Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto llevará a Bouzas la reforma del frente y plantea la integración paisajística de fachadas

42

Las naves abandonadas o sin actividad en el entorno de Beiramar, Bouzas y Teis Marta G. Brea | Alba Villar | Pablo Hernández

Ultima la licitación de un estudio para alargar el carril bici y “humanizar” el vial de Coruña a la iglesia | Aboga por una mayor “uniformidad” de las naves | El presupuesto de ejecución: cinco millones con apoyo de la Xunta

El Puerto extenderá a lo largo de la fachada marítima, por todo Beiramar, hasta Bouzas, la reforma que ya ha activado en Orillamar. Su presidente, Jesús Vázquez Almuiña, avanza que en breve el organismo licitará un estudio apoyado en tres grandes patas que –en líneas generales– buscan “acercar” el ámbito portuario a la ciudad. La primera es la elaboración un anteproyecto para “la mejora de la movilidad ciclista en el frente”, lo que en la práctica supondrá estirar el carril bici que ya se está ejecutando. El ambicioso objetivo que persigue Praza da Estrela –avanzado ya en otras ocasiones– es que se prolongue unos siete kilómetros, entre el entorno del Arenal y el paseo de la villa boucense. El segundo eje del concurso que cocina el equipo de Almuiña consistirá en la redacción del proyecto constructivo para “humanizar” el eje comprendido entre Plaza de la Industria Conservera y la iglesia de San Miguel de Bouzas. En tercer lugar el Puerto se plantea una meta que requeriría de la implicación de las empresas del entorno: la “integración paisajística de fachadas” en una amplia franja que va de la plaza del Puerto Pesquero al mercado de Bouzas. De momento, los pliegos que va a lanzar el organismo lo formulan como un “estudio”.

El Puerto creará un carril bici a lo largo de toda Beiramar

Los dos primeros ejes conectan directamente con las intervenciones que ha activado ya la Autoridad Portuaria. El organismo ha adjudicado un proyecto de mejora y reforma del vial de Orillamar que contempla ampliar tanto la zona ajardinada como las aceras y que incluye nuevo mobiliario urbano, arbolado y la construcción de parte del carril bici. A mediados de diciembre la Autoridad Portuaria adjudicaba a la UTE que integran Arias y Arines el contrato de “acondicionamiento del vial de Orillamar” por unos 1,4 millones y un plazo de ejecución de nueve meses. Desde el lunes Beiramar está en obras para la ejecución del carril bici. “Busca incrementar la mejora de la conexión entre el puerto y la ciudad”, explica Vázquez Almuiña.

¿Cómo se plantea la “humanización” del vial en su segundo tramo, entre Plaza de la Industria Conservera, en el cruce con calle Coruña, y la iglesia de San Miguel de Bouzas? “Es lo que nos tiene que dar el proyecto. Queremos revisar instalaciones subterráneas y dar una imagen diferente. Es una zona usada por muchos deportistas y el estado de las aceras es malo, hay una mala distribución de una serie de obstáculos... La idea es estudiarlo y que nos den la mejor solución posible”, remarca el presidente del Puerto antes de dejar claro que para su departamento es clave que esa mayor imbricación con la ciudad se logre sin perder de vista la “protección de la línea industrial, que debe seguir existiendo”.

“Queremos mejorar la conexión con la urbe, un lugar integrador”, reivindica Almuiña

decoration

El calendario que tiene sobre la mesa la Autoridad Portuaria pasa por que la licitación del pliego de bases pueda sacarse en cuestión de “días o semanas” con el objetivo de que la redacción del proyecto esté lista hacia finales de año o principios de 2022. A continuación se convocaría el concurso de las propias obras. En cuanto a fondos, Vázquez Almuiña estima que el presupuesto de ejecución podría rondar de entrada los cuatro o cinco millones de euros, una inversión que se acometería de la mano de la Xunta de Galicia.

En esa suma –una aproximación, insisten desde Praza do Rei, que deberá perfil aún el proyecto– se incluye la mejora de la movilidad ciclista en el frente portuario y la reforma del vial. No incluiría la “integración paisajística de fachadas” a lo largo del frente marítimo –desde Plaza del Puerto Pesquero hasta Bouzas–, una actuación que se plantea abordar con las empresas. La finalidad del estudio que ahora lanzará Praza do Rei –avanza su presidente– es “estudiar cuál sería la mejor solución y negociarla, hablarla con los propietarios afectados”. “Se trata de un estudio que nos dé una visión de conjunto. Integración no significa tirar la fachada, ni mucho menos, sino ver cómo podemos introducir elementos que les den cierta uniformidad”.

Los tres ejes del plan del Puerto

  • Mejora de la movilidad ciclista

    El concurso recoge un anteproyecto de mejora de la movilidad ciclista en todo el frente. El objetivo: una amplia franja entre Arenal y Bouzas

  • Reforma entre la calle Coruña y Bouzas

    La licitación incluye la redacción de un proyecto constructivo de humanización entre Plaza de la Industria Conservera y Bouzas.

  • Fachadas del puerto pesquero a Bouzas

    Se impulsará un estudio de integración de fachadas desde la plaza del Puerto Pesquero hasta el mercado de la villa boucense.

El objetivo global pasa –abunda Vázquez Almuiña– por “mejorar la conectividad entre el puerto y la ciudad y ayudar a mejorar el entorno urbano”. En cualquier caso reivindica la labor desarrollada desde Praza da Estrela a lo largo de los últimos año y la mejora que se ha registrado, por ejemplo, en la antigua nave de Freiremar, el nuevo espacio del Centro Loxístico Porto de Vigo, la propia lonja y el mercado, los edificios de soportales y Portocultura o los avances administrativos en la vieja nave de Frigoríficos del Berbés. “Se hacen actuaciones de forma directa o indirecta”, recalca el Puerto tras aclarar que una parte importante de las naves abandonadas en el frente marítimo no están en su suelo. “El Puerto lo que quiere preservar son las industrias que tienen relación y deben estar en la proximidad. En aquellas en las que no, la idea es ir desafectando zonas que no tengan ya futuro dentro de la actividad portuaria”.

Atasco registrado ayer en Beiramar por las obras del carril bici. PABLO HERNÁNDEZ

La lluvia agrava una nueva jornada de colapso en el Beiramar por las obras del carril bici

Nueva jornada de atascos en Avenida de Beiramar, una de las arterias más transitadas de la ciudad, por su situación, en pleno corazón urbano de Vigo, y la proximidad al puerto. Las obras que está acometiendo la Autoridad Portuaria para construir parte del carril bici que se extenderá por el frente marítimo dejó ayer embotellamientos.

Al igual que el lunes, el corte de uno de los carriles de circulación provocó un embudo que obliga al tránsito que sale del túnel de Beiramar en dirección Bouzas a pasar de dos a un único carril. El corte se registra en el margen derecho, en dirección a la villa boucense desde las inmediaciones del Auditorio Mar de Vigo hasta la Plaza de la Industria Conservera.

La situación se vio agravada ayer además por las intensas lluvias que se anotaron en la ciudad a primera hora. Las obras que afectan al tráfico en Beiramar se prolongarán en cualquier caso varios meses, hasta el verano. El objetivo: que la unión empresarial de Arias y Arines pueda construir el nuevo carril bici de 1,2 kilómetros que bordeará parte de la fachada marítima. Los trabajos se prolongarán al menos hasta las puertas del verano, al 29 de junio.

3

Atascos en Beiramar por las obras del nuevo carril bici Ricardo Grobas

Compartir el artículo

stats