Las Zonas Francas de Vigo y Barcelona iniciaron esta semana los trabajos para preparar una estrategia común de cara a convertirse en organismos que gestionen fondos europeos, tanto los más inmediatos, los Next Generation, como el resto de fondos procedentes de la Unión Europea.

Los delegados del Estado David Regades y Pere Navarro mantuvieron una reunión de trabajo en Vigo para poner en común las acciones y pasos que deben dar ambos consorcios para conseguir el objetivo.

El delegado de Vigo, David Regades, explicó que “somos las dos zonas francas más importantes de España y queremos utilizar ese potencial para mejorar la economía. Ambos consorcios tenemos mucho en común por nuestra trayectoria, pero también por las empresas que desarrollan su actividad en nuestros parques, ligados a la automoción, la movilidad y la internacionalización y también a la innovación y la tecnología”, explicó Regades.

Entre las dos zonas francas suman un activo que está por encima de los 6.000 millones de euros y los delegados de ambos consorcios han mostrado su disposición a utilizar todas las herramientas a su disposición para impulsar el crecimiento y la economía a las empresas y áreas en las que desarrollan su actividad.

David Regades y Pere Navarro también abordaron posibles colaboraciones en otros campos en los que las dos instituciones pueden aportar una experiencia y trayectoria para la organización de eventos conjuntos, un aspecto que quedó apuntado y que se irá concretando en futuras reuniones.

Este acuerdo se suma a otras colaboraciones entre ambos organismos estatales, que ya en 2020 coincidieron en potenciar y fomentar la colaboración entre sus aceleradoras e incubadoras.