03 de julio de 2020
03.07.2020
Faro de Vigo

Guía para playear en la comarca de Pontevedra este verano

Los concellos han impuesto distintas medidas de prevención del Covid-19 en sus arenales, desde las parcelas en Silgar a los semáforos en Marín. Esto es lo que debes saber antes de refrescarte en el mar o en el río

03.07.2020 | 13:47
Uno de los socorristas de la playa fluvial del Lérez. // G. Santos

El primer fin de semana de calor del verano hace preever una mayor afluencia de bañistas a las playas de la comarca de Pontevedra. Las Rías Baixas alcanzarán los 31 grados tanto el sábado como el domingo, pero combatir estas altas temperaturas no será tan fácil como en anteriores años. El Covid-19 y las medidas de contención el virus han llevado a los concellos a restringir el acceso a sus arenales y a imponer aforos. Esto es lo que debes saber si planeas refrescarte en el mar o en el río.

SANXENXO


El modelo de parcelación de Silgar ha dado la vuelta a España. La división de su más emblemático arenal en 780 cuadrículas, zonas de paso y de esparcimiento, y aforo de 2.340 personas, ya está operativa. Desde el gobierno local informan que habrá vigilancia para que los usuarios guarden la distancia social obligatoria, como el uso de drones. Estos también se emplearán para retransmitir en directo la ocupación de los arenales.

Para evitar las aglomeraciones, el Concello ha dado preferencia peatonal a tramos de Silgar y Rafael Picó (en Portonovo) durante todo el día. Viandantes y conductores podrán distinguir estas zonas gracias al pintado de la calzada, de rojo con círculos blancos. Los vehículos que necesiten circular por estas calles deberán hacerlo a velocidad mínima. También se ha ampliado al acera en un tramo de 60 metros desde el mirador del Paseo de Silgar hacia Punta Vicaño para eliminar el efecto embudo causando por la afluencia de caminantes.


MARÍN

Con la llegada del mes de julio Marín ha limitado la capacidad de sus arenales: Portocelo podrá dar cabida a 970 bañistas, Mogor a 1.280, Aguete a 1.690 y Loira a 2.645 personas. Para evitar aglomeraciones, el Concello ha puesto en marcha un sistema de "semáforos virtuales" disponibles a través de una aplicación para informar del nivel de ocupación de las playas: bajo, medio, alto y completo.

Las zonas de baño ya cuentan con socorristas y paneles informativos con las normas de acceso y precauciones necesarias contra la propagación del Covid-19. Por otra parte, el gobierno local ha suprimido los aparcamientos de apoyo gestionados por particulares para no caer en la masificación de las zonas de costa.

Ninguno de los dos concellos impondrá por ahora restricciones. Ambos gobiernos locales insisten en la necesidad de mantener la distancia social y de ponerse mascarilla en caso de que esto no sea posible.


PONTE CALDELAS

La playa fluvial de A Calzada fue la primera en Galicia en la que ondeó la bandera azul, y ya lo hace desde 2015. Este distintivo de calidad convierte a este remanso del Verdugo en uno de los lugares del interior preferidos para huir del calor y las aglomeraciones en la costa. Desde el concello de Ponte Caldeas no esperan una masiva afluencia de visitantes, por lo que no han impuesto límite de aforo. Sin embargo, sí han restringido el acceso de vehículos a la zona de baño, obligando a dejarlos en el aparcamiento al inicio del paseo. Con esta medida se busca evitar la excesiva concentración de personas en los puntos más calientes del área recreativa, explican desde el Concello.

A falta de aforo, serán los tres socorristas los que ejerzan el control y vigilancia del número de bañistas así como el mantenimiento de las distancias de seguridad. También se ha desplegado cartelería con las medidas preventivas contra el Covid-19 y se espera el mayor civismo por parte de los ciudadanos en su cumplimiento.

Además, el Concello realizará desinfecciones periódicas en la zona, especialmente en los elementos comunes como los accesos, bancos y mesas de piedra. A Calzada presume además la calidad excelente de sus aguas, al igual que las playas fluviales de A Lama y las zonas de baño de Cerdedo-Cotobade.

PONTEVEDRA

El Concello cuenta con las playas del Lérez, Pontesampaio y Placeres, donde se han instalado unos paneles informativos con las normas, como el mantenimiento de la distancia mínima de seguridad de 2 metros, tanto en tierra como en el agua. La primera cuenta con dos socorristas en horario ininterrumpido de 12:30 a 20:30 horas con el objetivo de que el arenal cuente con mayor vigilancia cuando se registra más afluencia de usuarios, que suele ser en horario de tarde.

POIO

Poio es el único concello de la comarca que, por ahora, no ha impuesto restricciones en sus arenales y confía en la responsabilidad individual a la hora mantener la distancia mínima de dos metros entre personas, salvo si son convivientes. Con gente de fuera de la unidad familiar es preciso el uso de mascarilla si no se puede guardar dicha separación.

La bandera azul ya luce en la playa de A Cabeceira, en Lourido, y el servicio de socorrismo ya está operativo en este arenal y en Xiorto, en Raxó, con seis vigilantes en total hasta el mes de septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca