Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

Portugal intensifica su ofensiva portuaria con una nueva terminal Ro-Ro en Viana unida al tren

La Cámara municipal aprueba el estudio para dotar de conexión ferroviaria al puerto más septentrional del país | La planificación incluye un centro logístico a menos de 10 kilómetros | Graneles y eólicas, mercancías al alza

Portugal intensifica su ofensiva portuaria con una nueva terminal Ro-Ro en Viana unida al tren

Los planes de expansión de los puertos lusos continúan avanzando hacia la frontera gallega y ya llegan al más septentrional del país. La Cámara de Viana do Castelo aprobó este martes el inicio de los trámites para establecer una conexión ferroviaria en su puerto que permita mejorar su competitividad y continuar la estela de mejoras que ya se están efectuando en Leixões, el gran rival de los muelles de Vigo al sur del Miño.

Este primer paso contempla la redacción de un estudio en los próximos seis meses que deberá seguir las líneas marcadas por el medio centenar de agentes sociales y económicos consultados en los últimos meses.

Para ello será necesaria una inversión inicial de 40.000 euros que será aportada entre el gobierno local y la autoridad portuaria. Ante las dudas sobre las necesidades económicas del proyecto final, se acelerarán los trámites para que pueda optar a los fondos europeos del PRR o el programa Portugal 2030.

La iniciativa propuesta por el partido socialista salió adelante con los votos a favor de toda la oposición salvo el PSP, que se abstuvo denunciando que las arcas municipales tengan que contribuir con 20.000 euros para este estudio preliminar.

Vista aérea del puerto de Viana do Castelo, con la ciudad y el mirador de Santa Lucía Portos de Portugal

Entre los argumentos a favor destacan la creación de un polo logístico intermodal, la promoción de la transición energética y el camino hacia la neutralidad en las emisiones de carbono o el aumento de la capacidad de la carga en contenedores.

La conexión más sencilla sería con los muelles situados en el lado norte de la desembocadura del río Lima al estar a menos de 500 metros de la vía que continúa hacia Caminha y Valença por la costa, dando servicio al puerto pesquero y los astilleros navales de la ciudad.

Vista del puerto norte de Viana do Castelo, a escasos metros de la Linha do Minho, donde se ubican los astilleros Víctor P. Currás

Sin embargo, todo parece indicar que sería con las dársenas ubicados al sur en la freguesía de Darque. En ella se concentran las operaciones comerciales que permiten el movimiento de hasta un millón de toneladas al año y barcos de 180 metros de eslora y ocho de calado. Además de operar 24 horas al día, cuenta con la presencia de empresas gallegas como el Grupo Nogar.

Uno de los puntos clave de esta conexión serían los tráficos roll on-roll of, asociados a los vehículos y en los que hasta ahora el norte luso apenas habían centrado sus esfuerzos. De esta forma la terminal de Bouzas tendría un competidor a tan solo 60 kilómetros al sur de la que podría beneficiarse el otro polo de Stellantis en el noroeste peninsular.

La fábrica de Mangualde podría exportar sus vehículos y aprovechar las mejoras que ya está efectuando el gobierno luso en la línea entre Lisboa y Oporto y la Linha do Minho.

Nuevo puerto seco a 10 kilómetros

La expansión del norte de Portugal como área de referencia industrial y de logística no acaba aquí. Siguiendo el modelo de la Plisan, la Cámara de Viana reclama la construcción de un Puerto seco en un radio inferior a 10 kilómetros desde los muelles.

Esto permitirá la intermodalidad de las mercancías a una distancia notablemente inferior a la de su homóloga española, aún en fase de estudio y a 40 kilómetros de Guixar.

Hace un mes, los propios empresarios de la región norte reclamaban la conexión ferroviaria desde Monçao a la plataforma de As Neves en un escrito con 72 demandas al nuevo gobierno de Antonio Costa.

A ello hay que sumar la proliferación de polígonos industriales con suelo low cost en el eje de la A-28, la autovía que conecta Vila Nova da Cerveira y Oporto por el litoral.

Curiosamente, la ciudad ya contó con un ramal hacia el puerto desde 1924 hasta finales de los ochenta. El trazado de 2,31 kilómetros partía de la estación actual y transportaba mercancías, vinos de la Alta Lima y trabajadores antes de ser desmantelado y desafectado en el cierre de líneas de finales de 1989.

En 2011 la Cámara municipal ya elevó al parlamento nacional una propuesta que no fue admitida a trámite por la crisis económica. Ahora la Agenda 2030 y la llegada de los fondos europeos para la salida de otra crisis serán sus principales valedores.

En el último año, la terminal de la Administração dos Portos, Leixões e Viana do Castelo (APDL) registró un crecimiento del 5,5% respecto al primer año marcado por la pandemia hasta alcanzar las 377.000 toneladas; una cifra notablemente inferior a la de Vigo o el de Oporto pero con un mayor margen de crecimiento en operatividad y espacio.

En 2021 fueron los graneles líquidos, la madera y los equipamientos eólicos, ya que frente a sus costas está el primer parque eólico marino offshore de la Península; sus principales mercancías en movimiento.

Compartir el artículo

stats