Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias da el visto bueno a la granja de pulpos de Pescanova en Las Palmas

El Gobierno del Archipiélago confirma a PACMA que “no existen argumentos para denegar la autorización de vertidos desde tierra al mar” necesaria para la infraestructura

Uno de los primerospulpos criados en Nueva Pescanova. Lara Graña

La granja de pulpos de Nueva Pescanova está un paso más cerca de las Islas Canarias. El Gobierno del Archipiélago ha asegurado al partido animalista PACMA que “no existen argumentos para denegar la autorización de vertidos desde tierra al mar” que pedía la promotora encargada de levantar dicha infraestructura. De este modo, el Ejecutivo autonómico da el visto bueno a la que será la primera granja de estos cefalópodos del mundo. También se ha mostrado a favor el Ayuntamiento de Las Palmas, donde se levantará esta piscifactoría. Eso sí, el consistorio pone cuatro condiciones a la empresa gallega para conseguir la licencia urbanística que le permitirá iniciar las obras, según informa Canarias 7.

La primera es la modificación del edificio principal, que se instalará en el puerto local, de manera que el inmueble se divida en varias unidades. La segunda es de corte estético: exige que en la zona en la que estarán esas unidades haya un área de vegetación que permita reducir el impacto visual de la edificación. La tercera medida consiste en que, en caso de no realizar dicho cambio en el inmueble, la empresa deberá aportar una justificación que acredite la necesidad de mantener el proyecto tal como está planteado actualmente para el funcionamiento de la granja. Finalmente, el Ayuntamiento pide al grupo gallego medidas para garantizar que las instalaciones no generarán efectos nocivos sobre la biodiversidad del entorno y sobre el ecosistema de la Zona Especial de Conservación del Área Marina de La Isleta (un barrio de La Palma).

Aun exigiendo estos requisitos, el Ayuntamiento de la ciudad canaria considera que “ni la parcela ni su entorno más o menos inmediato se encuentran integrados dentro del Catálogo Municipal de Protección, en cualquiera de las secciones de Patrimonio Arquitectónico, Etnográfico, Arqueológico o Zona de Interés Medioambiental, no siéndole de aplicación las correspondientes normas de protección o limitación de uso”, lo que allana el camino para que el grupo instale allí la granja.

La resolución del Ayuntamiento favorable a Pescanova, contra la que cabe interponer un recurso en un plazo de dos meses, se conoce apenas unos días después de que Consejería de Transición Ecológica del Gobierno autonómico diera también un espaldarazo al proyecto al echar abajo las alegaciones de PACMA, que protestaba contra la decisión de autorizar vertidos al mar por parte del grupo pesquero. El partido animalista había presentado esas alegaciones “por la incalculable cantidad de desechos que generará la futura granja de pulpos que prevé ubicarse en la isla de Gran Canaria”, según un comunicado publicado por la formación extraparlamentaria. Según el partido, “se desconoce absolutamente el impacto que puede tener el vertido ya que la propuesta de Nueva Pescanova no valora a fondo las consecuencias y sus riesgos, lo que ya sería motivo suficiente para denegar la autorización”. Además, critica, “una vez en funcionamiento las consecuencias serían muy difíciles de revertir”.

Una instalación pionera

Si finalmente se construye, tal como está previsto, la de Canarias será la primera piscifactoría dedicada a la cría de pulpos en todo el mundo. Se ha tardado más de 25 años en conseguir que esta especie en cautividad. Los que finalmente lograron el hito fueron los investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que posteriormente vendieron la patente al Grupo Pescanova a mediados de 2019 para que la empresa gallega pudiera criar a esta especie en cautividad. Ahora, el grupo invertirá entre 45 y 65 millones de euros en construir dicha granja, para cuya ubicación ha elegido el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Está previsto que el proyecto genere 450 empleos: 150 directos y otros 300 indirectos. El grupo prevé producir 3.000 millones de toneladas de pulpo al año, es decir, el equivalente al 10% de las capturas actuales de este cefalópodo realizadas cada año por el conjunto de la flota española.

  • ‘Sí’ del Gobierno autonómico y local

    Tanto el Gobierno de Canarias como el ayuntamiento de Las Palmas han dado sendos vistos buenos al proyecto de Pescanova. Contra el local, eso sí, cabe recurso.

  • 450 empleos y 3.000 toneladas de pulpo

    Está previsto que la granja de pulpos de Gran Canaria, la primera del mundo, genere 150 empleos directos y 300 indirectos, así como que produzca 3.000 toneladas de este cefalópodo cada año.

Compartir el artículo

stats