Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manuel Charlín murió con medio centenar de asuntos pendientes con la Justicia

Un grupo de periodistas intentan hablar con Manuel Charlín tras una declaración judicial, en Vigo en 2018. | // MARTA G.BREA

Manuel Charlín Gama, el histórico narcotraficante de Vilanova fallecido la tarde de Nochevieja a consecuencia de un accidente doméstico, tenía en torno a medio centenar de asuntos pendientes con la Justicia. Entre estos, figuran algunos de mucho calado, como el juicio por blanqueo de capitales que se va a celebrar en la Audiencia Nacional, y otros de menor pena potencial, como son las causas por conducir sin carné o la resolución de unas denuncias por presunto allanamiento de morada.

Charlín Gama, apodado “El Viejo” o “El Patriarca”, falleció el pasado viernes en su casa de Cálago (Vilanova) tras sufrir una caída doméstica y golpearse en la cabeza. El jefe intelectual del denominado “clan de los Charlines” fue condenado por blanqueo de dinero y narcotráfico entre finales de los 90 y principios de los 2000, pero tras su licenciamiento penitenciario, a mediados de julio de 2010, siguió engrosando su expediente policial y judicial con más presuntos delitos.

En los últimos meses, Manuel Charlín recibió la atención mediática después de que agentes de la Policía Local de Vilanova le sorprendiesen conduciendo un vehículo a motor presuntamente con el carné retirado. En 2018 ya había sido denunciado por el mismo motivo, y estaba a la espera de que se resolviesen ambas causas penales.

El fiscal le pedía ocho años de cárcel y una multa de 120 millones de euros por su presunta participación en una trama de lavado de dinero

decoration

En una ocasión anterior, el hombre también fue sorprendido al volante sin el permiso de conducir, y en esa ocasión el escarmiento que le impuso el juez fue el de realizar trabajos en beneficio de la comunidad. Le encomendaron la vigilancia de las concesiones marisqueras, para evitar la presencia de furtivos, pero fuentes consultadas indican que ya fuese por su avanzada edad -murió con 89 años- o por otros motivos, cumplió la pena de un modo bastante laxo.

También estaba activa la causa por el supuesto abuso sexual cometido sobre una menor de edad en octubre de 2011. A pesar del tiempo transcurrido, aún no se celebró el juicio.

Fuentes consultadas manifiestan que la Justicia también está pendiente de fallar sobre unos presuntos casos de allanamiento de morada, que habría cometido en pisos de su propiedad para reclamar el pago del alquiler a las personas que los tenían alquilados.

Blanqueo de dinero

Uno de los asuntos más delicados a los que se enfrentaba Charlín era el juicio por presunto blanqueo que va a celebrar la Audiencia Nacional contra varios miembros de su familia. El “Patriarca” figuraba en lo más alto de la supuesta pirámide delictiva, y el fiscal pedía para él ocho años de cárcel y una multa de 12 millones de euros. También figuran procesados personas de la segunda y la tercera generación.

La Audiencia Nacional no desveló ayer cuándo se celebrará este juicio, que ya va con retraso, teniendo en cuenta que la calificación del Ministerio Fiscal es de enero de hace un año. Cuando sea la vista oral, se dará por concluida una investigación que estalló en el verano de 2010 -apenas unos días después de la excarcelación de Charlín-, y que fue bautizada con el nombre de “Repesca”.

El objetivo de esta operación era desbaratar el entramado financiero y el patrimonio que la familia Charlín había sido capaz de ocultar a los ojos del Estado en la primera condena por blanqueo, que data de 2003 (se hizo firme en 2007), pero que se había iniciado casi una década antes.

Así las cosas, la Justicia empezará a partir de ahora a archivar decenas de causas en las que el “Patriarca” figuraba como único procesado. Sí se mantendrán activas aquellas otras en las que presuntamente cometió los delitos en colaboración con otras personas. Del mismo modo, hay asuntos que podrían reactivarse en los próximos meses, como es el caso de la subasta de la casa de Cálago.

Compartir el artículo

stats