Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Asobal

El Frigoríficos se exige en defensa

Moyano trabaja con su equipo para ajustar comportamientos y blindar el 6.0 y el 5.1

Juan del Arco, uno de los hombres que debe ser clave en defensa y ataque, ante el Puente Genil. | // SANTOS ÁLVAREZ

Comenzar la casa por los cimientos, o lo que es lo mismo, blindarse en defensa. Ese es uno de los objetivos prioritarios del Frigoríficos del Morrazo en un arranque de temporada en el que suma dos puntos pero en el que también ha dejado la sensación de ser un equipo en pleno proceso de reconstrucción. Sin los automatismos de la pasada campaña, los de Nacho Moyano no han ofrecido su habitualmente consistencia y solo han rendido por momentos, sin la necesaria continuidad que requiere la competición de alto nivel.

Los 31 goles de media encajados en las dos primeras jornadas podrían ser un dato más de las dificultades de los cangueses para cerrar los caminos a su portería, pero en parte son reflejo también de las modificaciones en el reglamento, que han devenido en una mayor velocidad en el juego y, por tanto, en un mayor número de ataques por partido. De hecho, los 31 tantos recibidos por el Cangas lo sitúan en la media de la Liga Asobal, concretamente en el octavo puesto de un ranking que encabeza el Sinfín con 24 goles recibidos por partido y que cierra el Guadalajara con 38,5 en cada cita.

Moyano continúa buscando el mejor encaje de sus piezas para componer el engranaje de lo que debe ser el Frigoríficos del Morrazo. Sobre el papel el conjunto cangués no debería acusar tanto los cambios en el sistema defensivo, donde se ha mantenido el bloque con Martín y Quintas en el centro y con un especialista como Santi López. A ellos se une Chaparro –que vendría a ocupar el puesto de Asensio– y un Juan del Arco que, sobre el papel, ofrece mayores prestaciones atrás de las que daba David Iglesias. “La teoría dice que no hemos perdido potencial ahí”, admite Nacho Moyano. Es más, con Fodorean se gana un hombre más para la rotación, si bien el rumano tampoco es un especialista en defensa.

Pero la suma de las habilidades individuales no siempre ofrece el mismo resultado en conjunto. Los aficionados podían recitar de memoria al Cangas del año pasado, con Quintas y Martín en el centro y Santi y David Iglesias en los laterales. Asensio daba relevo a uno de los centrales y Brais lo hacía con David, con una presencia residual de Aizen o Gayo atrás. Este año Moyano aún no ha dado con la tecla. Ha probado indistintamente con Quintas, Martín y Chaparro –al que penaliza su tardía incorporación a la pretemporada– e incluso frente al Bidasoa partió con Fodorean como uno de los ejes defensivos del 6.0. Tampoco está luciendo el trabajo de anticipación de los exteriores, donde brillaba el ahora jugador del Stuttgart Dani Fernández.

El 5.1 sirvió como solución durante muchos minutos en Artaleku, aunque ahí Mario Dorado aún está en pleno proceso de aprendizaje. Dani Fernández era una garantía y el sevillano una buena apuesta pues tiene piernas y condiciones antropométricas para hacer un notable avanzado. Pero nuevamente es una cuestión de ajustar, de conocerse y de interiorizar comportamientos. Y ahí la única solución (además, evidentemente, del trabajo) es tiempo.

Díaz, autor de la mejor parada de la jornada

El Frigoríficos ya vuelve a estar en las listas de los más destacados de la jornada a pesar de su clara derrota el pasado fin de semana ante el Bidasoa. En esta ocasión ha sido el portero Javi Díaz el que se ha aupado al ranking de los porteros de la semana con la mejor parada de la segunda jornada del campeonato. El rosaleiro, uno de los jugadores que ofreció un nivel más aceptable en Irún, protagonizó una excelente intervención al sacarle con una mano arriba un contragolpe a Julen Múgica. Su intervención se situó por encima de las de Mohamed Aly (Sinfín) y Roberto Rodríguez (Benidorm), que completaron el podio de la jornada.

También entre los mejores goles del pasado fin de semana se ha colado uno del Frigoríficos del Morrazo. El autor del mismo fue el pivote Alberto Martín en una de las primeras acciones del segundo tiempo en Artaleku, que supuso elevar el 18-15 al electrónico. Con todo, la elección del gol obedece no tanto a la buena ejecución del internacional madrileño como al excelente pase que le ofrece Juan del Arco, prácticamente sin mirar al receptor. Fue el quinto mejor tanto de una jornada en la que el más valorado fue el de Ander Ugarte precisamente ante el Cangas en una jugada en la que se lanza al suelo a por un balón casi imposible. Estos dos reconocimientos se unen al que ya en la primera jornada recibió Mario Dorado, con ocho tantos que le permitieron entrar en el siete ideal como el mejor extremo izquierdo.

Compartir el artículo

stats