Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

La falta de fortuna se ensaña con el Frigoríficos

Quintas agarra a Rivero en una acción defensiva del duelo de ayer ante el Logroño. | // JUANJO ACOBI/BM LOGROÑO

Sinfín, Ademar León y ahora Logroño. El Frigoríficos del Morrazo echó el cierre a la temporada en la Liga Sacyr Asobal con una derrota ante el cuadro riojano (31-30) en la que volvió a demostrar que continúa reñido con la diosa fortuna. Los cangueses encajaron su tercera derrota consecutiva por la mínima y despiden el año en una decimosegunda posición que no hace justicia al gran año protagonizado por los hombres de Nacho Moyano. Pero si el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, el Cangas ha despedido la campaña dando un máster de humanidad.

El cuadro de O Morrazo volvió a recibir el más cruel de los castigos en un partido en el que fue capaz de levantar seis goles en contra a base de fe, coraje y actitud defensiva. Pero la combinación de estos elementos no fue suficiente ante la falta de frescura en las dos acciones finales. En la primera los visitantes no supieron encontrar una buena posición y Brais tuvo que lanzar de forma forzada. En la siguiente, los riojanos conectaron con Cadarso, que convirtió el gol del triunfo de los suyos a falta de tan solo cuatro segundos.

David Iglesias con su MVP del mes de mayo.  // JUANJO ACOBI/BM LOGROÑO

David Iglesias con su MVP del mes de mayo. // JUANJO ACOBI/BM LOGROÑO

Fue el inesperado final a un encuentro extraño, en el que el dominio local se vio contrarrestado por un Cangas que no le perdió la cara al choque en ningún momento, y que confió siempre en sus posibilidades. Pero sin premio.

El Frigoríficos llegaba muy mermado al último duelo liguero. Sin los lesionados Salgado y Gayo y con un Santi López que forzó para poder jugar a pesar de no encontrarse en las mejores condiciones. Encima, los colegiados dejaron muy claro desde el principio sus intenciones. Quintas era excluido por un agarrón a los 32 segundos –similar a los que eran sancionados con amarilla en el otro área– y en la siguiente acción un manotazo en la cara a Aizen de El Korchi no merecía ni tan siquiera una amonestación. Con dos exclusiones en menos de cuatro minutos el Cangas llegó a dominar (3-4) en lo que fue un espejismo.

El conunto cangués cierra el campeonato en Logroño con su tercera derrota consecutiva por la mínima

decoration

Y es que defensivamente las concesiones de los de O Morrazo fueron notables. Los visitantes realizaron un repliegue muy deficiente e hicieron aguas en la defensa a Moreira, que campó a sus anchas en los seis metros. Así las cosas el Logroño se hizo con el mando (9-5, minuto 12, con tiempo de Moyano). El Cangas, que acumulaba pérdidas absurdas de balón, se puso las pilas ofensivamente, pero siguió estando timorato atrás, lo que tan solo le permitió recortar hasta los dos goles (13-11, 14-12). Luego, una exclusión a Martín permitió a los locales anotar un parcial de 4-0 e irse a vestuarios con su máxima ventaja (20-14).

Carles Asensio lanza a puerta en una jugada del choque entre Logroño y Frigoríficos del Morrazo. Juanjo Acobi/BM Logroño

En la reanudación el panorama cambió. Moyano situó bajo palos a un acertado Forns y el Cangas se puso a defender. Primero recortó (22-19, minuto 34) y luego hizo la goma (24-19), pero ya estaba en partido (25-23, minuto 44, con tiempo de Miguel Ángel Velasco). Era remar y remar pero el puerto parecía lejos. Así que con 30-26 y seis minutos por delante Moyano apeló a la épica y abrió su defensa. En un visto y no visto el Cangas anotó un parcial de 0-4 e igualó el choque (30-30).

Quedaba por delante minuto y medio. El Logroño falló su ataque pero sacaba la exclusión de Asensio. Y en inferioridad el ataque del Frigoríficos estuvo muy espeso, forzando a Brais a lanzar un tiro que fue blocado y tocado por Jorge Pérez. El resto ya es historia. El balón llegó a David Cadarso y este ejecutó a un Cangas que cierra de manera amarga una temporada para recordar.

Ficha técnica:

Logroño La Rioja: 31

Markelau; Rivero (4), Rubiño (2,2p), El Korchi, Serradilla (4), Moreira (7) y Cadarso (2) –siete inicial– Jorge Pérez (ps), Kisseleve (1), Casado (7), Lamine (1), Dorado (2), Goñi y Javi Rodríguez (1).

Frigoríficos del Morrazo: 30

Javi Díaz; Dani Fernández (4, 1p), Quintas, David Iglesias (8), Martín (1), Jenilson (5) y Santi López (2) –siete inicial– Forns (ps), Aizen (2), Asensio (4), Menduiña (2), Brais, Rubén y Moisés (2,2p).

Marcador cada cinco minutos: 3-2; 6-4; 11-6; 12-9; 16-12; 20-14 (descanso); 23-19; 24-20; 26-24; 28-25; 30-27; y 31-30 (final). Árbitros: Macías de Paz y Ruiz Vergara (Andalucía). Muy mal. Excluyeron al local Serradilla (2) y a los visitantes Martín (2), Jenilson (2), Quintas y Asensio.

Compartir el artículo

stats