Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los narcos gallegos nunca se jubilan

Laureano Oubiña, posa delante del Pazo Baión en el documental "Yo fui un narco"

Laureano Oubiña, posa delante del Pazo Baión en el documental "Yo fui un narco"

O no saben vivir de otra manera o no quieren. Tal vez la tentación de seguir amasando rápidamente una fortuna en dinero e inmuebles pese más que el vértigo a pasarse el resto de los días entre rejas. Sea por una u otra razón, lo cierto es que el historial de los narcotraficantes gallegos revela que no conocen la jubilación, que nunca han abandonado el negocio delictivo que les sacó del anonimato de sus tranquilas tierras de O Salnés.

José Ramón Prado Bugallo "Sito Miñanco", Laureano Oubiña, Manuel Charlín o Marcial Dorado son los cabezas visibles de esa lista de capos que han puesto en evidencia la benevolencia de la sentención de la Operación Nécora. Que como advertían las fundadoras de Érguete, la mayoría los narcos caídos en la famosa gran redada policial desarrollada en 1990 contra el narcotráfico en Galicia acabarían "volviendo a las andadas". Y sobre todo con algunos de ellos, la premoción de la asociación de madres contra la drogada se cumplió a rajatabla.

Sito Miñanco cae en la "Mito"

Sito Miñanco fue detenido a principios de 2018 en el marco de la operación “Mito”. En diciembre pasado, la magistrada María Tardón culminó un auto de procesamiento contra 47 investigados. Según el mismo, el histórico capo cambadés estaría en la cúspide de una organización dedicada al narcotráfico y blanqueo, y a la que se le atribuyen al menos dos grandes alijos frustrados: el que transportaba el buque “Thoran”, con 3.300 kilos de cocaína a bordo; y el de 615 kilogramos de la misma sustancia que se ocultaban en un contenedor marítimo interceptado en Países Bajos.

Oubiña, procesado en Asturias

En abril 2008 le habían detenido en la llamada “operación Matta” contra una red relacionada con “Los Mercheros” y liderada por Ricardo Cortés Gil que intentaba introducir droga en Asturias, uno de cuyos alijos, de cuatro kilos de cocaína, fue interceptado por la Guardia Civil en la Autovía del Cantábrico (A-8). Y ahora Laureano Oubiña, casi cuatro años después de salir de prisión, tras cumplir 22 años, puede enfrentarse a penas de hasta ocho años de prisión por su supuesta implicación en el alijo asturiano. Ni la Guardia Civil ni la Fiscalía, ni la magistrada María Luisa Llaneza, titular del Juzgado número 4 de Oviedo, creen la versión del cambadés quien ha sido procesado en relación a ese cargamento junto a otras 22 personas.  Por su puesto, Oubiña niega tajantemente su implicación en estos hechos.

  • Laureano Oubiña, procesado por intentar meter cinco kilos de cocaína en Asturias

Manuel Charlín, a juicio con casi 90 años

El histórico capo gallego, Manuel Charlín Gama, casi nonagenario, volverá a sentarse en el banquillo de los acusados en la Audiencia Nacional como jefe del clan familiar por un delito de blanqueo de capitales, en relación a un patrimonio valorado en unos 12 millones de euros procedentes del narcotráfico. Un patrimonio que habrían conseguido ocultar a la Justicia cuando en 1995 la familia fue detenida en la primera gran operación por blanqueo de dinero contra una organización gallega con un patrimonio intervenido de unos 30 millones de euros, dirigida por el juez Baltasar Garzón. Manuel Charlín encabeza un clan familiar que ha seguido fielmente los pasos del patriarca, incluyendo la prisión como en el caso de sus hijos Melchor y Josefa, ambos con antecedentes penales por narcotráfico.

  • El blanqueo de capitales sienta de nuevo en el banquillo a Charlín

Dorado, a la cárcel no solo por vender un barco

Fue condenado a 10 años de cárcel por tráfico de drogas tras la venta de un barco a una organización dedicada al narcotráfico. Marcial Dorado siempre defendió su inocencia, alegando que desconocía el uso que los narcos iban a darle a la embarcación, pero el tribunal no le creyó, ni siquiera después de que el principal encausado en la trama del "South Sea" afirmase que Dorado había estado al margen de la organización del alijo. Poco antes del inicio del pasado verano, la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias concedía al de A Illa de Arousa el tercer grado, de modo que ya podrá disfrutar de un régimen de semilibertad los cinco años de prisión que le restan por cumplir.

  • El narco Marcial Dorado disfrutará de un régimen penitenciario de semilibertad

Compartir el artículo

stats