Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia se sitúa la cabeza en consumo de tranquilizantes entre la población mayor

Galicia se sitúa la cabeza en consumo de tranquilizantes entre la población mayor

Galicia se sitúa la cabeza en consumo de tranquilizantes entre la población mayor

El abuso en el consumo de tranquilizantes por parte de la población mayor puede acarrear graves efectos adversos como “alteraciones cognitivas e incremento del riesgo de fracturas y caídas”.

Sanidad advierte de los efectos adversos: pueden provocar alteraciones cognitivas y mayor riesgo de caídas o fracturas | Más de 54.000 ancianos gallegos los toman

Así lo advierte el Ministerio de Sanidad, que sitúa a Galicia a la cabeza, solo por detrás de Canarias, como la comunidad con mayor porcentaje de mayores de 65 años que consumen este tipo de sedantes. Al 7,9 por ciento se les dispensó al menos un envase durante el año: suman 54.000. Pero al analizar el uso adecuado de medicamentos entre los pacientes de más edad, el ministerio pone el foco también en los fármacos contra el colesterol: casi la mitad de los gallegos de más de 75 años los toman, pese a no tener ninguna enfermedad cardiovascular, cuando en estos casos, según las autoridades sanitarias, no está recomendado.

Loading...

Las personas mayores “son más susceptibles a reacciones adversas” cuando se medican. Por eso, el Ministerio de Sanidad en su Informe Anual sobre el Sistema Nacional de Salud aborda la adecuada prescripción de medicamentos en este grupo de edad. En concreto, apunta a la utilización de benzodiacepinas de vida media larga. Se trata de medicamentos psicotrópicos (es decir, actúan sobre el sistema nervioso central) con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes.

Estos fármacos se usan como antidepresivos. Pero también pueden ser recetados como relajante muscular en caso de contracturas o incluso para ayudar a conciliar el sueño. Medicamentos, por ejemplo, como el Trankimazin, el Diacepam, el Valium o el Orfidal son benzodiacepinas.

Su riesgo es que pueden llegar a provocar adicción. Pero además tienen otros efectos adversos como somnolencia, vértigo, dolor de cabeza, visión borrosa o confusión.

Mayores en una farmacia en Santiago. O. Corral

En España al 6 por ciento de la población de 65 años y más se les dispensó al menos un envase de benzodiacepinas en un año. Es mayor su consumo en mujeres (7,3 por ciento) frente al de hombres (4,3 por ciento). Y a la cabeza están Canarias (9,3 por ciento) y Galicia, que con el 7,9 por ciento duplica el consumo de tranquilizantes de Cantabria, Madrid o de País Vasco.

  • La lista de espera para psiquiatría desborda las consultas privadas: “Las agendas están llenas”
    El perfil más habitual: adolescentes o personas mayores con ansiedad por la pandemia

Pero hay otro medicamento cuyo consumo también puede provocar muchos efectos adversos entre la población mayor: son los hipolipemiantes, es decir, los fármacos contra el colesterol. El Ministerio de Sanidad es claro en su recomendación: “en las personas mayores sin eventos previos con el colesterol elevado y sin otro factor de riesgo cardiovascular no está recomendado el inicio del tratamiento con estos fármacos, salvo que existan otras indicaciones específicas”.

Y, a pesar de ello, se está dispensando a pacientes de más de 75 años sin enfermedad cardiovascular y Galicia está de nuevo a la cabeza en consumo de medicamentos contra el colesterol en esta franja de edad, solo por detrás de Canarias.

En España, según los datos del ministerio, el 36,4 por ciento de las personas de 75 y más años sin riesgo cardiovascular tomaron al menos un envase en el último año. Esta cifra se eleva en Galicia al 44,7 por ciento.

  • Nuevo orden en el pastillero: aumentan los depresivos, bajan los antibióticos
    La dispensación de antidepresivos y otros productos calmantes, como somníferos y valerianas, se ha disparado

La otra luz roja está en la correcta prescripción, entre la población en general no solo entre los mayores, de fármacos como los antibióticos pues su abuso puede generar resistencias bacterianas. Y Galicia está también en el grupo de comunidades con mayor consumo de este tipo de medicamentos, junto a Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cantabria y La Rioja.

“Son fármacos que tienen sus riesgos. Hay gente de edad enganchada”

Manuel Rodríguez Piñeiro - Médico de familia y vicepresidente del Colegio de Pontevedra

decoration

Manuel Rodríguez Piñeiro - Médico de familia y vicepresidente del Colegio de Pontevedra Ricardo Grobas

–¿Por qué Galicia está a la cabeza en consumo de tranquilizantes entre la población mayor?

–Las patologías que más afectan aquí son distintas a las del resto de España. Hay que tener en cuenta que somos una de las poblaciones con mayor índice de suicidios. También influye el clima, las borrascas entran todas por Galicia, eso induce quizás más a la depresión, a problemas de ansiedad. Pero además somos una comunidad muy longeva y por eso hay, por ejemplo, más problemas de artrosis. Aunque cada maestrillo tiene su librillo, yo suelo recetar diacepam para las contracturas musculares. Lo utilizo mucho, sobre todo desde que retiraron del mercado el Myolastán, que tenía unos efectos adversos bastante jorobados.

Loading...

–El Ministerio de Sanidad advierte también del riesgo en el consumo de tranquilizantes...

–Tienen su riesgo. Las benzodiacepinas enganchan. Hay mayores enganchados. Lo que procuramos es dar con las dosis más bajas posibles y hacerlo como tratamiento de choque en un determinado momento, aunque igual a lo largo del año tienes que repetir el tratamiento dos o tres veces. Si vemos que la gente se engancha lo que hacemos es retirar inmediatamente la medicación. Cuando notas que toman 3 ó 4 pastillas juntas es cuando se nos enciende la alarma. Se les va retirando poco a poco por y se sustituye por otro medicamento alternativo. Aunque, claro, hay gente que puede conseguir las benzodiacepinas por otro lado.

  • Casi 20.000 niños gallegos de menos de 15 años ya toman tranquilizantes
    Menores con ansiedad o estrés recurren a estos psicofármacos | Galicia se sitúa a la cabeza del consumo entre la población infantil de las 12 comunidades que ofrecen datos

–¿No abusan los médicos al prescribrir demasiados tranquilizantes?

–No detecto que haya una situación de abuso. Intentamos que el tratamiento sea ocasional y para periodos cortos. Todo es cómo dosifiques las cosas. Y si tenemos que recetar una dosis elevada ya advertimos al paciente de los efectos adversos: que procuren no salir de casa para evitar riesgos, que no conduzcan...

–También se están recetando medicamentos contra el colesterol a mayores sin riesgo cardiovascular cuando el Ministerio de Sanidad no lo recomienda. ¿Por qué?

–Hay una controversia respecto a eso. Hay estudios que dicen que tener lípidos elevados en sangre aumenta el riesgo cardiovascular y se debe dar tratamiento y otros científicos creen que no pasa nada si el colesterol está elevado si no hay patología cardiovascular. Cuando yo empecó los accidentes cerebrovasculares eran altísimos y en personas no muy mayores. Hoy en día ha bajado muchísimo y, en mi opinión, eso se debe al control de lípidos.

Compartir el artículo

stats