Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UE amenaza a Oslo y se prepara para el posible arresto de pesqueros

El “Monte Meixueiro” llegó ayer a Vigo remolcado. | RICARDO GROBAS

El “Monte Meixueiro” llegó ayer a Vigo remolcado. | RICARDO GROBAS

La tensión sigue en todo lo alto entre Noruega y la Unión Europea por la pesca. La decisión del país nórdico de recortar unilateralmente la cuota de bacalao comunitaria en el archipiélago de Svalbard (situado en el Mar de Barents) y la autoadjudicación de más cupo del que le corresponde de caballa ha llevado a que Oslo y Bruselas intercambien varias notas verbales en las que se tiran amenazas. Las últimas recogen la predisposición de la Comisión Europea a establecer aranceles a los productos pesqueros de Noruega si el país decide, como ya ha avisado en varias ocasiones su ministro de Pesca, abordar y apresar a los barcos de pabellón comunitario que pesquen más allá de las casi 18.000 toneladas de bacalao fijadas por Oslo (casi un 30% menos de lo legalmente establecido). En este grupo de buques se encuentran cuatro españoles cuya base de operaciones está principalmente en Vigo y que temen sufrir los apresamientos y los posteriores juicios penales. Para ellos y para el resto de los pesqueros Bruselas está preparando un plan de contingencia.

  • Noruega echa sal en la herida de los bacaladeros

Según recoge el medio noruego NRK, el ministro de Pesca, Odd Emil Ingebrigtsen, insiste en que “los barcos deben poner fin a la pesca” de bacalao en Svalbard “una vez agotadas” las posibilidades de pesca. “El problema es que Noruega se ha convertido en parte involuntaria en el divorcio entre la UE y Reino Unido”, espeta el ministro, que acusa la reducción de la cuota al Brexit. Ingebrigtsen amenaza directamente a la flota: “Si no lo hacen, los barcos serán arrestados por la Guardia Costera de Noruega”.

El mismo medio recoge una comunicación enviada por Bruselas a Oslo a finales de junio en la que explica, como defienden los armadores europeos, que Noruega no tiene potestad para determinar las cuotas del archipiélago en virtud del Tratado de Svalbard (de 1920), por el que se le concedió la gobernanza de las islas, pero en el que también se le obligó a compartir sus recursos.

Los armadores europeos preparan una demanda por los daños causados por parte Oslo a la flota, como adelantó FARO, y confirman que Bruselas amenaza con sanciones comerciales a Noruega si sigue con su actitud beligerante en Svalbard. Junto a ello, también conocen que la CE trabaja en un borrador para establecer un plan de contingencia para actuar en caso de que los barcos sean apresados.

Por otro lado, expertos del país nórdico censuran el movimiento de su propio Gobierno. Para el politólogo Paal Frisvold, la situación se traduce “es un escándalo diplomático” para Oslo y cree que el Gobierno “debería aprender de Bruselas”. Según recoge NRK, Frisvold teme que el Tratado de Svalbard pueda ser revisado y llegue a La Haya. En la misma información el medio cita al profesor de la Nord University Frode Nilssen, con varios textos sobre la situación del archipiélago a sus espaldas. Para él, “si hay un conflicto abierto en el que la Guardia Costera de Noruega se apodera de los barcos y los remolca a la costa, entonces puede haber problemas”.

La exportación de bacalao noruego alcanza los 27 millones en julio

El valor de las exportaciones noruegas de productos del mar ascendió a 9.500 millones de coronas noruegas en julio (casi 860 millones de euros al cambio actual). La cifra, que supone un aumento del 21% (153 millones de euros más) en comparación con julio de 2020, incluye 275 millones de coronas (27 millones de euros) de bacalao. En total fueron 7.300 toneladas de bacalao, de las que 2.000 fueron enviadas en fresco y el resto congeladas.


Así lo reflejan las estadísticas mensuales del Norwegian Seafood Council, que también reflejan que en lo que va de año el valor de las exportaciones pesqueras del país se incrementó un 9%, alcanzando los 63.300 millones de coronas noruegas, es decir, 6.044 millones de euros.

Compartir el artículo

stats