Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El macropuente y las patologías respiratorias colapsan los centros de salud de la ciudad

Centenares de pacientes acuden a las urgencias de los ambulatorios tras los festivos | Hay médicos que esta semana atendieron más de sesenta pacientes en una jornada | “Estamos saturados” advierten los sanitarios

Pacientes haciendo cola en la entrada del centro de salud de La Doblada. Pablo Hernández Gamarra

Situación convulsa la que se ha vivido esta semana en la Atención Primaria del área sanitaria de Vigo, provocada fundamentalmente por dos causas. La primera es por lo extraordinario de estos días, protagonizados por un macropuente que marca la actividad, también en el ámbito sanitario. Los centros de salud cierran los festivos y hay personas que, precisamente esos días, si se ponen enfermas o necesitan atención urgente, prefieren esperar al día siguiente para acudir a su ambulatorio. Eso provocó, por ejemplo, que el pasado lunes, el miércoles o ayer viernes se viviesen situaciones de auténtico colapso en algunos centros de salud por el volumen de urgencias que llegaron. 

“No estábamos así desde hace muchos meses. El lunes llegué a ver a 65 pacientes”, asegura Susana Aldecoa, médico de familia en el centro de salud de Rosalía de Castro-Beiramar. Hay que tener en cuenta además que durante semanas como esta, con puentes por festivos, hay profesionales sanitarios que aprovechan para cogerse días libres, por lo que los ambulatorios afrontan estas jornadas con menos personal. “En nuestro caso, no obstante, hay compañeros que no están cogiendo días porque sabemos que no se van a sustituir y nos quedaríamos muy pocos para afrontar jornadas de mucho trabajo”, apunta Aldecoa. Hay que recordar que la agenda diaria de un médico o un pediatra de Atención Primaria se sitúa en torno a los 35 pacientes diarios. Todo lo que atienden a partir de ahí, son en su mayoría personas que llegan por la vía de urgencias.

La segunda causa que ha provocado el complicado cóctel que se ha vivido esta semana en la Atención Primaria viguesa es la proliferación de patología respiratoria propia de esta época del año. “Estamos viendo mucha gripe A, faringitis, bronquitis y gente que llega con resfriados y catarros comunes”, explica una facultativa del centro de salud de La Doblada, otro de los que más volumen de población atiende de Vigo. 

Y los médicos vuelven a mencionar, una vez más, el mal uso que muchas personas hacen de las urgencias, en este caso de las de los centros de salud. “Hay personas que llegan por urgencias que dicen que llevan días con un dolor leve en la pierna por ejemplo. ¿Por qué entonces no piden cita con su médico de cabecera? Estos pacientes quitan tiempo de consulta a otros. Hay algunos casos que nos llegan que claman al cielo. A urgencias hay que venir cuando te pasa algo que no puede esperar y que necesita ser atendido ya, como un cólico renal, por ejemplo”, apunta una facultativa del centro de salud de La Doblada. Hay que señalar, además, que en la actualidad, salvo contadas excepciones, la espera para citas con los médicos de familia en Vigo es muy reducida y en muchos casos hay en la misma semana.  

Los profesionales piden a la población un uso responsable de las urgencias

En el plan de contingencia de la gripe, cuyo pico se espera precisamente estas primeras semanas de diciembre, la gerencia del área sanitaria de Vigo se ha puesto como meta priorizar el tratamiento de la patología en Atención Primaria con el objetivo de frenar desplazamientos a las urgencias hospitalarias y evitar las imágenes de las salas de espera y los pasillos desbordados y la sobrecarga entre los profesionales. Para ello, entre las principales medidas que se han adoptado desde la gerencia en esta ocasión, destacan la priorización de la cita telefónica para que el paciente vaya al centro de salud y evitar aglomeraciones, la diseminación de la infección en el hospital y facilitando la atención por parte del facultativo, así como la priorización de la demanda sobre aquellas citas programadas.

Los profesionales destacaron la implantación del programa de Xestión Integral da Demanda en Equipo (XIDE) en seis servicios de once centros de salud vigueses, que permiten priorizar las citas a demanda sobre las programadas, derivándolas a la categoría profesional que mejor las resuelva. Asimismo, el programa CMR 100 evita los desplazamientos al hospital, ya que al llamar al centro de salud, la llamada quedará registrada y los administrativos la devolverán.

Compartir el artículo

stats