Industria adjudica 6,7 millones del Perte para el taller de baterías de Stellantis Vigo

La resolución, todavía provisional, incluye dos ayudas por valor de 56,7 millones para la planta de Aragón y otra de 350.000 para Madrid | Benteler pidió apoyos para Palencia

Los paneles fotovoltaicos ya lucen en los tejados de la factoría de Stellantis Vigo.

Los paneles fotovoltaicos ya lucen en los tejados de la factoría de Stellantis Vigo. / Marta G. Brea

Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

La planta de Stellantis Vigo, esta vez sí, tendrá fondos del Perte VEC (Vehículo Eléctrico y Conectado) para su nuevo taller de baterías. Después de haber quedado fuera esta construcción dentro del apoyo que recibió la firma en la primera edición, la resolución provisional de la sección de baterías de esta segunda convocatoria adjudica un total de 6,7 millones de euros.

De esta forma, Balaídos podrá completar la nueva infraestructura, que es de mayor tamaño que la que actualmente está en funcionamiento y estará más cerca de las líneas de ensamblaje de vehículos, lo que reducirá los costes logísticos. Eso sí, lo más desatacado de la nueva remesa de adjudicaciones publicada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo es el apoyo de un total de 53,4 millones de euros para Stellantis Figueruelas, en Zaragoza, para el proyecto Antares. Se trata de la gigafactoría de baterías del grupo que perseguía con fuerza Aragón y que el CEO de la compañía, Carlos Tavares, rifó entre España y Portugal. La empresa adelantó que presentarán “las alegaciones necesarias para obtener el máximo apoyo a los proyectos presentados”.

En la primera edición del Perte VEC, muy criticada por sus restrictivas bases y que tuvo un resultado muy pobre en cuanto a los fondos asignados, Stellantis Vigo se presentó con un proyecto de mínimos ante la imposibilidad de pujar por apoyos para la nueva plataforma industrial, la STLA Small. Junto con la planta de Villaverde (Madrid), propuso entonces la iniciativa Aries, de 43 millones de euros. Entre sus puntos fuertes, incluía la creación de un nuevo taller de baterías en Balaídos, más grande y eficiente.

Tras un período de alegaciones, el grupo recibió 15,15 millones de euros, pero finalmente no pudieron destinar una cuantía a la construcción del taller, dado que, como sucedía con la plataforma, las premisas del Perte impedían emplear el dinero para lo que sería la construcción en sí de la infraestructura, pese a estar claramente vinculada con el desarrollo del coche eléctrico.

Como adelantó este medio el pasado junio, antes incluso de que se lanzase esta sección A de la segunda convocatoria del Perte VEC, Stellantis Vigo tenía entre sus planes volver a proponer la construcción del taller de baterías, aprovechando la línea específica y los cambios introducidos tras la negociación abierta con el Gobierno.

Industria propone ahora adjudicar un total de 6,7 millones de un presupuesto financiable calculado en 33,7 millones de euros. Datos que demuestran que la inversión que se realizará en Balaídos será de calado. El nombre del proyecto es “nueva línea de montaje y producción de baterías para vehículo eléctrico en la planta de producción de vehículos de Stellantis España en Vigo”. Ahora, se abren diez días para que la empresa pueda presentar alegaciones a esta propuesta provisional antes de que se haga definitiva. A partir de ahí, tendrá otros diez días para aceptar definitivamente el apoyo.

Figueruelas

En lo que respecta a la factoría del grupo Zaragoza, y como ya sucedió en la primera edición del Perte, Figueruelas vuelve a llevarse una mayor cuantía. Además de 3,32 millones para la línea de montaje de baterías, al igual que Vigo, Stellantis se adjudica un total de 53,39 millones para un proyecto denominado Antares. Se trata de la planta de baterías que apunta a construir en España y por la que estaba pujando fuertemente Aragón.

El presupuesto financiable asciende a 266,9 millones, cantidad similar a la que se había filtrado para este proyecto, y pese al telón de acero informativo impuesto por el grupo, fuentes del mismo explican que se presentarán alegaciones y que se está analizando la “viabilidad económica” de los proyectos, también del otorgado a Vigo.

Por último, la planta de Villaverde también pujó por ayudas para una línea de ensamblaje de baterías. En su caso, la cuantía adjudicada es mucho menor, de 354.000 euros.

En total, esta sección de la segunda convocatoria del Perte VEC cuenta ya con un total de 509,75 millones adjudicados de forma provisional (100 como préstamo y el resto como subvención) a 19 proyectos (cinco de ellos de Stellantis). De ellos, 52,2 figuran en la resolución definitiva, correspondientes a los proyectos de Ford (37,6) y Basquevolt (14,69).

Del total de 837 millones de euros destinados a esta línea de baterías, hay un remanente de 327,2 por adjudicar, de los que 140,2 son subvenciones y 187 préstamos. “Es extraordinaria la proactividad y colaboración del sector, que está demostrando, a través de sus proyectos, su voluntad por convertir nuestro país en el hub de la movilidad europea”, señala el ministro de Industria, Héctor Gómez, en una nota difundida por su departamento.

Hay un total de 22 proyectos que no han cumplido con las bases y que, de momento, figuran como desestimadas. Además de la de BorgWarner para la planta de Zamáns, también figura en esta lista el proveedor Benteler, que recientemente avanzó un ERE para su plantilla en Vigo y su área.

Sin embargo, su proyecto no estaría destinado a las plantas de Mos o de Valladares, sino a la de Venta de Baños (Palencia). Al igual que con BorgWarner, su plan no representaba una “actividad elegible” para recibir los fondos.

Plataforma

Resuelto, al menos por ahora, la adjudicación de Stellantis Vigo en la sección de baterías, falta por saber qué saldrá de la línea centrada en la cadena de valor, en que Balaídos apuesta por recibir fondos para la STLA_Small. También habrá que ver si el grupo aspira a la tercera convocatoria del Perte VEC, dotada con 1.200 millones y que se espera para 2024.

El grupo confirma otra “gigafactoría” para Indiana

StarPlus Energy, la joint venture formada por Stellantis y Samsung, anunció ayer la construcción de otra gigafactoría de baterías en EE UU. Y, de nuevo, eligió la ciudad de Kokomo, Indiana, donde también están construyendo actualmente la primera. La nueva infraestructura será la sexta de este tipo del grupo.

La inversión, anunciada en plena huelga de los trabajadores de las plantas en el país, asciende a más de 3.200 millones de dólares (3.018 millones de euros), con la intención de empezar los trabajos a principios de 2027. Tendrá una capacidad anual de producción de 34 GWh. Entre las dos instalaciones superará los 6.300 millones de dólares (5.941 millones de euros) y creará 2.800 empleos.

La que levante en España, si finalmente así se decide, será la séptima y seguirá a las ya conocidas de Alemania, Francia, Italia, Canadá y estas dos de EE UU.

[object Object]

La factoría de Stellantis Vigo avanza con la instalación de los paneles fotovoltaicos, que ya lucen en lo alto de sus tejados. La fábrica, que comenzó la colocación en verano, se dotará de 27.000 módulos, lo que abarcará una superficie de 170.000 metros cuadrados, a través de la inversión de más de 12 millones de euros de Prosolia Energy. Con una potencia de 18,78 MWp, permitirá obtener 23,7 GWh/año de electricidad descarbonizada.