Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria de Vigo lidera el comercio exterior de España con récord histórico pese a los chips

Última operativa de carga antes de agosto en la terminal de Bouzas.

Última operativa de carga antes de agosto en la terminal de Bouzas. PABLO HERNÁNDEZ GAMARRA

Le han faltado los dedos de ambas manos a la industria viguesa para contar los factores de alerta con los que han tenido que lidiar en los últimos meses. Sin contar con los propios –e inéditos– de una pandemia global que, por primera vez, forzó a la factoría de Balaídos (ahora, Stellantis Vigo), y a la red de proveedores, a parar las líneas. A saber: incremento de los costes energéticos, disrupciones en la cadena logística, encarecimiento de los fletes marítimos, explosión de precios de las materias primas, restricciones a la compra de aceros y escasez global de semiconductores. Pese a este manojo de contrariedades, el rebote en la actividad ha sido histórico, de mano de la demanda interna y la exterior. Sobre todo de la segunda. Según los últimos datos disponibles de la Secretaría de Estado de Comercio, la facturación fuera de España experimentó un incremento interanual de más del 50%, el doble que la media estatal. Más de 5.000 millones de euros que no tienen comparación con ningún otro registro previo; hablar de que la industria viguesa supera las cifras prepandemia se queda corto, toda vez que en el mismo periodo (enero-mayo) de 2019 no se habían alcanzado los 4.000 millones de euros en exportaciones.

La exportación de vehículos supera los registros preCOVID en cerca de un 60%

De hecho, la suma de las ventas de cinco sectores ya superan ese techo. Los mayores galones de este rally tienen un vencedor incuestionable, pese a haber tenido que encarar paradas forzadas y haber planificado ajustes temporales para la plantilla por la crisis de los chips: la automoción. La exportación de vehículos desde el puerto de Vigo alcanzó un valor de 3.177 millones de euros, el doble que hace un año, pero un incremento de un 60% respecto a los registros prepandemia. De hecho la dársena olívica se encaramó al liderazgo nacional en tráfico de vehículos, un puesto que semejaba inalcanzable ante las de Barcelona y Valencia. Y pese a que las recurrentes paradas de Stellantis Vigo implicaron la pérdida de más de 50.000 vehículos desde principios de año a causa de los semiconductores, que afectó de igual modo al resto de fabricantes que utilizan también Bouzas para el embarque de sus coches.

También alcanzó los valores preCOVID la industria pesquera, con una facturación exterior próxima a los 450 millones de euros, empujada por una recuperación de la demanda en los mercados europeos (Italia, Francia o Portugal), la progresiva penetración en nichos como el norteamericano y la apuesta por productos de mayor valor añadido. La conserva superó los 110 millones en ventas, ligeramente por debajo de las cifras de un 2020 en el que dio la sorpresa con crecimientos de dos dígitos. El pescado enlatado, con una consideración cada vez mayor entre los consumidores, se convirtió en un elemento de acopio en los hogares durante el confinamiento. Con cerca de 70 millones de euros, la piedra natural –granito elaborado o en bruto– sí batió su marca de 2019, a pesar de que el caos mundial en el transporte marítimo ha disparado los costes logísticos por encima del 300% en algunas rutas. Vigo ha aflorado asimismo el músculo de la industria de materiales plásticos, que en apenas dos años ha superado, con 95 millones de euros, las exportaciones de sectores consolidados como el de manufacturas de aluminio.

Última operativa de carga antes de agosto en la terminal de Bouzas Pablo Hernández Gamarra

El Puerto de Vigo alcanza su mejor dato de flujo de mercancías del último decenio 

Su consejo aprueba el Plan de Empresa de 2022 y un contrato para un derecho temporal de paso al antiguo muelle de granito de Rande

El de Vigo se consolida como uno de los puertos con mejores resultados del país. Según detalló ayer su presidente, Jesús Vázquez Almuiña, tras el Consejo de Administración en el que expuso los valores de junio, la rada olívica continúa liderando el tráfico de pesca a nivel nacional y se sitúa en el tercer puesto en movimiento de vehículos y en el quinto en importación y exportación de contenedores y mercancía general. En concreto, el tráfico portuario experimentó un alza del 15,82% –frente a la media estatal del 4,53%–, el de mercancías un 16,9% –la media es del 4,45%– y el de mercancía general un 17,61%.

Almuiña recordó que las 2.227.140 toneladas de mercancías movidas durante el primer semestre del año suponen un 17,06% más que el año pasado y marcan el mejor dato del último decenio y el cuarto de la historia de la terminal. El resultado se logró en parte por los automóviles (+42,65%), la pesca congelada (+9,17%) o los materiales de construcción (+56,05%). Creció también, un 6,9%, la mercancía general.

Durante el consejo se aprobó también el Plan de Empresa para el próximo año, que marca la planificación de inversiones –149,2 millones repartidos en cinco anualidades–. Almuiña explicó que el previsible aumento de tráficos y renovación de flotas motiva la necesidad de “diseñar diversas propuestas de nuevos atraques con eslora y calado suficientes” y que “recojan la infraestructura portuaria imprescindible para carga y descarga, con la afección mínima al medio marino”. El consejo también dio luz verde a un contrato con David Fernández Grande S.L. para la constitución de un derecho temporal de paso al muelle de la que fue terminal de granito en Rande. A mayores, se presentó una escultura en As Avenidas que identifica al “Puerto Xacobeo”.

Compartir el artículo

stats