El IES María Soliño de Cangas afrontó hoy su segunda jornada consecutiva sin luz. Más allá de los problemas que esto implica para dar clases o la necesidad de aplazar exámenes, los profesores no han podido trabajar en otras cuestiones. A través de redes sociales, la comunidad educativa del centro dejaba constancia de su malestar por no poder realizar acciones como matrículas de la ABAU, por la falta de conexión a internet o simplemente por tener que transcurrir la jornada a oscuras.

Técnicos de la red eléctrica acudieron hoy al centro para tratar de subsanar la avería que ha producido el corte, pero al final de la jornada lectiva todavía no habían logrado dar con el problema y ponerle solución. Se espera que sí se arregle durante el fin de semana y el lunes puedan volver con normalidad a las aulas.