Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "mirlo blanco" es Diego Portela

El PP espera que este empresario de éxito acceda a liderar al partido

Diego Portela (1º por la izquierda) cuando se presentó, hace una década, la Liga Gallega de Traineras. En el centro, el alcalde José Cacabelos. FdV

Diego Portela ya ha sido formalmente contactado por la cúpula del Partido Popular de Galicia (PPdeG). Quieren que sea el nuevo jefe de filas de la formación en O Grove y que, como alcaldable, haga resurgir a esta formación de sus cenizas.

Se trata del “mirlo blanco” del que habla FARO DE VIGO desde hace semanas, después de que algunos barones populares decidieran airear su enfado y decir “basta”, exigiendo el relevo urgente de Beatriz Castro y su equipo.

Después de que ella misma anunciara oficialmente que se apartará de la primera línea política en cuanto finalice el mandato, confirmando, también, lo adelantado por este periódico y que lo había decidido mucho antes de que se lo pidieran, es momento de convencer al nuevo alcaldable.

Casado, de 45 años –cumple 46 en mayo– y padre de tres hijos –un adolescente y dos niñas–, Diego Portela responde al perfil que los conservadores desean, el de “joven, con carisma y sobradamente preparado”.

Diego Portela, con su esposa y sus hijos, cuando en agosto de 2020 botó el barco auxiliar de acuicultura "Jocar". Gustavo Santos

Además, su irrupción en política representaría el “soplo de aire fresco” que muchos anhelan, ya que cada vez son más los militantes, simpatizantes y vecinos en general que creen que el PP meco necesita “una renovación total”.

Más aún después de lo explicado ayer por este periódico, cuando se mostró la foto de la última reunión de los pesos pesados de esta formación y quedó claro que “son los mismos de siempre”.

Una foto con mucha historia que contar. Esta imagen fue tomada en la sede del PP hace un par de semanas, cuando Alfonso Rueda, el presidente provincial del partido, acudió a O Grove para pedir calma. La imagen tiene mucha miga, tanto al fondo como en primera fila. Detrás, junto a Beatriz Castro y Rueda, aparecen el exalcalde Miguel Pérez, además de los concejales Víctor Otero y Martín Rivera, que parecen predestinados a seguir los pasos de su jefa de filas cuando se marche. También exediles como Fernando Meis, el siempre aspirante a todo en el PP meco. También Manuel Benavides, un histórico independiente de AVI que hace años presionó, y mucho, cuando él y su gente se integraron en las filas conservadoras. Delante, el núcleo duro de la comunidad de montes de San Vicente, con los expresidentes Jesús Otero Pombo y Manuel Ochoa. Así como el presidente actual, Manuel Castro, que es padre de la aún líder popular. Lo que ocurre es que en el seno del partido son muchos los que interpretan esa imagen como una prueba esclarecedora de que “el relevo generacional está muy lejos” y que las caras de sus dirigentes son siempre las mismas, por mucho que ahora porten mascarilla. FdV

Es decir, los mismos que “llevaron al partido a la preocupante situación en la que se encuentra ahora”, confiesan algunos de los barones, estos dispuestos a apartarse si se lo piden.

“Es el candidato que necesitamos; la esperanza que nos queda”

Cuando se les pregunta por Diego Portela no reparan en elogios y sentencian: “Es el candidato que necesitamos; la esperanza que nos queda”.

Diego Portela, en sus tiempos como remero, entrenador y directivo de Amegrove Club de Remo. FdV

Lo mismo que piensan en la cúpula conservadora provincial e históricos del partido en la villa meca que, como el exalcalde Miguel Pérez, aportaron su pequeño grano de arena en las últimas semanas para encontrar al deseado “mirlo blanco”.

Pero Portela aún no ha dicho que sí. Cuando es preguntado a este respecto prefiere guardar silencio y se niega a responder a las preguntas sobre su entrada en política.

Sin embargo, FARO DE VIGO ha podido saber que la oferta del PPdeG para que se haga cargo de la formación en O Grove es firme y decidida.

Un reto que le apasionaría

Y Diego Portela no podrá negar que siempre le ha gustado hacer cosas por su pueblo, como lo demostró como remero, entrenador y directivo del club Amegrove, en la comisión de fiestas del Carmen y de otras muchas formas.

Ahora tiene la oportunidad de trabajar por O Grove desde la Corporación, liderando un partido político con el que siempre simpatizó, y quienes lo conocen bien saben que no le desagrada la idea. Es más, le apasiona. Sobre todo pensando en que puede convertirse en alcalde. Pero, hay que insistir, aún no ha respondido.

Imagen de archivo en la que se ve a Diego Portela (3º derecha) representando a la comisión de fiestas del Carmen. FdV

Dicho de otro modo, que este bateeiro de profesión lo tiene casi todo a su favor para liderar a los conservadores, por mucho que sus múltiples ocupaciones laborales y familiares le hagan meditarlo tanto.

Alguna piedra en el camino, pero fácilmente superable

El único impedimento o escollo, que es del todo salvable, puede llegarle de la presión que ejercen algunas “viejas glorias” del PP, ya venidas a menos, que prefieren a “uno de los suyos” al frente del partido. Y, a poder ser, alguien manejable, para así hacer y deshacer a su antojo.

Es tal esa presión en ese sentido que algunos llegan a plantear que Portela se presente como número 2, “para irse rodando”.

No cedería a presiones

Algo que, desde luego, el empresario no aceptaría jamás, ya que no es de los que se dejan amilanar.

Muy por el contrario, cuando toma una decisión lo hace con todas las consecuencias, pese a quién pese. De ahí su éxito empresarial, tanto en el sector acuícola como en el hostelero, en el mundo de las verbenas (tiene una orquesta) e incluso en el ámbito de la comercialización y distribución de productos del mar.

Diego Portela.

Diego Portela.

Esto es tanto como decir que si Diego Portela se decide a dar el salto a la política será para liderar un proyecto ambicioso que empezaría por renovar por completo el partido.

Aunque no será fácil; ni para él ni para nadie, ya que las diferentes corrientes internas del PP meco siguen claramente enfrentadas.

Como se vio en la segunda mitad del liderazgo de Miguel Pérez, se constató cuando llegó Beatriz Castro para ocupar su puesto y como sigue apreciándose en la actualidad.

Diego Portela, cuando era presidente de la asociación Liga Noroeste de Traineras, presentando la temporada en O Corgo.

Diego Portela, cuando era presidente de la asociación Liga Noroeste de Traineras, presentando la temporada en O Corgo. FdV

Pero “Diego Portela puede hacerlo”, sostienen las fuentes del partido consultadas cuando confirman estos extremos y destacan que este “mirlo blanco” tiene el visto bueno de la ejecutiva provincial y, particularmente, el de su presidente, Alfonso Rueda, quien hace unos días estuvo en O Grove para pedir “calma” a los militantes.

Ya entonces tenía en mente a Diego Portela como posible relevo de Beatriz Castro, aunque también Rueda prefiere evitar hablar de ello y no lo confirma aún, a la espera de que el elegido dé su visto bueno.

Porque, hay que repetir por tercera vez, aún no dio el sí quiero que muchos en el PP desean y que los hace soñar de nuevo con la posibilidad de arrebatar la mayoría absoluta al socialista José Cacabelos y, de paso, recuperar la Alcaldía.

Compartir el artículo

stats