El proyecto “European Blue Biobank” (EBB), liderado por el Centro de Investigación Mariña (CIM) de la Universidade de Vigo, celebró ayer su clausura, tras tres años de trabajo materializados en una base de datos, un manual de buenas prácticas y una guía para usuarios finales. Con un presupuesto de 1,5 millones de euros, el proyecto arrancó en 2017 con la misión de sentar las bases para una gestión unificada de los principales biobancos marinos de Europa, llegando a trabajar con 20 socios de seis países diferentes.