedes colocar enfrente en la vía porque te arrolla. Ahora, si conoces bien los mecanismos de funcionamiento de la Unión Europea, y yo los conozco, puedes utilizar medios para intentar colocar las cosas en su sitio. En primer lugar, interpusimos un recurso ante el Tribunal de Justicia. El sector también lo ha hecho y la Xunta de Galicia se ha adherido al del sector. Me alegro, sinceramente, porque es una muestra más de que estamos unidos en esa tarea. Continúo pensando que el reglamento de ejecución por parte de la Comisión fue una extralimitación por la utilización de datos científicos no actualizados, por haber incluido el palangre y por la ausencia de los estudios socioeconómicos. Y yo creo que hay dos vías contra esto. Una, la contenciosa; la segunda, la de la negociación. España va a estar al pie del cañón para intentar delimitar todo este tema con la Comisión. Efectivamente, la Política Pesquera Común y los propios tratados le dan un papel fundamental a la Comisión, pero ese poder no es omnímodo.

–Le iba a preguntar por el arrastre.   

El arrastre no es algo que podamos prohibir sin más, y este es un error de la Comisión Europea. Hay que ver cómo se efectúa, dónde y en qué condiciones. Segundo, en España tenemos un buen ejemplo de reservas marinas que son compatibles con la actividad pesquera. Todos estos conceptos la Comisión Europea tiene que ir asumiéndolos.

La pesca de Vigo se une a la pitada contra el comisario europeo de Medio Ambiente

Pedro Fernández

–¿Entiende que el sector se considere perseguido o demonizado?   

–Esa misma expresión la he utilizado yo en alguna ocasión… Sobre todo, es un sector muy poco comprendido. Nuestro sector pesquero merece un reconocimiento por lo que está haciendo de aportación a la alimentación y a nuestra seguridad alimentaria, pero también desde el punto de vista de su contribución en términos ambientales al mantenimiento de mares y océanos. Los primeros interesados en que haya vida en los mares y océanos son los pescadores y eso nadie lo puede negar. Por eso pongo tantas esperanzas no solo en el debate de Vigo, sino que éste pueda seguir a nivel de Consejo de Ministros y también en el Parlamento Europeo. A partir de 2024 se abre otra legislatura y ahí debemos incluir. todos estos elementos. Incluido uno fundamental para mí, que es una Comisaría de Pesca.

–Comisaría solo de Pesca...   

–Pesca ha estado unida a diferentes carteras en el pasado: cooperación al desarrollo, ayuda humanitaria, agricultura, ahora medioambiente... No me parece, con todos mis respetos tanto al presidente Juncker como la presidenta Von Der Leyen, lo más adecuado. Hace falta una cartera específica de pesca.

–La delegación comunitaria comprobará la subasta en la lonja de O Berbés. Verán que en cada caja se referencia la zona de pesca, el buque, la especie, el peso… Y con esta trazabilidad en casa, ¿cómo es posible que Europa esté importando 15 millones de euros diarios de países apercibidos por pesca ilegal o que encabezan todas las listas de pesca no regulada como China o Rusia?   

–¿Me permitirá que empiece sacando pecho en nombre del sector? Somos una potencia agroalimentaria mundial, estamos en nivel de Champions y tenemos que conservar esa posición. Usted lo plantea muy bien, debemos más exigentes como Unión Europea. Estoy a favor no de cerrar [el mercado], no pretendo una autarquía, pero sí de ser riguroso en cuanto a las importaciones. Tenemos que ser coherentes con nosotros mismos y, del mismo modo que hablamos de reciprocidad o de cláusulas espejo en agricultura, debemos también plantearlas desde el punto de vista de la pesca y de los productos pesqueros. Como grandes consumidores una posibilidad de control muy grande.

“Hay que dar rentabilidad a un sector que es sostenible; este es el corazón del debate de Vigo”

Luis Planas- Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

decoration

–El debate ha mudado. Hace pocos meses hablábamos de un sector estratégico, reivindicativo; ahora, ya abiertamente de un plan de desguaces. ¿Cree que es necesario y, en ese caso, podría recibir fondos públicos?   

–Soy muy prudente en relación con ese tema, porque barco que se desguaza es barco que desaparece de nuestra capacidad pesquera. Durante estos cinco años como ministro no he planteado ninguna cuestión en relación con los desguaces porque me parecía una falsa solución para un auténtico problema. Tenemos que buscar el equilibrio entre nuestra capacidad de capturas y la realidad de los TAC y cuotas de que disponemos para lograr niveles de rentabilidad. Podemos hablar de desguazar barcos, sí, pero me niego a hablar exclusivamente de desguaces si no hablamos de construcción de barcos. Los puros desguaces como tal es una medida muy querida por la Comisión Europea, pero me parece meramente defensiva. Ojo, no digo que en algún caso y en algún segmento no sea necesaria y, si lo es, hay que hacerla. E incluso hay armadores y hay sectores que lo piden así, pero debe ser una solución excepcional. Yo me niego a que esa sea una solución que se generalice.

– Con qué resultados se iría satisfecho usted de Vigo?

–Hay que avanzar un paso más en comprender, primero, que el sector pesquero es clave para nuestra seguridad alimentaria. Segundo, dar un paso adelante en cuanto a la adecuación técnica de ese sector pesquero de cara al tipo de buques y a las condiciones de los buques que llevan a cabo nuestra pesca extractiva. Y en tercer lugar, romper el tabú de la financiación quiere decir financiar nuevos buques pesqueros.

–En caso de no volver a tener la oportunidad de hablar con usted como ministro…   

–Espero seguir siéndolo.

–En todo caso, ¿qué balance hace de su gestión?   

–Le hemos dedicado mucho tiempo a la pesca en el Ministerio, mucha dedicación y, sobre todo, hemos estado muy abiertos al diálogo permanente con todo el sector. La combinación entre la capacidad de mirar al futuro, pero al mismo tiempo de defender firmemente los intereses, es la clave de la actuación de este Gobierno y, en particular, del ministro de Agricultura y de Pesca. Hemos intentado dar respuesta a cada una de las necesidades del sector y, sobre todo, he intentado siempre reivindicar el buen nombre y el papel que el sector pesquero juega en la seguridad alimentaria de España. Ha habido momentos muy duros en los que, como ser humano y como ministro, me he sentido muy afectado, como el naufragio del Villa de Pitanxo o el reciente del Vilaboa Uno.