Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudadanía cierra filas con la sanidad pública: “La gente quiere ser atendida”

Las plataformas de SOS Sanidade Pública organizan recogidas de firmas en diferentes municipios de la comarca pontevedresa, en las que se formaron importantes colas

Cola en la mesa de firmas en el tramo peatonal de Benito Corbal. // RAFA VÁZQUEZ

Las diferentes plataformas de SOS Sanidade Pública de la comarca de Pontevedra organizaron ayer recogidas de firmas en la calle y en las inmediaciones de los centros de salud en defensa de una Atención Primaria de calidad y digna. Las rúbricas apoyan la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que se presentará en el Parlamento gallego instando al gobierno autonómico a tomar medidas para revitalizar y fortalecer los mecanismos de Atención Primaria “como parte esencial y distintiva del sistema sanitario”.

Así, se formaron importantes colas de ciudadanos para firmar en las mesas instaladas en la calle Benito Corbal de Pontevedra y ante los centros de salud de Marín; Anafáns, en Poio; Sanxenxo y Cerdedo-Cotobade.

Concentración ante el centro de salud de Marín. // FDV

Begoña Mallo Rey, presidenta de la Asociación de Veciños Eduardo Pondal, integrada en la Plataforma SOS Pontevedra a través de la Federación de Asociacións de Veciños Castelao, recuerda que “la situación de la sanidad en general y de la Atención Primaria es muy mala, hasta el punto de que está tocada de muerte”.

“La Xunta, que es la responsable de la sanidad gallega, lo único que dice es que no hay médicos, cuando todos los años salen de la facultad, lo que pasa es que no se quedan aquí, para algún lado se irán”, recalca. “No hay intención de mejorar esta situación a nivel político y es algo que tenían que hacer desde hace años”.

Personal sanitario y ciudadanos firman la ILP en Poio. // FDV

Respecto a la decisión de la gerencia del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés de poner al frente de las Urgencias extrahospitalarias a personal de enfermería siempre y cuando no haya médicos, Mallo consideró que supone el “desmantelamiento de la sanidad”. “El personal de enfermería es muy competente, pero tiene su labor, no son médicos y, por tanto, no pueden diagnosticar ni medicar. Los ponen contra la pared”, se lamenta la portavoz vecinal. “La gente quiere médicos y ser atendida y con todo esto se resiente también la atención hospitalaria”, advierte.

Las plataformas en defensa de la sanidad pública organizarán próximas acciones a las que convocarán a la ciudadanía, a la vez que la invitan a firmar la ILP para que el gobierno autonómico proteja este servicio universal.

Compartir el artículo

stats