BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fuerte rebote de los beneficios eleva un 36% la recaudación de Sociedades en Galicia

Las medidas de mantenimiento de rentas en pandemia, el empleo y el afloramiento de la economía sumergida impulsan un 14% los ingresos totales del “fisco” en la comunidad

El alza de beneficios eleva la recaudación del impuesto de Sociedades. FDV

El déficit conjunto del Estado, la Seguridad Social y las autonomías cerró julio alrededor de los 24.000 millones de euros, el 1,84% del Producto Interior Bruto (PIB), tras un drástico recorte anual del 58,3%. Las cuentas públicas van camino de cumplir el objetivo del 5% marcado en el Plan de Estabilidad para este 2022, a pesar de los esfuerzos presupuestarios para mitigar el golpe de la inflación y la guerra de Ucrania en la economía. Según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), las medidas aprobadas en la primera mitad del ejercicio costarán 13.061 millones de euros, un 1% del PIB, y “es muy probable que se añada alguna décima adicional” por el despliegue de las nuevas ayudas –rebaja del IVA del gas, bonos de Renfe y becas–, como recuerda Santiago Lago, economista y catedrático de la Universidade de Vigo, en el análisis “Una coyuntura fiscal al albur de la incertidumbre”, incluido en el nuevo número de los Cuadernos de Información Económica de Funcas. “El positivo e inesperado comportamiento de la recaudación tributaria –señala el director del Foro Económico de Galicia–, es lo que está permitiendo que ese impacto sobre la hacienda pública no se esté traduciendo en un empeoramiento significativo del déficit”.

La pandemia asestó un buen golpe a los ingresos fiscales en 2020, aunque, como sucedió con el empleo, la caída “se quedó claramente por debajo de la del PIB, en claro contraste con lo ocurrido en 2009” y la recuperación en 2021 y en lo que va de 2022 “implican elasticidades recaudatorias respecto al PIB muy por encima de las estimaciones históricas y entre las más altas hoy en la UE”, destaca Lago, gracias a los programas de mantenimiento de rentas (ERTE y ayudas a autónomos), los “buenos resultados” del mercado laboral “y, probablemente, la reducción de la economía sumergida por el impulso de la digitalización de los pagos y el cambio en la percepción de los agentes económicos de los riesgos y costes que supone situarse fuera de la economía declarada”.

¿Cuánto tiempo se mantendrá el tirón? “No sería recomendable ni prudente suponer que esas elasticidades extraordinariamente altas se mantendrán en el futuro inmediato”, advierte Lago. Hasta agosto, los ingresos fiscales alcanzaron los 168.800 millones de euros, un 19% más (un 18,2% descontando los efectos de calendario) que en el mismo periodo del año pasado. Las palancas del “fuerte crecimiento”, según detalla la Agencia Tributaria en el balance publicado ayer, son las mismas que funcionaron entre enero y julio –el buen comportamiento del IRPF y el IVA, principalmente–, junto a “los buenos resultados de la cuota positiva en la declaración anual del 2021 en el Impuesto sobre Sociedades”.

El intenso rebote de los beneficios empresariales a lo largo del pasado 2021 y en los primeros meses de este año elevan la recaudación del Impuesto sobre Sociedades algo más del 36% en Galicia: 536 millones de euros, unos 142,6 millones más. En términos homogéneos, la aportación del gravamen aumentó un 25,5% en el conjunto del Estado y el 46% en el caso concreto de la partida de la declaración anual que entró en agosto. “La comparación se hace frente al año 2021 que reflejaba la situación de las empresas en 2020, de ahí que fuera previsible un fuerte incremento –recuerda el fisco–. Sin embargo, el aumento experimentado en 2022 hace que los ingresos estén casi 2.200 millones por encima de los relativos al ejercicio de 2019”.

El alza del IRPF se modera por la menor creación de empleo y los salarios

Los ingresos tributarios al completo rozan los 5.670 millones de euros en Galicia en los ocho primeros meses del año, lo que supone un alza del 14%. Además del empuje de Sociedades, destaca la subida del 16% en el IRPF (2.715 millones de euros), por el dinamismo del mercado laboral. Siguen mejorando las retenciones del trabajo y actividades económicas, aunque a menor velocidad. “El dato de agosto confirma esta tendencia a la moderación que se explica, sobre todo, por la ralentización en la creación de empleo, aunque también por subidas en el salario medio y el tipo efectivo más contenidas que las que se registraron en los meses de abril y mayo”, señala la Agencia Tributaria.

El IVA arroja un incremento del 8,2%, con 2.119 millones de euros, “tanto por la mejora del consumo como por el aumento continuado de los precios”. El encarecimiento entre los Impuestos Especiales, en cambio, no se traduce en una recaudación mucho mayor –avanza un 4,2% en el Estado y cae el 20% en Galicia– por dos razones: la rebaja del tipo en el Impuesto sobre la Electricidad se come 1.308 millones de euros (y otros 1.039 millones en el IVA) y en el desembolso en el Impuesto sobre Hidrocarburos “se acentúa la tendencia a la baja”. Los “persistentes altos precios” en agosto provocaron la primera caída del consumo de gasolina desde 2018 (sin contar el periodo pandémico) y una merma del 6,6% en el diésel.

Compartir el artículo

stats