El futuro del transporte de pasajeros en tren desde Vigo sigue acumulando indicadores positivos más allá de infraestructuras necesarias como la Salida Sur o la línea directa a Ourense.

Iryo, la operadora hispano-italiana que la Comisión Europea apoya para unir Galicia y Lisboa en Alta Velocidad antes de 2029, confirma su voluntad de unir Madrid con la ciudad y el resto de las ciudades atlánticas.

En una entrevista a Cinco Días, su consejero delegado Simone Gorini admitía que estaban negociando con Talgo la compra de los Avril de ancho variable, los mismos con los que Renfe aspira a recortar en 20 minutos los tiempos de viaje actuales antes de que acabe el año.

Se trata de la primera ocasión en la que un directivo de la compañía participada por Trenitalia, Air Nosturm y Globalvia reconoce que están negociando con fabricantes la compra de estos trenes para su “segunda fase” de expansión, que llegaría en 2026.

Aunque CAF también cuenta con trenes de rodadura desplazable que permitirían circular por el ancho de vía ibérico (1668 mm) y estándar (1435 mm) estos no están homologados para alcanzar los 300 kilómetros por hora. Un ejemplo serían los S121 que Renfe utiliza actualmente en el Eje Atlántico.

La entrada de estos competidores del AVE ha permitido rebajar los precios medios de las líneas desde Madrid a Barcelona y Valencia, con ofertas desde los 18 euros.

En la misma entrevista reconoce que desde enero han aumentado un 27% su ocupación en los trenes, siguiendo con su plan de negocio actual.