Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio autoriza la segunda fase de la obra de Ermelo, que debe incluir un control arqueológico

Recreación con el pavimento que se pretende colocar en el entorno de la iglesia de Ermelo. | //

Primero fue la segunda fase de la rehabilitación del astillero de Banda do Río y ahora le toca al proyecto para dar continuidad a la regeneración urbana del entorno de la aldea de Ermelo. La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural ha dado su autorización a los trabajos, que se incluyen dentro del Plan Concellos 2020, bajo la condición de que debe efectuarse un control arqueológico por si aparecen restos de interés. El proyecto de seguimiento arqueológico ya está presentado y se remitirá al departamento autonómico para continuar con la tramitación.

La obra está presupuestada en algo más de 130.000 euros y servirá para completar la primera intervención, ejecutada en 2017 y que en aquel entonces se centró en el entorno de la histórica iglesia de Ermelo. Se extenderá el pavimento continuo, formado por adoquín y losas de granito, en el tramo del camino que sube desde la iglesia hasta el cruce del vial hacia a Esculca y en el que baja hacia la fuente. El proyecto prevé dejar una franja de transición o “amortecimiento” de 30 centímetros en el frente los muros tradicionales del lugar.

El alcalde de Bueu, Félix Juncal, y la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, en la inauguración de la primera fase de la regeneración urbana de Ermelo. Santos Álvarez

En las obras anteriores realizadas en el entorno se localizaron restos de un enlosado tradicional. Los trabajos está previsto que duren alrededor de tres semanas y el control arqueológico consistirá básicamente en un seguimiento a pie de obra para inspeccionar los movimientos de tierra y los restos que puedan aparecer. En el caso de que aparezcan estructuras arqueológicas se procederá a la paralización de los trabajos y se comunicará la situación a la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural.

Una actuación musical en la inauguración del la primera fase de Ermelo, en julio de 2017. Santos Álvarez

El seguimiento arqueológico lo realizará la empresa Tempos Arqueólogos, que explica en la memoria que si el estado de conservación de los restos que puedan aparecer no permiten su conservación en el mismo lugar se procedería a su levantamiento y al depósito en el lugar donde legalmente se establezca. “Dado el contexto de las intervenciones precedentes, donde buena parte del empedrado tradicional de Ermelo fue levantado con la autorización pertinente dela Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, en la presente intervención se realizará el mismo procedimiento”, se apunta en el proyecto.

Ahora el Concello de Bueu puede iniciar los trámites para elaborar los pliegos de contratación y licitar la ejecución de la obra.

Compartir el artículo

stats