Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno de empresas para devolver el esplendor a Ermelo

Aldea de Ermelo, con la pavimentación colocada en la primera fase de las obras. |   // GONZALO NÚÑEZ

Aldea de Ermelo, con la pavimentación colocada en la primera fase de las obras. | // GONZALO NÚÑEZ

Un total de 14 empresas concurrirán a la ejecución de la segunda fase de la regeneración de Ermelo una vez el Concello de Bueu cerró ayer el plazo para presentar las ofertas. La actuación, presupuestada en 134.000 euros y financiada a través del Plan Concellos 2020, ha despertado interés y ahora habrá que ver si las propuestas planteadas suponen una importante rebaja en ese precio inicial de licitación.

El proyecto tiene como objetivo completar los trabajos acometidos por Rocas Graníticas del Condado en el año 2017, y que consistieron en un importante lavado de cara del entorno de la iglesia de Ermelo, centro neurálgico de la aldea buenense. De este modo se eliminaría el aglomerado asfáltico actual para dar continuidad a la pavimentación de la zona en adoquín de granito. Se partiría del centro de la plaza para orientarse hacia dos zonas. Una de ellas es el camino por el que se accede a Fonte y que entronca posteriormente con el vial de Cela y Ermelo, y la otra es en la zona alta, desde la entrada al recinto eclesiástico hasta el cruce con el camino de acceso a Esculca. En total se prevén que los trabajos tengan una duración de unas tres semanas.

La obra cuenta con la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia, que la condiciona únicamente a la realización de un control arqueológico en caso de que aparezcan restos de interés. Se hará un seguimiento a pie de obra –la elegida para esta tarea es la empresa Tempos Arqueólogos– y si aparecen estructuras arqueológicas relevantes se paralizarían los trabajos para su estudio y conservación o traslado. En la primera fase habían sido localizados únicamente los restos de un antiguo enlosado tradicional.

La intención de esta reurbanización es la de poner en valor la importancia patrimonial de una aldea que fue germen de O Morrazo y que ha ido perdiendo peso con el paso de los siglos. De hecho, y a raíz de las primeras obras el lugar acogió unas jornadas para rememorar el valor histórico de Ermelo en el ámbito comarcal. Asimismo, apuntan desde el concello, se quiere crear un espacio público de interactuación para los vecinos, con una ampliación de la superficie de la plaza. En esa primera actuación se procedió a reemplazar el asfaltado por un pavimento de adoquín y enlosado de granito en el área más próxima a la iglesia, al soterramiento de todo el cableado eléctrico y a la canalización de la recogida de las aguas pluviales, además de instalar una nueva iluminación y colocar mobiliario urbano en el entorno. La inversión entonces fue de unos 77.000 euros.

El de Ermelo es uno de los proyectos pendientes del Plan Concellos 2020, junto a la segunda fase de la rehabilitación del astillero de Banda do Río o la dotación de baños públicos en la Praza Massó y en Banda do Río.

Pendientes de reunir a la mesa de contratación

Tras la finalización del periodo de presentación de ofertas el siguiente paso que debe dar el Concello de Bueu es el de convocar a la mesa de contratación, si bien por el momento no hay fecha fijada para este trámite indispensable. La razón es que Bueu sigue inmerso en el proceso de contratación de una nueva secretaria, una vez la antigua titular del puesto se traslada a Moaña. Además, y también por cuestiones burocráticas, tampoco está estos días el interventor. Y sin estas dos figuras no es factible la convocatoria de la mesa. Con todo, la intención del gobierno local es la de acelerar en la medida de lo posible la llegada de una persona para Secretaría. Así se podrían reactivar los frentes que el ejecutivo buenense tiene abiertos, y dar un impulso definitivo a la licitación de diferentes proyectos, alguno de los cuales, como el de Ermelo, es del pasado Plan Concellos.

Compartir el artículo

stats