Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres planes, un fin: regenerar Beiramar

Infografías que muestran la construcción de Cordelerías Mar una vez finalicen las obras

Infografías que muestran la construcción de Cordelerías Mar una vez finalicen las obras

El Puerto activa la reforma del frente marítimo hasta Bouzas, con carril bici, y la integración de las fachadas | El Concello aboga por el túnel y recuperar suelo industrial en desuso

Dos organismos, tres apuestas y un buen puñado de actuaciones, todas con el mismo objetivo: la regeneración del frente marítimo de Vigo, una de las cuentas pendientes de mayor envergadura –y más apremiantes, también– que la ciudad mantiene consigo misma. Aunque puedan diferir en aspectos de sus respectivos modus operandi, Concello y Autoridad Portuaria se han fijado el objetivo común de recuperar la fachada comprendida entre la plaza del Puerto Pesquero y Bouzas.

Las soluciones que tienen sobre la mesa –algunas ya activadas– contemplan desde el adecentamiento del vial, convirtiéndolo en un espacio más atractivo para los peatones y con una senda ciclista integrada que recorra el frontal entre Arenal y Bouzas, al soterramiento del tráfico rodado a su paso por Avenida de Beiramar o incluso aprovechar la oportunidad que brinda el nuevo PXOM para reactivar –con nuevos usos– suelo industrial ahora abandonado.

El proceso ya se ha activado en parte. Hace varias semanas los operarios contratados por la Autoridad Portuaria empezaron a trabajar en la franja comprendida entre O Berbés y el cruce de la calle Coruña para construir un carril bici de alrededor de 1,2 kilómetros y reformar el vial, con aceras más amplias, mobiliario urbano y arbolado. En diciembre la Autoridad Portuaria adjudicaba a una alianza empresarial integrada por Arias y Arines el “acondicionamiento del vial de Orillar”.

42

Casi 150.000 metros muertos en el balcón de Vigo Marta G. Brea | Alba Villar | Pablo Hernández

Los planes del Puerto van más allá, sin embargo. Hace solo unos días el Puerto licitaba el servicio de “asistencia técnica para la humanización y mejora de la movilidad en el frente portuario” por 155.730 euros. El objetivo del organismo que preside Jesús Vázquez Almuiñacomo avanzó FARO– es extender hasta Bouzas la reforma que acaba de arrancar en Orillamar, lo que permitiría “humanizar” el tramo comprendido entre Praza da Industria Conservera y Bouzas y prolongar el carril bici. “Queremos dar una imagen diferente. Es una zona usada por muchos deportistas y el estado de las aceras es malo”, reconocía hace poco el presidente portuario.

Otra de las iniciativas de Praza da Estrela es la “integración paisajística de fachadas” en el frente, entre la plaza del Puerto Pesquero y el mercado de Bouzas. Alcanzarlo requeriría sin embargo de la implicación de las empresas para dar mayor armonía a la avenida. “Integración no significa tirar la fachada; significa ver cómo podemos introducir elementos que les den cierta uniformidad”.

Desde el Concello se recuperaba hace días otra actuación encaminada también a la regeneración del frente marítimo. El alcalde, Abel Caballero, abogaba el lunes por desempolvar y sacar del cajón el túnel de Avenida de Beiramar, un viejo proyecto formulado hace más de una década sin que –hasta la fecha– haya dado un paso firme que le permita pasar del papel al asfalto.

De lograrse, el subterráneo canalizaría el intenso tráfico que registra la avenida, reforzaría la oferta de aparcamiento del casco urbano –contempla un parking– y permitiría abrir un amplio espacio peatonal en superficie. Caballero demandó apoyo de las instituciones central y autonómica y recordó a la Xunta su apoyo a una actuación similar en A Coruña, el túnel do Parrote. Caballero habría trasladado ya su demanda a Madrid, Santiago y Bruselas e incluso plantea acometer la infraestructura en dos fases: una primera, entre O Berbés y Coruña y una segunda, posterior, que alcanzaría hasta Bouzas.

Hugo Barreiro

El túnel no es la única apuesta planteada desde Praza do Rei para recuperar la fachada portuaria. De su lado tiene una herramienta valiosa: el Plan Xeral, la hoja de ruta que marcará el urbanismo de la ciudad para las próximas décadas y que está ahora en plena tramitación. El nuevo PXOM planteará que pueda reconvertirse en edificable suelo industrial ahora en desuso. El objetivo pasa por extender el modelo de Cordelerías Mar, un espacio degradado hasta hace unos años y donde ya se están construyendo 155 viviendas. La medida podría beneficiar de forma directa al entorno de Orillamar y Beiramar. En sus alrededores se sitúan Bernardo Alfageme y La Artística, factorías abandonadas que han acabado totalmente insertas en el tejido urbano.

Praza da Estrela sigue dando pasos en la zona, en cualquier caso, para favorecer la recuperación de espacios y mejorar el entorno. Buenos ejemplos son la remodelación de la nave de Freiremar tras la concesión a Frigalsa, la reforma de las naves que ocupa Centro Loxístico Porto (CLPV), la modernización de la lonja o Portocultura.

Infografía que muestra el exterior de Cordelerías Mar una vez finalicen las obras

Cordelerías Mar, ejemplo de un terreno degradado que se recupera para la ciudad

De terreno degradado, con una construcción ruinosa, a acoger los cimientos de lo que será una amplia urbanización con bloques de nueve plantas, 155 viviendas con terrazas de hasta 100 metros cuadrados (m2), garajes, trasteros, piscina comunitaria de 80 m2 y zonas verdes. Cordelerías Mar, la promoción residencial impulsada por Avantespacia entre las calles Jacinto Benavente y Marqués de Valterra, cerca del auditorio Mar de Vigo, es un ejemplo de regeneración urbana.

Hace dos años –en la primavera de 2019– la compañía del fallecido Manuel Jove iniciaba los trabajos de derribo en la parcela, donde había una nave deteriorada. Las obras se centran ahora en la estructura y el objetivo de la promotora es que el centenar y medio largo de viviendas que le darán el relevo a aquella vieja estructura estén listas a lo largo del tercer trimestre de 2023. De momento Avantespacia ha conseguido comercializar ya más de la mitad (53%) de los apartamentos de la promoción, que se mueven en una horquilla de precios comprendida entre los 160.000 euros –el coste de una vivienda de un único dormitorio– y los 218.000 que se piden, al menos, por una de tres habitaciones. En ambos casos los precios figuran sin impuestos.

Infografía que muestra una de las terrazas de Cordelerías Mar una vez finalicen las obras

Compartir el artículo

stats