Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector del mar busca una alianza con partidos y sindicatos

Cambados Pode pide apoyo a PP y BNG para forzar un pleno extraordinario urgente

La zona en la que se asientan las depuradoras de Tragove. | // NOÉ PARGA

El sector mar-industria intensifica su frente común ante Costas del Estado, tratando de evitar que este departamento amenace e incluso hipoteque el futuro de tres de sus depuradoras, asentadas en Tragove.

Un futuro que, por la misma razón, también estaría en el aire para la plaza de abastos, la estación de autobuses, el centro de salud y varios establecimientos comerciales de Cambados.

Es por ello que el siguiente paso de productores, depuradores, comercializadores y transformadores de los productos del mar es cerrar filas con todos los grupos políticos y sindicatos.

De ahí que hayan sido convocados para participar en una reunión “en la que compartir nuestras inquietudes y determinar las acciones a desplegar en defensa de nuestros legítimos intereses”, ahora que se sabe de la existencia de un informe de Costas que apuesta por “despejar” el Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT).

De ahí la preocupación de los convocantes de este encuentro multilateral urgente, como son la Asociación Gallega de Depuradores de Moluscos (Agade), la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco), la asociación de bateeiros San Saturniño y la cofradía de pescadores de Cambados.

Son estas entidades las que, ante el temor a que Costas acabe con las concesiones existentes en la actualidad en el DPMT, se dirigen a los grupos municipales del BNG, Cambados Pode, PP, PSOE y Somos Cambados, así como a los sindicatos CIG, UGT y CC OO, para recabar su firme apoyo.

Los citan para mañana, a las seis de la tarde, en la casa consistorial cambadesa. Y les anticipan ya que “la posición adoptada por Costas no respeta a las empresas depuradoras” y constituye “una seria amenaza para la continuidad de todo el tejido socioeconómico ligado al complejo mar-industria alimentario cambadés”.

En ese encuentro, el propio sector incidirá en el contenido de la moción presentada hace días para su debate en el pleno de la Corporación.

Una iniciativa, por cierto, que debe ser tratada “con la máxima urgencia”. De ahí que la oposición municipal inste al alcalde, Samuel Lago, a convocar de inmediato una sesión extraordinaria en la que tomar el acuerdo de respaldar “la continuidad de las depuradoras de Tragove en las ubicaciones del puerto”, ya que, aduce el sector, están en juego alrededor de trescientos empleos directos.

Cambados Pode

Cambados Pode también ha querido dar un paso en esta dirección, y dado que con un solo representante electo no tiene capacidad para forzar la convocatoria del pleno extraordinario, apela al BNG y al PP para que se sumen a la causa y se presten a demandarlo de forma conjunta.

José Ramón Abal, el portavoz de la plataforma vecinal, lo considera tan necesario como urgente, ya que “la situación de incertidumbre que atraviesa el sector mar-industria es gravísima y requiere de unidad política”.

En este sentido, lamenta que desde que se desató esta crisis “hay partidos políticos que aún no se posicionaron públicamente”. Esto, a juicio de Abal, hace aún más necesario el pleno, “para que todos podamos apoyar sin fisuras a un sector vital para nuestro pueblo”.

La situación de incertidumbre que atraviesa el sector mar-industria es gravísima y requiere de unidad política

José Ramón Abal - Portavoz de Cambados Pode

decoration

Se haría, como queda dicho, a través de la moción presentada por el propio sector, la cual está avalada por entidades como la Federación Galega de Confrarías de Pescadores, Federación de Mexilloeiros (Femex), Clúster de Acuicultura, Apromar, Anfaco y Agade.

En la misma se incide en “la trascendencia crucial” que tiene en la economía cambadesa, comarcal y gallega el sector mar industria. Y, particularmente, reivindica la relevancia de depuradores de moluscos como la de Tragove y de los productores, es decir, bateeiros, pescadores y mariscadores.

El texto dispositivo de la moción busca una rectificación del Gobierno del Estado y, muy especialmente, reclama al Ministerio para la Transición Ecológica “que tome conciencia de la realidad y reconozca y ampare la legítima competencia de la Xunta de Galicia para la ordenación del espacio portuario, de conformidad con la legislación autonómica en vigor”.

Las competencias de la Xunta a través de Portos

En relación con esto, los ponentes argumentan que “los puertos de Galicia de titularidad autonómica y los bienes de dominio público marítimo terrestre que forman parte de los mismos fueron transferidos y adscritos a la Xunta”.

De ahí que el ente público Portos de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar, tenga competencias en materia de ordenación portuaria para, por ejemplo, diseñar el Plan Especial de Ordenación del Puerto de Santo Tomé-Tragove. El mismo que permitirá la construcción de la nueva y ansiada plaza de abastos cambadesa.

Las depuradoras desarrollan una actividad industrial y alimentaria estrechamente vinculada a la actividad del puerto de Cambados, integrándose en el espacio en el que se lleva a cabo la descarga de moluscos que son objeto inmediato de su depuración

decoration

El problema surge cuando Costas del Estado emite un informe en el que cuestiona ese plan y condiciona el futuro no solo de tres de las depuradoras de moluscos más antiguas de Galicia, sino también el de la plaza de abastos, el centro de salud, la estación de autobuses y otras instalaciones de carácter público y privado asentadas en dominio marítimo terrestre.

El entorno de la plaza de abastos. Noe Parga

Es decir, que las competencias de la Xunta pueden verse “invadidas” con el informe de Costas del Estado. De ahí “la enorme alarma generada en el pueblo de Cambados y en el sector mar industria gallego en su totalidad”, aseguran depuradores, cocederos, conserveras, cofradía y productores.

Plan Especial de Ordenación del Puerto de Santo Tomé -Tragove

En definitiva, que, “convencido de la estricta legalidad de las previsiones del Plan Especial de Ordenación del Puerto de Santo Tomé -Tragove”, el sector pide a la Corporación cambadesa que lo respalde sin fisuras.

Y parece que así será, ya que el propio alcalde, Samuel Lago, considera que se arropará la moción por unanimidad.

No es una opción aceptable mantener ‘sine die’ el puerto de Tragove sin aprobar su correspondiente Plan Especial, ya que éste constituye un elemento esencial para la regulación del desarrollo y adaptación de las actuales instalaciones

decoration

Juega a favor de los empresarios, según destaca la Asociación Gallega de Depuradores de Moluscos (Agade), que “las depuradoras aludidas en el informe de Costas son empresas pacíficamente asentadas desde hace décadas en sus actuales ubicaciones, en uso de sus derechos concesionales y con ejemplar cumplimiento de sus deberes”.

Amén de ser “portadoras de una honda tradición cambadesa, sustento durante décadas de muchas familias del pueblo y la comarca que han planificado sus vidas en torno al trabajo generado por un sector tan emblemático y fuertemente enraizado como el nuestro”.

Tráfico portuario

Depuradoras, dicho sea de paso, que “desarrollan una actividad industrial y alimentaria estrechamente vinculada a la actividad del puerto de Cambados, integrándose en el espacio en el que se lleva a cabo la descarga de moluscos que son objeto inmediato de su depuración, lo cual acredita su intrínseca relación con el tráfico portuario”.

Dicho de otro modo, que, para manipular la almeja, berberecho, mejillones y demás moluscos lo mejor es hacerlo lo más cerca posible del mar y de las zonas de descarga, como puertos y lonjas. No en algún polígono industrial tierra adentro, que es lo que parece desprenderse de los informes emitidos por Costas.

La aprobación del Plan Especial redundará en el fortalecimiento de la seguridad jurídica de las empresas, indispensable para acometer las inversiones que requiere la competitividad y supervivencia

Confederación Mar Industria

decoration

“En este contexto -sostienen los damnificados- tampoco resulta una opción aceptable mantener ‘sine die’ el puerto de Tragove sin aprobar su correspondiente Plan Especial, ya que éste constituye un elemento esencial para la regulación del desarrollo y adaptación de las actuales instalaciones de las depuradoras a las distintas necesidades que se vayan planteando, tanto desde el punto de vista productivo, como de los cada vez más rigurosos requerimientos sanitarios y medioambientales exigibles”.

Sin olvidar que “la aprobación del Plan Especial redundará en el fortalecimiento de la seguridad jurídica de las empresas, indispensable para acometer las inversiones que requiere la competitividad y supervivencia de las mismas en un entorno económico cada vez más difícil”, aseveran Agade, Anfaco, Femex, Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar) y demás colectivos.

Depuradoras asentadas en Tragove. Noe Parga

Los mismos que insisten una y otra vez en “la conexión de las depuradoras con la actividad y finalidad del puerto”, al igual que en “el carácter tradicional de la acuicultura y el marisqueo en la ría de Arousa”.

Argumentos a los que Agade suma que el sector mar-industria es “crucial para la comarca”, su “ineludible necesidad de ubicarse en la costa” y la “antigüedad y arraigo local de las depuradoras”.

Todo ello “factores que justifican y legitiman la asignación de usos y ubicaciones que se establecen en el proyecto de Plan Especial de Ordenación del Puerto” diseñado por la Xunta y cuestionado por el Estado.

Tribuna Libre


Pepe Daporta (*): ¡En interés de quién!


El departamento de la vicepresidenta tercera y ministra Teresa Ribera considera que las depuradoras de moluscos tienen que justificar de una manera técnica que debemos seguir en la línea de costa.

Eso es como pedir a los pájaros que demuestren la necesidad que tienen de volar, ya que existen aves que no vuelan, y por lo tanto considerar que todas podrían sobrevivir caminando perfectamente.

Nosotros lo que podemos, es demostrar que somos un proyecto de vida que data de antes de que la ministra naciera, que dio y sigue dando trabajo, sobre todo a mujeres, durante tres generaciones.

Que somos parte de la cultura de Galicia y de Cambados, especialmente. Que no entendemos la vida si no es pegados al mar y con los pies mojados y que esto le dio y le da sentido a la gran mayoría de las personas que viven en este pueblo.

Este pueblo que, como toda la costa en Galicia, es mar y tierra, por eso huele a salitre y a tierra húmeda. Y esas dos realidades le quitaron el hambre a todos, por lo que ese es y será nuestro proyecto.

¿Conoce alguno mejor? Lo siento, no le puedo hacer un proyecto a su gusto para justificarlo. O lo entiende o no lo entiende. Aquí no se le pide a nadie que lo entienda sino que nos respete y respete lo nuestro.

La realidad y la historia son simples. En los años 50 del siglo pasado, compramos un terreno pegado al mar, literalmente dentro del mar, una isla, porque no había posibilidad, por mínima que fuera, de instalarse fuera de la costa. Estando entre los pioneros del desarrollo del sector mar -industria de Galicia.

Hoy, algunas lo cuestionan y además, cuestionan que seamos compatibles con los usos portuarios. Pero la realidad es que tuvimos que construir un puerto y otras infraestructuras imprescindibles para los suministros de la depuradora y para poder emprender el camino de lo que es hoy parte esencial de Galicia.

¡Escuche! ¡Tuvimos que construirnos un muelle! Es a través de ese muelle, y por supuesto, por barco, por donde desembarcan los mejillones, ostras, vieiras y demás productos que llegan a diario directamente de las bateas. Esto sucedió muchas décadas antes de que construyeran el puerto de Tragove, y aunque seguimos suministrándonos de los productos de la acuicultura por el antiguo muelle, hoy en día prácticamente todo llega al puerto de Tragove.


Somos puerto

¡Nosotros somos puerto! Nosotros, las empresas, creamos puerto. El puerto no nos creó a nosotros. ¿Cómo se pueden justificar los intereses portuarios de todos los puertos españoles con sus locales de ocio, edificios administrativos y con cientos de negocios que no tienen absolutamente nada que ver, no solo con los puertos, sino con el mar, y no entender los nuestros?

Sucede que en cada uno de los puertos repartidos por toda la costa de Galicia, en cada pueblo, en cada esquina. Cientos de negocios, de empresas, miles de puestos de trabajo, miles de millones de euros invertidos y generados, conviven y dan vida a los puertos y a los que viven del mar.


¡Se está cuestionando a Galicia!

Queremos ordenar, ordenemos, pero debe hablar Galicia y no Moncloa. ¿Quién entiende que con las competencias transferidas a Galicia se cuestione la autoridad del gobierno gallego? ¡Se está cuestionando a Galicia!

¿Por qué en dos puertos separados por unos metros, unos puedan instalar cualquier tipo de empresa que no tenga nada que ver con el mar o con los intereses portuarios y sus vecinos, de ninguna manera?

¿Quién entiende que se justifique que no todos somos iguales en el trato de la ley? ¿El interés general? ¿El de quién?

Muchas personas piensan que Cambados está siendo sometido a un experimento. Que se juega con nuestra identidad a manos de personas que trazan líneas en planos que se extienden en mesas de Madrid y que intentan justificar un interés que no existe para desarraigarnos de nuestra cultura.

¡Continuará! Continuará con los puertos vecinos de Cambados y de toda Galicia si se lo permitimos.


(*) Pepe Daporta es un conocido empresario de Cambados. Fue presidente de la Asociación Gallega de Depuradores de Moluscos (Agade).

Compartir el artículo

stats