Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca llega a 132 positivos y la Xunta restringe los aforos en la hostelería de los tres concellos

Clientes, ayer, en la terraza de la cafetería La Marina, de Cangas, ubicada en el Eirado do Sinal. |  GONZALO NÚÑEZ

Clientes, ayer, en la terraza de la cafetería La Marina, de Cangas, ubicada en el Eirado do Sinal. | GONZALO NÚÑEZ

El comité clínico celebrado ayer por la tarde dejó malas noticias para el sector hostelero de la comarca. Sobre todo de Cangas. Y es que las autoridades sanitarias decidieron que esta villa, ante los brotes de contagios de COVID-19 de los últimos días, debe abandonar el nivel de restricción medio y pasar al nivel alto, lo que supone, en la práctica, un golpe más a para la hostelería. Y es que los bares, cafeterías y restaurantes de Cangas tendrán prohibido, desde este viernes, atender en el interior de los establecimientos, pudiendo solo acoger clientes en el 50% de sus mesas en terraza y con distancia de seguridad. Se mantienen, eso sí, los horarios de cierre de las 23.00 horas para hostelería y la 1.00 horas de la madrugada para los restaurantes, la recogida y el reparto a domicilio. El máximo en las mesas de las terrazas se mantiene en 6 personas por grupo. La decisión del comité clínico descarta de momento el cierre perimetral de Cangas pero prohíbe cualquier evento como fiestas o actividades recreativas de ocio.

Las lluvias dificultarán más el fin de semana al sector. | GONZALO NÚÑEZ

Bueu y Moaña también suben a nivel medio y sus locales pasan de poder atender al 75% de las terrazas y a la mitad de sus mesas en el interior, a solo tener operativas la mitad de las mesas en el exterior y el 30% dentro. Estas decisiones llegan además en una semana de lluvias, lo que complica más las cosas al sector.

El paso a nivel alto de alerta se adopta en Cangas ante una escalada marcada por brotes como el de la conservera Lago Paganini, que también afecta a trabajadores residentes en Moaña.

En total la comarca, según las EOXI, presentaba ayer 132 contagiados, con 7 positivos más en el último día. De ellos 83 son de Cangas, que registró un nuevo incremento de los casos activos, con cuatro positivos más el último día. Según el mapa del Sergas Cangas registra 69 positivos, de los que 49 se detectaron a lo largo de la última semana. Este mapa ya sitúa la incidencia acumulada en 260 cangueses contagiados por cada 100.000 habitantes, por encima de los 250 que marca un riesgo extremo.

En Moaña la escalada también es una constante en los últimos días. La EOXI tenía ayer recogidos 32 contagiados, tres más el último día. El mapa del Sergas todavía rebaja esa cifra a 27 casos de los que 15 fueron detectados en la última semana. Esto arroja una incidencia acumulada de 139 casos.

Ayer, en las redes sociales el Concello realizó un llamamiento a los vecinos solicitando extremar la precaución y avisando de que el levantamiento del estado de alarma “no significa que se superase la pandemia. “Todas las personas sabemos cómo debemos prevenir el posible contagio. ¡Hagámoslo juntos!”, concluye el post del Concello.

En lo que respecta a Bueu, la EOXI tenía ayer recogidos 17 contagiados, el mismo número que el día anterior. El mapa del Sergas contabiliza de momento solo 13 casos, de los que 3 se deben a contagios de la última semana. La incidencia acumulada en Bueu es de 108 positivos por cada 100.000 habitantes.

Este fin de semana se cumple un mes desde que Bueu había quedado libre del virus. El alcalde, Félix Juncal, esperaba que todavía no se endureciesen las restricciones, pero las autoridades decidieron reducir aforos para intentar frenar el aumento paulatino de contagios.

Marinero fallecido

La familia del marinero del barco “Playa de Sartaxéns” fallecido por COVID-19 sigue esperando su repatriación. Desde la Cooperativa de Armadores de Vigo su presidente, Javier Touza, explicó ayer que las gestiones se pueden prolongar más de una semana, debido en buena parte a las restricciones por la pandemia.

Los casos se disparan en los colegios de la comarca, con 19 estudiantes contagiados y 12 centros afectados

Aunque la cuarta ola de la pandemia de COVID-19 no parecía azotar a O Morrazo con la misma intensidad que las tres primeras, lo cierto es que la escalada de esta semana, coincidiendo además con el fin del estado de alarma, preocupa y mucho a las autoridades sanitarias. Los colegios no son una excepción y en estos momentos la comarca registra un total de 12 centros afectados por el coronavirus. Además, ya son 19 los alumnos que son positivo en estos momentos. Por municipios, Cangas lidera claramente con 15 contagiados en ocho centros afectados. El IES Rodeira y el CEIP Castrillón de Coiro cuentan con 3 positivos cada uno. Se le unieron, ayer por la tarde, los tres contagiados entre los alumnos del CEIP A Rúa, aunque todavía no aparecen en el listado oficial de la Xunta. El colegio Eduardo Pondal suma dos contagios, el Casa de la Virgen 1, el Sagrada Familia de Aldán 1, el CEIP Nazaret 1 y el CEIP O Hío 1. En Moaña hay tres contagiados en otros tantos centros educativos: El CEIP Domaio, el instituto A Paralaia y la escuela infantil de O Con. En Bueu, finalmente, solo se registra un positivo en el colegio Virxe Milagrosa.

Compartir el artículo

stats