El alcalde Xoán Castaño busca a los dueños de más de 1.200 fincas abandonadas en Catoira

El Ayuntamiento procederá a la limpieza de la biomasa y luego repercutirá también el elevado coste de la actuación ELa mayor parte de los afectados son “desconocidos”

Una ruta de senderismo por los montes de Catoira. |   // FARO

Una ruta de senderismo por los montes de Catoira. | // FARO / A.Touriño

Antonio Touriño

Antonio Touriño

El abandono de las fincas en Catoira es altamente preocupante, un verdadero polvorín de difícil contención a tenor del gigantesco listado de propiedades a las que se exige la inmediata limpieza bajo apercibimento de sanciones que van desde los mil a los cien mil euros.

El alcalde nacionalista Xoán Castaño firma la resolución en la que comunica que se procederá de oficio a la limpieza de más de 1.200 parcelas si en el plazo de quince días sus propietarios no se han hecho cargo de los trabajos.

En ese caso, el Ayuntamiento afrontará el coste que repercutirá luego en los propietarios, si no son localizados ya que en la remesa del Diario Oficial de Galicia se subraya que todos ellos son “desconocidos”.

Lo cierto es que los trabajos en absoluto son económicos pues dependiendo de la parroquia, la orografía o la dificultad de acceso, la limpieza por hectárea oscila entre los 874 euros la más barata a los 3.545 de las zonas de mayor coste, por lo que se dan casos en los que la limpieza de una sola parcela puede llegar a alcanzar los 4.470 euros, según se explica en la resolución oficial.

Las fincas se encuentran en todas las parroquias de la localidad, desde Dimo a Abalo, pasando por Oeste y Catoira, por lo que una enorme proporción de vecinos del municipio vikingo están afectados por esta orden municipal, cuya finalidad última es prevenir los incendios forestales una vez que llegue la estación seca.

El alcalde Castaño la dictó a principios del mes de noviembre, cumpliendo así con los mandatos de la Ley de 2007 de prevención de incendios forestales, que establece la obligatoriedad de todos los propietarios de mantener en las debidas condiciones sus fincas y terrenos agrícolas, forestales y de influencia forestal, según se explica en la resolución.

El Ayuntamiento de Catoira advierte a los propietarios que además del coste de la limpieza que tenga que soportar la Administración local se impondrá una sanción que se graduará monetariamente en función de si se trata de una falta leve, grave o muy grave pudiendo alcanzar, como quedó dicho, los cien mil euros.

Además, el Concello se reserva la posibilidad del decomiso de las especies arbóreas que sea necesario retirar durante la intervención de la empresa que se contrate para la limpieza de los montes de la localidad.

En el listado de fincas de propietario desconocido se observa el enorme minifundismo de la localidad y de hecho se establece que existen franjas cuya limpieza tiene un coste mínimo de algo más de dos euros, si bien el promedio de los trabajos es de unos 150 por propietario ya que son pequeñas extensiones de terreno.

La Administración local requiere a todos los propietarios de las fincas afectadas, cuya ubicación figura en el expediente, a que actúen con la mayor diligencia y eliminen la biomasa sobrante, por lo que deberán ponerse en contacto con el Ayuntamiento de forma oficial para evitar la actuación de oficio.

Las labores más costosas se efectuarán en dos terrenos de 1,26 hectáreas uno y otro de 0,62, cuya limpieza alcanza los 4.470 euros y los 2.212, respectivamente.