ANUAL +2 Entradas GRATIS Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bruselas alarga el ‘cerrojazo’ a la pesca de fondo en zonas que no llegan a 400 metros

La Comisión no aclara, como había asegurado, si la prohibición de estas artes se limitará a profundidades superiores a ese rango | El Ministerio admite al sector que ignora cómo podrá aplicar el reglamento a partir del 9 de octubre

Bruselas alarga el ‘cerrojazo’ a la pesca de fondo Cedida

En diciembre del año 2016, el Parlamento europeo avaló la prohibición del arrastre de fondo a más de 800 metros de profundidad. La medida se aplicó en aguas del Atlántico Nororiental, bajo el convencimiento de que esta arte de pesca “a menudo destruye los hábitats de los fondos marinos”. Eso sí, sin poner coto a la actividad de megaarrastreros de capital holandés como el Margiris o el Annelies Ilena, los mayores pesqueros del mundo, con capacidad para capturar y congelar 250 toneladas de pescado al día; el primero dejó un reguero de 100.000 peces muertos frente a La Rochelle (Francia) hace escasos siete meses. Sigue operando. De modo que las acciones legislativas de Bruselas de cara a la protección de los ecosistemas bentónicos (del fondo marino) han sido selectivas. Como también lo iba a ser, a priori, el veto a las artes de fondo en todo el arco atlántico y Gran Sol, ya que iba a centrarse en profundidades siempre superiores a los 400 metros. Pero no ha sido el caso. No solo porque el reglamento, ya publicado, no lo aclara, sino porque ha incluido en su lista de zonas prohibidas algunas que no alcanzan esos 400 metros. Cinco están en España.

En total, el reglamento para la protección de ecosistemas marinos vulnerables (vulnerable marine ecosystems, VME) extiende la prohibición de pescar con artes de fondo en 87 zonas, que ocupan una superficie superior a los 16.400 kilómetros cuadrados y que se extienden desde el Golfo de Cádiz, toda la costa atlántica, cantábrica, Golfo de Vizcaya y Gran Sol. Según pudo saber FARO, hay cinco que corresponden a aguas españolas “que no tienen ni un solo metro que alcance los 400 metros”, constatan fuentes del sector. Esto es, no tendría sentido incluir áreas con bajas profundidades si la pretensión real de la Comisión de Pesca es limitar esa prohibición únicamente hasta esos 400 metros. “Tampoco nos lo aclaran al sector”, condenan las mismas fuentes. ¿Estará permitido largar nasas en esas zonas si no se alcanza esa profundidad? No hay respuesta en el galimatías legal emitido este lunes con la firma de Ursula Von der Leyen; FARO trató de despejar esta equis con el departamento de la número dos de Pesca en Bruselas, Charlina Vitcheva, pero esa pregunta –de cinco formuladas vía correo electrónico– fue omitida por su portavoz. Las demás sí fueron respondidas.

24

Bruselas alarga el ‘cerrojazo’ a la pesca de fondo

De momento, y a menos que se formule y prospere una demanda de paralización, el reglamento o “acto de ejecución” entrará en vigor el 9 de octubre. Dado que el redactado oficial no es claro, desde la Secretaría General de Pesca ya han admitido al sector pesquero que desconocen cómo tendrán que proceder para darle cumplimiento. De un lado, el artículo en cuestión expone que el veto a la pesca se activará “en lo que respecta a su aplicación a las actividades pesqueras con artes de fondo a más de 400 metros de profundidad”. Pero, a renglón seguido, determina que “se prohibirá la pesca con artes de fondo en todas las zonas incluidas en la lista”. “Deja toda la responsabilidad en los Estados miembros. ¿Qué pasa si mi sonda pone que estoy a una profundidad de 50 metros y hay al lado un valle?”, se pregunta un armador. En ese momento estaría en riesgo presumiblemente de estar operando de forma ilegal. Y la propia Bruselas, por cierto, está por la labor de considerar cualquier práctica irregular como de “actividad criminal”.

Como desveló este periódico, la Comisión de Pesca aprobó esta medida ”sin tener información de impacto socioeconómico, como reconocen sus informes oficiales. “Es difícil determinar una preferencia, ya que se desconocen los impactos socioeconómicos. Algunas pesquerías van a algunos lugares de forma regular, y pueden ser importantes para ellos, aunque el esfuerzo no es muy alto”, expone textualmente el ICES (International Council for the Exploration of the Sea, CIEM en castellano). Tampoco dispone de información científica sobre artes como el palangre o las nasas, que igualmente quedan vetadas en esas 87 zonas.

El informe del ICES

  • 1. Sin datos de impacto socioeconómico

    “Es difícil determinar una preferencia, ya que se desconocen los impactos socioeconómicos. Algunas pesquerías van a algunos lugares de forma regular, y pueden ser importantes para ellos, aunque el esfuerzo no es muy alto”.

  • 2. Sin datos científicos sobre artes fijas

    “Si bien es posible cuantificar los impactos de los aparejos móviles en su contacto con el fondo [en referencia al arrastre, por ejemplo], aun existen problemas con los barcos que usan artes fijas. La huella bentónica [en el fondo del mar] y los impactos de estas artes también se desconocen en gran medida”.

El abuso despierta una rebelión

La flota urge una respuesta judicial del Gobierno para frenar la puesta en marcha del reglamento; Miranda reclama la dimisión del comisario

A cualquier normativa en fase de ejecución, cualquiera que sea su ámbito de aplicación, se le presupone un periodo previo de consultas con el que conocer no solo el estado previo sobre las cuestiones a legislar, sino el impacto que ésta pueda tener a nivel social y económico. Ninguno de estos preceptos se ha cumplido con el “acto de ejecución” para la conservación de ecosistemas marinos vulnerables, publicado el lunes de la semana pasada. “Era algo que tenían decidido, hicieron una consulta paripé, sin transparencia”, arremete el gerente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Edelmiro Ulloa. Los cierres afectan a los buques equipados con redes de arrastre de fondo, dragas, redes de enmalle de fondo, palangres de fondo, nasas y almadrabas. Un reparto salomónico de un daño inmenso, para el que no se evaluó su impacto socioeconómico y para el cual no se disponía de información científica. Flotas de todo tipo, a petición de FARO, han aceptado sumarse a un clamor conjunto contra la “tiranía” de Bruselas. “Basta ya”. Son buques de arrastre de litoral, naseiros, de merluza del pincho, cerqueros o de redes de enmalle, directamente afectados por la norma impulsada por Virginijus Sinkevicius y Charlina Vitcheva. Pero también balandros (de las bateas) o palangreros de fondo del Pacífico, que han querido sumarse a esta revolución en defensa del sector.

La sombra de la desaparición pende sobre la cabeza de un millar de embarcaciones. Equivale a un 20% del músculo pesquero activo de Galicia, en un ajuste equivalente al realizado en los últimos treinta años. Si se traspasa a números absolutos ese 20% de flota en riesgo, equivaldría a dejar de faenar más de 25.000 toneladas y a restar una facturación en los pósitos de 85 millones de euros. “Una de las demostraciones de que quieren acabar con la pesca es que esta norma se sacó la semana pasada y se publica hoy [por ayer]. No nos vamos a quedar de brazos cruzados y pelearemos contra esta injusticia hasta donde tengamos que llegar”, condena el Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, y patrón mayor del puerto de Burela, Basilio Otero. “Estos espacios marinos donde se prohíbe pescar no son nuevos espacios de pesca”.

Denuncia

De momento, la eurodiputada nacionalista Ana Miranda ha planteado ya una demanda ante la Defensora del Pueblo Europeo, Emily O’Reilly, por vulneración de actos administrativos al haber legislado sin un informe previo de impacto socioeconómico. A su juicio, Sinkevicius y su número dos, Charlina Vitcheva, han incurrido en prevaricación. Todos los eurodiputados gallegos han solicitado, asimismo, la comparecencia urgente del comisario, y el sector urge al Gobierno la interposición de un recurso, como el que ya han anunciado las armadoras. “Si lo formula un Estado miembro tendrá más fuerza”, consideran fuentes de la patronal Cepesca.

De momento, las múltiples deficiencias de este “acto de ejecución”, destapadas por FARO, han derivado en al menos cinco preguntas formuladas por escrito a la Comisión Europea, a cargo de los eurodiputados Nicolás González Casares (PSOE), Ana Miranda (BNG) y Francisco Millán Mon (PP). También han requerido la introducción de este tema en la orden del día en la próxima Comisión de Pesca, que se celebrará el día 29. Los nacionalistas han solicitado ya la dimisión del lituano.


Compartir el artículo

stats