Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oubiña: “He podido llevar 5 toneladas de coca, ¿por qué voy a mover 5 kilos?”

Laureano Oubiña, ayer, en El Chiringuito de Cayés, en Llanera. | A. Illescas

Laureano Oubiña, ayer, en El Chiringuito de Cayés, en Llanera. | A. Illescas

Laureano Oubiña (Cambados, 1946), conocido narcotraficante gallego, con pelo largo gris y sudadera estampada con la silueta de una nécora –crustáceo que dio nombre a la conocida operación contra el tráfico de estupefacientes gallego en 1990–, permanece sentado en una mesa de un bar de Cayés, en Llanera, donde promociona libros y camisetas. Han pasado poco más de 24 horas desde que saliera a la luz su procesamiento por la llamada “Operación Matta. El auto de procesamiento, dictado por una juez de Oviedo, le sitúa como supuesto facilitador de 5 kilos de cocaína a un grupo de traficantes que operaba en Asturias. Lo niega todo atendiendo a La Nueva España , solo después de que su asistente ponga una grabadora y ante las atentas y eufóricas miradas de admiración de sus seguidores.

"Jamás miento"

“Estoy perfectamente. Por Llanera es la primera vez que vengo, por Asturias, no. Surgió la posibilidad a través de un amigo. Aquí tengo muchos seguidores que me piden libros y cosas. Por eso vine varias veces y por eso seguiré regresando. Conecto muy bien con la gente de aquí, me caen muy bien. El libro salió en el 2017, vamos por la tercera edición. Estamos camino de terminar de vender 15.000”.

“Se titula, ‘La verdad de Laureano Oubiña’ y es ‘la verdad’. Soy un tío que nació en el 46, que se tuvo que ganar las habichuelas trabajando como un hijo de puta. Jamás miento, no soy como los medios de comunicación, que tienen que contar lo que les permiten. Yo no tengo por qué mentir y odio la mentira. Si un juez me pregunta una cosa que me puede traer problemas, que me puede meter en la cárcel o generar años de condena, le diré: ‘Señoría, no le puedo contestar a esto’. Pero nunca jamás le voy a contar ninguna mentira, ninguna trola”.

"El Estado me robó todo"

Mi empresa era de transporte de carga general y frío y con una bodega de vino. No las sigo manteniendo, el Estado me robó todo. Fue un robo jurídico, mediático y político. Yo me dediqué al contrabando de tabaco, antes de café, gasóil de los barcos, y luego al tráfico de hachís. Ahí me quedé, nunca toqué ni la cocaína ni la heroína, jamás. A mí se me ofreció y, a lo mejor se me sigue ofreciendo, para cargar... ¿cuánto?... Cinco o seis toneladas de cocaína, cuando quisiera y cuando me saliera de las pelotas. Nunca quise saber nada de eso. El código penal español pone que cinco kilos de cocaína suponen de seis años y un día a nueve de pena. La misma importancia que con más. Y banda organizada es cuando pasa de tres personas. En este caso (el proceso investigado por una juez de Oviedo) hay muchos implicados, sin un solo indicio contra mí, siendo la misma pena que con cinco toneladas. He tenido oportunidad de llevar cuatro o cinco toneladas de cocaína y no he querido, no me voy a meter de intermediario por cuatro kilos, a moverlos. ¿En qué cabeza cabe? cae por su propio peso. Tengo cara de tonto, pero de tonto no tengo nada.

"Soy un cabeza de turco"

“Cuando fue la famosa ‘operación Nécora’, en 1990, a ciertos personajillos y políticos les vino muy bien. Ahora quieren hacer aquí la ‘operación Andarica’ (en referencia a la ‘Operación Matta’). A muchos les vino muy bien aquello de ‘Nécora’ porque ascendieron, se tapó el tema de los GAL, que después salió para arriba. En este caso de Asturias soy una cabeza de turco, no conozco a ninguno de ahí, salvo a Carlos Mata, que me vino a traer el sumario de su tío, que es amigo mío. A este Carlos Mata no lo conocía de nada, a su tío sí, porque estuvimos muchos años juntos presos. No hay un solo indicio (levanta la voz y el dedo). A Asturias solo vengo a vender libros y mi merchandising”.

“El 80% de Fariña es ficción".

“El 80% es ficción. Primero, el libro es un corta y pega de lo que se dijo en los recortes de prensa. Se puede preguntar a los periodistas que escribieron sobre todo esto, si hoy se ratifican en eso que han dicho. Yo creo que no, que dirían que el 80% es ficción. Nadie se ratifica, ha pasado en el cien por cien de los casos. Respecto a la serie, no me gusta para nada cómo me representan, de hecho está en los juzgados el grupo televisivo”.

"Me siento apoyado por la gente"

“Yo me siento apoyado por la gente. Ahora hay redes sociales. Solo hace falta ver cuánta gente me sigue”.

"Cobro 380 euros de pensión”

“Vivo de mi pensión, cobro 380 euros y no me abren ni un banco para poder cobrarlo, tengo que ponerme a la cola. He vendido los derechos del libro y tengo que venir a trabajar, haciendo estos actos y la representación, con esa condición me los compraron. Vivo justo no, lo siguiente. La pandemia me afecta mucho, no se pueden hacer eventos, ferias o presentaciones. Resido en Vilanova de Arousa tranquilamente. A quien le vendí los derechos del libro y de mi imagen va a sacar una tienda de venta online, que es la única manera con estas circunstancias”.

Camisetas polémicas

“Por ejemplo, hay una que dice ‘Yo antes muerto que chivato’ porque no me voy a chivar de nada. Podría contar y demostrar muchas cosas, pero no lo voy a hacer. Es demostrar, no ser un falso chivato, pero no lo voy a hacer”.

Teléfono pinchado

“Yo lo que querría es que me dejaran vivir tranquilo y nada más. Que me sigan con el teléfono pinchado, que me sigan donde quieran, pero que no me toquen los cojones, así de claro. Yo no estoy metido en nada ni me voy a meter en nada más. No quiero saber nada de negocios ilegales, nada. Y me alegro de que me tengan el teléfono pinchado, ¡me alegro!. Y que me sigan pinchando y siguiendo por donde voy, que me siento más seguro”.

Compartir el artículo

stats