Balaídos lanzará en marzo las renovadas furgonetas K9 y su nueva versión eléctrica

Stellantis Vigo ultima el “restyling” de los vehículos comerciales ligeros al llegar a mitad de su vida para mantener su éxito de ventas

Incorporará cambios estéticos y técnicos

Furgonetas K9 fabricadas por Stellantis Vigo antes de su embarque para exportar. |   // MARTA G. BREA

Furgonetas K9 fabricadas por Stellantis Vigo antes de su embarque para exportar. | // MARTA G. BREA / Marta G. Brea

Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

Stellantis Vigo inició el pasado mes la fabricación del renovado Peugeot 2008, la versión modernizada y con mejoras tecnológicas del todocamino que se comenzó a ensamblar en Balaídos antes de la pandemia, en 2019. Se trata del restyling, variación que llega a mediados de la vida de fábrica del exitoso modelo y que incorpora, en esta ocasión una nueva versión electrificada y en breve también una semihíbrida (tecnología MHEV, siglas en inglés para mild hybrid electric vehicle). Con este trabajo encauzado, la planta olívica se centra ahora en realizar el mismo proceso con sus otras joyas de la corona, las furgonetas K9. La previsión que maneja la dirección es que el próximo marzo se lance la nueva versión de los vehículos comerciales ligeros, que además incluirán la segunda generación de su variante electrificada.

El lavado de cara de las furgonetas que fabrica Stellantis Vigo se fue cociendo casi a la par que la del SUV. De hecho, tanto el Sistema 1 (que fabrica el 2008) como el Sistema 2 (encargado de las K9) llegaron a estar en fase de confidencialidad a la vez para evitar posibles filtraciones sobre los desarrollos técnicos y estéticos que se iban incorporando.

Balaídos fabrica cuatro siluetas de sus propias marcas (Citroën Berlingo, Peugeot Partner, Opel Combo y Fiat Doblò) y una más de Toyota (la Proace City) desde 2019 tras el acuerdo con el fabricante nipón. Las cinco cuentan con versión turismo y con motorización electrificada, cuya presentación oficial tuvo lugar en 2021 y coincidió con la visita del rey Felipe VI.

A diferencia de otros tipos de vehículos, las furgonetas tienen un ritmo de vida diferente en fábrica. Son más longevas, el cambio de una generación a otra se produce más tarde y, por lo tanto, la renovación mi-vie (a mitad de vida útil) llega más adelante.

Los modelos que se ensamblan ahora tienen cinco años de vida en fábrica

Las K9 se fabrican en Vigo desde que comenzaron en 2018 con las nuevas Berlingo y Partner, a las que más tarde se les unió la Combo tras la adquisición de Opel por parte de PSA y la Doblò el año pasado tras la fusión con FCA (con la Toyota entremedias). De esta forma, no se espera un cambio de generación hasta 2028, por lo que es ahora cuando toca el restyling. Según pudo saber FARO, los trabajos ya se encuentran muy avanzados tras el éxito de las preseries fabricadas el pasado marzo y la intención es que en un año puedan llegar al mercado, es decir, en el primer trimestre de 2024.

La transformación que sufrirán estos vehículos comerciales ligeros se extenderá también a las motorizaciones, ya que está previsto que las eK9, la versión eléctrica, den un salto de calidad como ya se hizo con el proyecto P24 (nombre interno para el Peugeot 2008), que incluyó un aumento de la autonomía.

Por el momento, y como sucede con el SUV, estas nuevas versiones se seguirán ensamblando en las mismas plataformas a la espera de que, en el futuro, Stellantis Vigo se adjudique las inversiones necesarias para hacerse con las STLA. La prioritaria, porque en tiempo es la más cercana, es la STLA Small, con el objetivo de amarrar la próxima generación del 2008. En el caso de las furgonetas, está por ver qué plataforma será necesaria, ya que hasta la fecha el grupo solo presentó de forma oficial la variante STLA Medium, asignada ya a factorías de Alemania, Francia e Italia.

Lo que sí es seguro es que a partir del 16 de septiembre la fabricación de furgonetas dará un salto con el regreso del cuarto turno, cuya contratación (de 700 personas) ya se ha completado.

Otro coche cero emisiones por menos de 25.000 euros

Las principales firmas del sector de automoción están en plena guerra por lanzar el coche eléctrico más barato posible y con el mayor rango de autonomía. La rivalidad con fabricantes como Tesla o BYD se antoja dura para los próximos años y fabricantes tradicionales buscan fórmulas para hacerles frente. Stellantis anunció hace meses el lanzamiento de un modelo de menos de 25.000 euros (el Citroën ë-C3) y ahora ha anunciado un segundo. Será un Fiat, según señaló en una entrevista el CEO de la marca, Olivier Francois, y llegará también en 2024.