España sigue en la carrera por una fábrica de coches del “gigante” chino BYD

El director de la marca para la península recuerda que habrá “más de una” planta y que el país es “un candidato importante”

Coches de BYD listos para su exportación desde China

Coches de BYD listos para su exportación desde China / BYD

Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

Hace un mes, el medio alemán Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung desveló que el gigante chino BYD (Build Your Dreams), líder en la fabricación de vehículos eléctricos, había apostado por Hungría para levantar su primera factoría de coches en el continente. La noticia dio al traste con las aspiraciones del resto de países implicados en la terna por hacerse con la instalación, entre los que figuraba España y, más concretamente, Galicia, con Vigo y su área altamente especializada en automoción al frente. Ahora, el país y la región vuelven a estar en la carrera. El director general de BYD Iberia, Jordi Cuesta, remarcó en una entrevista que las informaciones que apuntan a Hungría “no son oficiales”, al tiempo que aseguró que habrá “más de una” planta y que España es “un candidato importante para las inversiones en fabricación, ya sea en una primera ronda o en las siguientes”.

En una entrevista concedida a Europa Press en el marco de la presentación del BYD Seal, una berlina del segmento D con hasta 530 CV de potencia en el que la marca ha puesto “toda la tecnología disponible”, Jordi Cuesta confirmó lo que venían trasladando desde la dirección europea del grupo, que a final de año comunicarán cuál es la primera fábrica que la compañía instalará en Europa.

A este respecto, indicó que a la hora de la adjudicación se van a tener “muy en cuenta” los programas de ayudas a la inversión “para considerar dentro de la ecuación cual es la mejor opción”.

Cuesta explicó que España “siempre ha sido uno de los mejores” clústeres de automoción y que en la transformación actual, con los programas del Perte VEC (Vehículo Eléctrico y Conectado), están ayudando a que otros fabricantes “estén apostando muy fuerte en electrificación” y en España como referente en la industria. “España juega sus cartas y muy bien con el Perte”, aseguró el directivo. “De manera egoísta y por la parte que me toca, yo estaría encantado de que nos cayera aquí, al lado de casa”.

Sin embargo, hasta el momento BYD no se ha presentado ni a la primera edición del Perte VEC ni a la segunda, al menos en la rama que tiene que ver con las baterías. Está por ver si lo ha hecho en el que tiene que ver con la cadena de valor, al que también aspira Stellantis Vigo, pero por las palabras de Cuesta todo hace presagiar que, de entrar en el Perte, sería en la tercera convocatoria, en la que ya trabaja Industria.

Jordi Cuesta, director general de BYD Iberia

Jordi Cuesta, director general de BYD Iberia / BYD

Modelos

Aunque su impacto en Galicia es todavía muy limitado, BYD es una de las marcas chinas que quieren asaltar el mercado español. Tras la presentación del BYD Seal, Cuesta aseguró que eran los únicos en llegar con cinco modelos 100% eléctricos en su primer año, y que “estaba muy contento” de haber completado la primera fase de vida de la compañía en España para “dar más pasos” de cara al próximo año.

Esta primera fase, como explica el directivo, ha consistido en poner en marcha una red comercial, con 11 concesionarios oficiales en la actualidad que espera alcancen los 20 el próximo año, así como difundir el mensaje de la compañía y explicar quién son. “Somos conscientes que somos desconocidos para España y nos esforzamos muchos en dar a conocer que somos el número en fabricación de coches enchufables”, destacó Cuesta.

Por ello, concretó que para el próximo están valorando tanto nuevos modelos como versiones de los modelos existentes, por lo que espera un 2024 “muy intenso y entretenido”.

Jordi Cuesta considera que “hay muy buena intención” en los organismos públicos para incentivar la demanda de la movilidad eléctrica, pero que también hay que “mejorar mucho” la eficiencia y la implementación de las ayudas, así como la gestión de estas o de las redes de carga en cuanto a interoperabilidad y transparencia de la información de precios. “Lo que cuenta al final del camino es la experiencia de carga del cliente y en esa experiencia creo que hay mucho que hacer todavía”, explicó.

Investigación de la UE

Acerca de la investigación abierta por la Comisión Europea contra China por las “ayudas ilegales” que concede a fabricantes de vehículos eléctricos, Cuesta aseguró que “están colaborando en todos los niveles” en todo lo que se ha pedido. “Respecto a eso, no tenemos ningún problema”.

“Tenemos total confianza con cualquier requerimiento de información porque estamos muy tranquilos”, resaltó el directivo.