Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La granja de pulpos de Pescanova en Las Palmas generará 450 empleos

La primera planta del mundo para el cultivo del cefalópodo creará 150 puestos directos y facilitará otros 300 indirectos

Una trabajadora de Nueva Pescanova, en las instalaciones en Galicia. | FOTO: LP/DLP

La primera granja del mundo dedicada al cultivo del pulpo en cautividad dará empleo a 450 personas en el Puerto de Las Palmas. Nueva Pescanova, que en 2019 logró cerrar el ciclo de reproducción de una especie hasta entonces esquiva para la acuicultura y ahora se lanza a su explotación comercial, invertirá más de 50 millones de euros en unas instalaciones capaces de producir 3.000 toneladas anuales, el equivalente al 10% de las capturas del cefalópodo realizadas cada año por la flota española. Para ello, la multinacional gallega construirá un centro pionero de cría, engorde y procesado sobre una parcela de 52.691 metros cuadrados en la dársena de África, una zona del recinto portuario de la capital grancanaria que resultaba idónea por sus grandes dimensiones y la posibilidad de obtener agua fresca del mar.

El proyecto de Nueva Pescanova, que se encuentra en información pública tras superar el trámite de competencia de proyectos ante la Autoridad Portuaria de Las Palmas, permitirá criar en cautividad una especie de gran interés comercial cuyas poblaciones se encuentran en clara decadencia. Las estimaciones de negocio anuales rebasan los 20 millones de euros solo con la venta del pulpo envasado y congelado, aunque la compañía contempla incorporar en el futuro nuevos productos de valor añadido que supondrán una mayor inversión.

Los pulpos made in Gran Canaria tendrán distribución internacional. Las 3.000 toneladas brutas se transformarán en 2.400 de producto ya finalizado que se venderán en la UE, EE UU y el Sudeste asiático. Las conexiones internacionales del Puerto de Las Palmas y el Aeropuerto de Gran Canaria resultarán fundamentales para transportarlo: una gran parte viajará congelada en contenedores marítimos, pero también podrá ser facturado en avión para llegar fresco en pocas horas a mercados premium, y Nueva Pescanova estudia distribuirlo entre los canales gourmet locales y el sector turístico del Archipiélago.

La granja de Nueva Pescanova implicará la creación de entre 125 y 150 empleos directos en el Puerto de Las Palmas. Los nuevos trabajadores tendrán en su mayoría un perfil medio-alto, con conocimientos técnicos en distintos campos. Además, influirá en la generación de otros 300 empleos indirectos –incluso sin contar con la fase de construcción– según las estimaciones de la empresa, que prevé establecer convenios con centros universitarios canarios para que sus alumnos puedan realizar prácticas como ya ocurre en Galicia. La compañía no es ajena a las colaboraciones con instituciones de investigación: el éxito con las técnicas para el desarrollo del pulpo de acuicultura se debe a un trabajo iniciado tiempo atrás por científicos del Instituto Español de Oceanografía.

Nueva Pescanova, que aspira a obtener financiación de los fondos Next Generation para poner en marcha la planta, defiende que el cefalópodo de granja contribuirá a una disminución del esfuerzo pesquero en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. El archipiélago resulta el lugar idóneo por la calidad y temperatura del agua. La construcción de la granja habría resultado algo más económica en Galicia, pero la factura eléctrica se habría disparado.

La granja dispondrá de una instalación fotovoltaica para generar el 7% de los 22.900 megavatios hora anuales que consumirá, y estará distribuida en dos grandes inmuebles y una zona destinada a almacén y oficinas. En el edificio principal será donde tenga lugar la cría de los alevines, su crecimiento y el engorde hasta llegar a la talla final, un proceso que puede durar entre ocho y 15 meses según la temperatura del agua y la alimentación. Pasarán finalmente a la sala de procesado, donde tendrá lugar la limpieza, eviscerado, clasificación, envasado y congelación del producto.

Los primeros ejemplares reproductores llegarán desde Galicia, donde se encuentra el centro de investigación y desarrollo en el que Nueva Pescanova logró cerrar el ciclo de desarrollo de la especie superando el cuello de botella que existía hasta entonces en la fase de crecimiento. Una vez arranque la producción, la granja de Las Palmas de Gran Canaria contará con sus propios reproductores, que vivirán en una eterna primavera con baja intensidad lumínica para favorecer la puesta de huevos.

claves

H Las 3.000 toneladas anuales de producción bruta se transformarán en 2.400 de género listo para su distribución internacional una vez efectuada la limpieza y el eviscerado.

Toneladas finales

H La granja de cultivos marinos requerirá perfiles profesionales con conocimientos técnicos en distintos campos. Además, inducirá la creación de otros 300 empleos indirectos.

Puestos de trabajo directos

H Nueva Pescanova logró un hito al reproducir y completar el crecimiento del cefalópodo en cautividad. Su desarrollo desde la fase larvaria puede tardar entre ocho y 15 meses.

Meses para el desarrollo

H La granja de pulpos del Puerto de Las Palmas dispondrá de una instalación fotovoltaica en sus cubiertas para generar el 7% de los 22.900 megavatios hora anuales que consumirá.

Consumo eléctrico anual

Compartir el artículo

stats