Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP se suma al bipartito para exigir las urgencias en Moaña y menús escolares de calidad

La oposición estuvo representada por solo tres ediles del PP. | S.A.

El estado de la sanidad en Moaña fue ayer el punto de más calado político de los debatidos en el pleno de la corporación de Moaña correspondiente a octubre. La sesión contó con solo tres ediles de la oposición, al faltar por razones de salud y familiares los portavoces de PP –José Fervenza– y XM –Javier Carro– así como los ediles populares Romina Santomé y Daniel González. El PP sumó sus votos al bipartito –BNG y PSOE– para aprobar por unanimidad la moción que partió de la Mesa da Sanidade y que exige a la Xunta la devolución del servicio de urgencias a la villa, tras su centralización en Cangas a inicios de la pandemia.

Después de que el Sergas señalase, en FARO, que no hay fecha para devolver el servicio, los grupos y los colectivos que integran la Mesa da Sanidade volverán a reunirse el martes 2 y no descartan plantear movilizaciones.

El concejal Vicente Verdeal, que actuó como portavoz del PP, explicó que apoyaban la demanda “porque los moañeses merecen un servicio de urgencias en su pueblo y la sanidad de nuestros vecinos no entiende de ideologías”. Marta Freire, por el PSOE, elevó el tono y acusó al ejecutivo gallego de “poner en peligro a la población de Moaña por hacernos desplazar a otro concello para una atención urgente”. Odilo Barreiro, del BNG, tildó la actual situación de “una estrategia para que los usuarios se decanten por la sanidad privada”.

También hubo unanimidad entre los grupos en la moción del Consello Escolar alertando de la deficiencia en los menús escolares gestionados indirectamente por la Xunta. La concejala de Ensino, Dolores Chapela, aseguró, contradiciendo al ejecutivo gallego, que cuentan con quejas de distintos colegios del municipio. “Es muy importante que los niños adquieran hábitos saludables”, concluye.

El grueso del debate estuvo en la comparecencia de Odilo Barreiro, solicitada por el PP ante la proliferación de vertidos de escombros y basura en el monte de la localidad. Barreiro repasó los logros de su concejalía de Medio Ambiente “que convirtió a Moaña en un referente internacional”. Verdeal le pidió más facilidades a la hora de depositar los voluminosos en un nuevo punto limpio. Desde el PSOE, Freire, señaló como responsables a la “minoría que se salta la ley arrojando su basura en el monte”.

La representante de la Protectora y la cuidadora de Aurelia Soaje, al lado de la alcaldesa en el pleno.

Emoción y aplausos para Lela

Antes de la gresca política, el pleno de Moaña de ayer tuvo un momento de unión entre todos los grupos. Se trata de la unanimidad para iniciar el expediente que permita el nombramiento póstumo de Aurelia Soaje “Lela” como Filla Predilecta de la villa. Intervino la cuidadora de Lela, Sonia Freire, que visiblemente emocionada la recordó como “una persona maravillosa”, pidiendo que su imagen y nombre luzcan al lado de la pionera estatua a la mascota abandonada que ella misma promovió para Moaña. También intervino Lorena Gago, por la Protectora de Animais do Morrazo, que es obra de la propia homenajeada, fallecida en 2019. Todos los grupos tuvieron palabras de agradecimiento y la alcaldesa, Leticia Santos, valoró que “su memoria sigue viva porque la Protectora sigue en marcha”.

Compartir el artículo

stats