Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocho de cada diez concellos apenas registran casos de COVID en 14 días

Viandantes por las calles de Vigo. RICARDO GROBAS

Catorce días después del fin del estado de alarma, la Xunta se plantea permitir reuniones sociales más abultadas, incluso se imagina un verano sin mascarillas en algunos exteriores y con conciertos y verbenas de entre mil y diez mil personas. ¿Por qué? Porque catorce días después del fin del estado de alarma, la situación epidemiológica es “buena”, según palabras del propio conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. Un dato ilustra que Galicia empieza a tener bajo control la pandemia del coronavirus, un virus que ha infectado en la comunidad a más de 123.600 personas y acabado con la vida de más de 2.400 gallegos: en los últimos catorce días, en 270 concellos, es decir, el 86% del total, se han registrado menos de diez casos nuevos de COVID

En 139 consistorios no se ha detectado ninguna infección por COVID

En 139 municipios, en las dos últimas semanas, no se ha detectado ninguna infección nueva y en 131 solo 9 o menos contagios nuevos. Y lógicamente son las ciudades, con la excepción de Ferrol, donde más casos nuevos se registran. Vigo, con 361 infectados en 14 días, y A Coruña, con 187 casos, son los dos únicos municipios con cifras de tres números. El resto está por debajo de cien. La lista de los diez consistorios que más preocupa al Sergas se completa con Ourense y sus 84 infectados nuevos, Pontevedra, 81, Lugo, 69, Santiago, 68, Ribeira, 53, Moaña, 41, Cambados, 34, y Ames, Culleredo, Ordes y Viveiro, todos con 33 casos nuevos. 

El Comité Clínico se reúne hoy y la Xunta ya ha adelantado que a la vista de los datos lo más probable es que se eleve el número de personas en las reuniones sociales. Galicia es una de las comunidades con las cifras más estrictas: cuatro en lugares interiores y seis en exteriores y prohibidas los encuentros de no convivientes entre la una y las seis de la madrugada. El Sergas aún no ha cerrado hasta dónde prevé ampliar esos números, pero fuentes sanitarias no descartan que se pase de 4 a 6 y de 6 a 10, lo que sería un nuevo alivio para la hostelería.  

Esta flexibilización se justifica porque la semana arranca con otro descenso de los enfermos de COVID, 32 menos, cayendo hasta 2.624. El uno de marzo, los infectados eran 4.968 y el uno de febrero llegaban a 22.704. También han caído los nuevos contagios, 123 en 24 horas. Hace un mes eran 204. 

El único dato a la contra son los ingresados, seis más en un día: 32 en la uci y 112 en planta

Los 93.000 gallegos pendientes de completar la inmunización elegirán vacuna esta semana

El Sergas empieza a llamarles para saber cuántas dosis necesita 

El Sergas empezará a llamar esta semana a los 93.000 gallegos menores de sesenta años que han recibido la primera dosis de AstraZeneca para saber qué segunda dosis quieren: Pfizer como les recomienda el Ministerio de Sanidad o repetir con el vial anglosueco, como defiende la Xunta. En base a sus respuestas, la Consellería de Sanidade organizará el dispositivo para dispensarles la segunda dosis. 

El Sergas hará esta consulta porque primero necesita saber cuántas vacunas de AstraZeneca tiene que inyectar para así trasladarle la petición al Ministerio. 

Sanidade teme no disponer de dosis suficientes y desde la semana pasada exige al Gobierno de Sánchez saber si hay reservas para vacunar a este colectivo con la fórmula de Oxford porque la prioridad es inmunizar con este vial a los mayores de 60 años. 

También necesita el dato porque su idea es vacunar a los que elijan Pfizer en un lugar y a los que opten por AstraZeneca en otro. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, explicó ayer que para evitar errores en los centros de vacunación solo se inyecta una marca. Así no puede pasar como ha sucedido en otras comuniades de dar a un colectivo la dosis equivocada. 

Consentimiento informado 

La intención de la Xunta es poder empezar a vacunar a los 93.000 gallegos pendientes de su segunda dosis en “la primera semana de junio”. Y todos deberán firmar un consentimiento informado. El Ministerio lo impuso para quienes opten por repetir con AstraZeneca, en contra de su consejo por el riesgo, aunque muy infrecuente, de trombos. Y el Sergas, que se posiciona a favor de completar la inmunización con la misma dosis, también decidió que lo deben firmar los que decidan mezclar vacunas. 

Feijóo avanzó ayer que el Comité Clínico concretará la redacción del consentimiento informado que tendrán que suscribir aquellas personas que decidan vacunarse con Pfizer. 

“Todavía lo estamos concretando en el comité, pero lo más probable es que se pueda firmar en el mismo momento en que se vaya a administrar la vacuna. La enfermera que los atienda les informará si prefieren AstraZeneca u otra marca y firmarán el consentimiento”, contó el titular de la Xunta.

El consentimiento informado para los que opten por el vial de Oxford ya lo redactó el Comité de Éitica de España, y en él se advierte del riesgo de trombo, “un efecto adverso infrecuente, pero grave” en los menores de 60 años. 

Simón baraja vacunar a los mayores con Pfizer para blindar la segunda dosis de AstraZeneca 

“Hasta el tercer trimestre de este 2021, España tiene compradas más de 12 millones de dosis de AstraZeneca. Si hay un número muy importante de menores de 60 años que quieran esas dosis de AstraZeneca habría que valorar que los mayores de ese rango se vacunen con Pfizer”, adelantó ayer el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. España tiene pendiente de vacunar a dos millones de ciudadanos menores de 60 años que recibieron la primera dosis de AstraZeneca. En Galicia, son 93.000. Y a todos ellos se les ofrecerá el vial de Oxford o el de Pfizer, pero el problema es que hay escasez de la primera marca. 

No obstante, Fernando Simón también dijo: “Entre las que hay ahora y las que tienen que llegar de AstraZeneca, en principio sí habrá vacunas para todos. Aunque no se puede garantizar con certeza que lleguen en la fecha estimada. Pero sí se podrán cubrir las necesidades”. 

La epidemia en España  

Por otra parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas señaló que los datos muestran una “estabilizacion” en la epidemia en España. Según explicó, sigue descendiendo en todas las comunidades, pero a menor ritmo del que lo venía haciendo en semanas anteriores.

El epidemiólogo atribuyó la evolución positiva de la pandemia al avance de la vacunación. Aun así, llamó a mantener “medidas de control de la transmisión, sobre todo en los grupos no vacunados”. 

“Creo que debemos rebajar un poco el tono de euforia, de decir ‘España está abierta al turismo’. Se puede decir dando gritos o en voz baja. Yo, como técnico, preferiría que se dijera en voz baja”, apuntó Simón.  

El Ministerio de Sanidad notificó ayer 11.067 nuevos contagios y sumó sumado 91 fallecidos al recuento oficial. La incidencia acumulada baja seis puntos hasta los 129 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En total, 3.647.520 personas se han contagiado y 79.711 han muerto desde el comienzo de la pandemia.

Compartir el artículo

stats