Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lechuga y habas frías como plato del día en los colegios de Moaña

Uno de los comedores escolares de Moaña, preparado ayer para recibir a los niños.

Los menús de los comedores escolares de Moaña gestionados de forma indirecta por la Xunta, a través de una empresa de catering, están generando gran malestar en el municipio por la pérdida de calidad de los platos, en una situación que el gobierno local BNG-PSOE ha decidido llevar a pleno por acuerdo del Consello Escolar Municipal, para reclamar a la Consellería de Educación la mejora del servicio. Lo cierto es que son 286 los alumnos afectados por estas deficiencias en el menú que hacen uso de los comedores en todos los colegios de Infantil y Primaria del municipio, salvo el de Reibón que sigue teniendo cocina propia y no está gestionado por la Xunta. Están afectados, ya que es la misma empresa de catering, los CEIP de Tirán, Seara, Domaio, A Guía, Quintela, Abelendo y las escuelas infantiles de Berducedo y de O Con.

Primer plato del menú en el colegio, consistente en lechuga con huevo y atún. Fdv

La concejala de Educación de Moaña, Dolores Chapela, asegura que la empresa de catering ya lleva dos cursos escolares con el contrato, ya que, debido a la pandemia, la Xunta se lo prorrogó un año más. Añade que la pérdida de calidad en los menús del día ya viene de atrás y aunque las direcciones de los centros, como responsables, siempre trasladaron las deficiencias a la Consellería de Educación, no han visto que la situación haya cambiado “y estamos hablando de unos niños en edad de crecimiento para alimentarse debidamente y aprender también a saber comer”. La concejala señala que, a alguna dirección escolar, la consellería respondió que estaban auditando a la empresa, pero nada más. Por eso que el tema se volvió a tratar en el Consello Escolar Municipal del pasado 20 de octubre, y se tomó la decisión de llevarlo a pleno, mediante la presentación de una moción para demandar un comedor digno y de calidad.

En el mismo menú del día había habas frías como segundo plato. Fdv

Entre las deficiencias más comunes que han trasladado los centros, tal y como confirma la concejala de gobierno y presidenta del Consello Escolar Municipal, está que las raciones son en muchas ocasiones escasas y con combinaciones nada apropiadas. Es el caso de menús que incluyen dos platos fríos, como ocurrió en septiembre, con un primero consistente en lechuga, con un huevo cocido y unos trocitos de atún y, como segundo, otro plato frío de habas con tiras de zanahoria. Además de ser poco atractivo para estos niños, se pone en duda que llegue al coste de los 4,50 euros que vale al día el menú escolar. Son platos muy fáciles y económicos, que no se cree, viendo la cantidad, que lleguen a ese importe.

Aseguran que también se abusa mucho de las cremas frías, como la de salmorejo, que lleva mayoritariamente como ingredientes, tomate, pan y aceite; y que no se cree que sea el alimento más apropiado para unos niños pequeños que, a lo más seguro, se van del colegio sin comer y llegan hambrientos a sus domicilios.

De igual manera se ha denunciado un menú consistente en salmón, que presentaba mal aspecto, con tomate, que también estaba pasado.

En la moción, que se trata este jueves en el pleno, se traslada la preocupación de la comunidad educativa de Moaña por la situación de los comedores de los centros de infantil y primaria ante la pérdida de calidad en los menús a los niños. Señalan que son numerosas las quejas y reclamaciones cursadas por las familias y por los propios responsables de los centros, que tienen en común múltiples aspectos negativos relativos a la cantidad, presentación, elaboración y adecuación de los menús.

Consideran que la situación no está siendo atendida desde la Consellería de Educación y que se está agravando en los últimos meses. Insisten en que los menús son poco atractivos para sus destinatarios, bien porque el aspecto de la comida no es agradable, porque se elaboran dos platos fríos para componer un menú, incluyendo en algunos casos ensalada como plato principal o porque las raciones de comida son escasas y en ocasiones se sirven frías. La concejala alerta de una grave situación para los niños que debe ser corregida por la Xunta como responsable de la adjudicación de este servicio.

La consellería asegura que solo recibió quejas de Seara y que los menús están avalados por Saúde

Respecto a la situación, la Consellería de Educación corroboraba ayer que habían recibido quejas pero solo del colegio CEIP Seara, y que estaban procediendo a su valoración. En lo tocante a los menús establecidos en los centros escolares con servicio de comedor gestionado por la Consellería de Educación -sean de gestión directa o indirecta- “están avalados por la Direción Xeral de Saúde Pública de la Consellería de Sanidade, en el marco de la Guía de axuda para programar os menús escolares, elaborada por la Xunta de acuerdo con la normativa de seguridad alimentaria y los estándares nutricionales nacionales e internacionales”. Añade la consellería que en el caso de los comedores de gestión indirecta (catering), como el de Seara, además de la mencionada Guía, las empresas tienen que cumplir con el pliego de condiciones de contratación pública establecido para tal efecto, que incluye los menús cerrados que deben servir para las temporadas otoño-invierno y primavera-verano. Además, de forma periódica se realizan auditorías de calidad, que incluyen control de monitores, composición de los menús, condiciones de seguridad alimentaria -temperatura y servicio- y analíticas en casos puntuales. Estos controles son a mayores de los que realiza la inspección sanitaria.

Compartir el artículo

stats