Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La delfín que perdió su cría en Combarro vuelve a ser madre

La cría avistada por el BDRI junto a su madre. BDRI

Conocida como “M8”, la hembra de delfín mular que en agosto de 2020 había sido observada arrastrando el cuerpo de su cría muerta en la ría de Pontevedra, en aguas de Combarro, ha vuelto a ser madre.

Así lo confirma el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI), con base en O Grove, después de que sus biólogos la localizaran nadando junto a un ejemplar de solo dos o tres semanas de vida “que aparenta buen estado de salud”.

A lo que añade que la cría fue vista “nadando y saltando vigorosamente” junto a su orgullosa y ya recuperada madre.

El caso de “M8” salió a la luz cuando FARO DE VIGO se hizo eco de las desgarradoras imágenes que mostraban a aquella desconsolada madre intentando mantener a flote un cachorro que, se cree, había sido víctima de uno de los pocos casos de infanticidio entre delfines que han podido ser documentados por la comunidad científica.

El desesperado intento de una madre por salvar a su cría de delfín en Galicia CRUCEROS PELEGRIN

“No se pudo confirmar al no recuperarse el cuerpo, pero lo sospechamos desde un primer momento, y ahora, dado que ha tenido un cachorro después de solo doce meses, yo diría que todo apunta a ello”, reflexiona Bruno Díaz, el director del BDRI.

Se basa en que “son numerosos los estudios, incluidos los nuestros, que avalan esta teoría de selección sexual, en la que los machos matan a la cría a los pocos días de nacer para poder modificar el ciclo reproductivo de la hembra”.

42

El estudio de los delfines genera refrescantes imágenes Manuel Méndez

Casos de infanticidio en Brasil, Japón y el Índico

Y las suyas no son valoraciones carentes de rigor, ni mucho menos. Baste decir que Bruno Díaz atesora enorme experiencia en la materia e incluso ha revisado situaciones parecidas y estudios similares a los suyos desarrollados en Brasil, con delfines de río, en Japón, con otras especies similares al arroaz, e incluso en el Índico, “por lo que estamos familiarizados con el tema”, sentencia.

Puede recordarse que la arroaz en cuestión se resignaba a perder a su cría y durante varias jornadas permaneció al lado del cadáver, siendo ésta una muestra de duelo que presenciaron decenas de vecinos y turistas, algunos de ellos a bordo de embarcaciones de recreo.

"Infanticidio" en el mundo de los delfines en Arousa BDRI

En la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos M a r i n o s (Cemma), encargada de la Red de Varamientos de Galicia, explicaron entonces que en un primer momento habían intentado recoger al cachorro para llevarlo a tierra y practicarle la necropsia, “pero no pudimos sacarlo del agua porque la madre se enfadó, nos lo quitó y siguió empujándolo hacia el medio de la ría”, indicaban en la entidad.

Las mismas fuentes explicaban que era “una cría de solo unas semanas de vida, puede que solo unos días”, cuando resultan “muy vulnerables y pueden morir por causas naturales” o por el impacto con embarcaciones.

Luis Vaamonde y Paula González, que habían presenciado aquella escena, explicaban a FARO que “se trataba de una cría de delfín muerta que flotaba boca arriba y había un delfín adulto que emergía una y otra vez usando su hocico para tratar de mover a la cría y mantenerla en la superficie, desplazándola siempre en el mismo sentido que avanzaba la corriente”. 

53

El estudio de los delfines en las Rías Baixas Manuel Méndez

Atónitos, estos vecinos de Chancelas, en la parroquia de Combarro (Poio), observaron y fotografiaron el momento sin molestar a la hembra, "aprovechando que al navegar a vela no hacíamos ruido".

También visto desde el catamarán Pelegrín

Tanto a ellos como a los pasajeros del barco de pasajeros Pelegrín, con base en O Grove y que estaba también en la zona, " nos pareció que la cría estaba un tanto deformada, y era como si le salieran vísceras por la boca, por lo que pensamos que podría tratarse de un caso de 'infanticidio' provocado por machos adultos con ganas de aparearse ".

Luis Vaamonde y Paula González, que indican que "el capitán del barco de pasaje Pelegrín dijo que ya vio esa cría unos días antes nadando con dificultades cerca de la isla de Tambo ", habían alertado de lo ocurrido al BDRI.

Su director, el doctor en Ecología y biólogo Bruno Díaz López, dijo haber recibido numerosos avisos en el mismo sentido y ya avanzó que "podría tratarse de un caso de 'infanticidio' entre delfines".

Casos de "infanticidio" animal en las Rías Baixas

Ya se habían registrado otros casos de "infanticidio" entre delfines en los últimos años en las Rías Baixas. El más llamativo tuvo lugar en septiembre 2016, cuando dos delfines machos en edad adulta la emprendieron a golpes hasta la muerte con una de las crías nacidas aquel verano en la ría de Arousa.

El ataque mortal de un grupo de arroaces a un delfín común BDRI

Aquella madre también intentó infructuosamente mantener con vida a su cría agonizante, cuidándola con un comportamiento propio de humanos que sí se ha sido visto en otros animales, como gorilas y elefantes.

El propio Bruno Díaz López relataba entonces que junto a su equipo había observado a un grupo de arroaces, entre ellos una cría muerta, su madre y dos machos adultos.

"Estuvimos observando a la madre durante horas mientras intentaba mantener a flote a su cría y daba la impresión de que se negaba a aceptar la muerte y sentimientos; un comportamiento visto antes en especies animales como los elefantes, pero desde luego muy humano ", manifestada el doctor en Ecología.

Compartir el artículo

stats