Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Familias de Vilagarcía le declaran la guerra a los patinetes eléctricos

Álex Barros (de pie) es el promotor de la iniciativa de recogida de firmas. Ayer, en el parque de A Xunqueira. Iñaki Abella

Esta semana ha fallecido una septuagenaria en Lleida atropellada por un patinete eléctrico cuando cruzaba un carril bici. Varias familias de Vilagarcía están muy preocupadas por que pueda ocurrir “una desgracia” en alguna zona peatonal o inmediaciones de parques infantiles, por donde circulan patinetes a velocidades excesivas sin control alguno. Un padre ha iniciado una recogida de firmas una vez que “con las protestas individuales no se ha conseguido ninguna respuesta”, lamenta.

Menores conduciendo

El escrito por el momento está firmado por una quincena de familias usuarias de áreas peatonales y parques. Álex Barros frecuenta con su hijo el de A Xunqueira y advierte de que incluso “se han observado patinetes por dentro del centro comercial”. “Hay niños y mayores imprudentes, hasta menores de 10 años conduciendo estos vehículos eléctricos que dependiendo de la marca y potencia pueden alcanzar los 30 o incluso 50 kilómetros por hora”.

Los firmantes no entienden cómo en el casco urbano las calles para el tráfico rodado están limitadas a 30 kilómetros por hora y los patinetes circulan por las áreas reservadas a peatones a velocidades superiores. “Es vergonzoso”, opinan.

Coinciden en que “nunca se ha visto tanta inseguridad en las calles peatonales como este año”. Temen que “ocurra una desgracia”, pues ya han sido testigos de varios sustos.

Petición al Concello

“Queremos que se nos escuche y que se tomen medidas proporcionales al problema, que el Concello de Vilagarcía tome nota de esta queja”, agregan los firmantes.

Álex Barros, promotor de la iniciativa, considera que el Ayuntamiento “debería regular de algún modo” el uso de los patinetes eléctricos “sin incumplir la normativa estatal de tráfico”.

Prohibición desde enero

No obstante la DGT ya prohíbe en la actualidad el paso de estos vehículos considerados de movilidad personal (VMP) por las aceras y zonas peatonales, por lo que sus conductores o bien deben circular por la calzada o bien bajarse del patinete para llevarlo de la mano en las áreas reservadas a viandantes, la misma obligación de las bicicletas. “Si no viésemos que la situación fuese preocupante no nos movilizaríamos”, concluye el vecino de Vilagarcía.

Compartir el artículo

stats