Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes someterá la nueva A-55 a información pública en junio y humanizará la AP-9

El túnel de 4,2 kilómetros bajo Puxeiros costará 300 millones | Concello, Ministerio y Audasa mejorarán su permeabilidad | Incluiría una senda peatonal desde Alfonso XIII al HALO

Vista general de la A-55 con sus tradicionales curvas de Tameiga. JOSE LORES

Histórica reunión para las infraestructuras viarias de Vigo con “mucho contenido y muchos resultados”. El alcalde de la ciudad, Abel Caballero, regresó este jueves de la sede del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con el compromiso de “tres temas tratados y resueltos”: la nueva autovía hasta Porriño, la “humanización” de la Autopista del Atlántico en sus accesos y la reforma de la Avenida de Madrid.

La “importantísima e interesantísima” cita con el Director General de Carreteras, Juan Pedro Fernández, se saldaba con plazos e hitos claros para estas tres obras durante los próximos meses.

El director general de Carreteras, Juan Pedro Fernández, junto a Abel Caballero ayer en el Ministerio.

En el edificio del paseo de la Castellana en Madrid también estuvieron presentes el subdirector de Carreteras y los miembros de su demarcación en Galicia, lo que permitió extender los temas tratados al nivel técnico más allá del político.

El impulso a estas infraestructuras permite mitigar la sensación vivida en la ciudad en octubre cuando los Presupuestos Generales del Estado no incluyeron partidas significativas para la Salida Sur ferroviaria hacia Oporto o la variante de Cerdedo que permitirá conectarse por Alta Velocidad con Ourense y el resto de la Meseta.

De esta forma, los vigueses verán las primeras obras en marcha con estos proyectos mientras las nuevas líneas de tren encaran su recta final de tramitación medioambiental y administrativa.

Proyecto del túnel a Porriño

Por importe y relevancia en el día a día de miles de vecinos y trabajadores del área metropolitana, la nueva autovía hasta Porriño fue el tema más importante. El túnel que permitirá evitar las curvas de la A-55 a su paso por Mos se encuentra en los últimos compases de la elaboración del proyecto, lo que permitirá someter el trazado a información pública “en mayo o junio”.

Este tubo de 4,2 kilómetros bajo Puxeiros permitirá que “todos los tramos conflictivos desaparezcan en su totalidad” gracias a que las características técnicas serán “excepcionalmente buenas”. La inversión de 300 millones de euros reducirá las pendientes y ampliará los radios de curvatura de los 130 metros actuales a 600.

Para culminar el trazado de 9 kilómetros hasta el enlace con la A-52 será necesario que el Ministerio de Transportes añada algunos modificados después de finalizar el proyecto con los 1,62 millones de euros ya presupuestados.

Será entonces cuando se puedan presentar las alegaciones a un trazado que, como recordó el regidor olívico a su regreso de Madrid, Alberto Núñez Feijóo reclamó a la ministra Sánchez Jiménez que no ejecutara el pasado mes de enero; optando por bonificar el uso de la AP-9 hasta el citado enlace.

Humanización de la AP-9 en su tramo vigués

Y precisamente fue la Autopista del Atlántico la otra gran arteria del tráfico de la ciudad que cuenta con novedades. Además de la “eliminación de los ruidos en la mayor medida posible” –una actuación que continúa a la espera de la instalación de pantallas acústicas desde Rande hasta el centro de la ciudad, el Concello ha presentado una ambiciosa prioridad: la “humanización” del trazado de esta vía desde Chapela.

Esta actuación parte con la premisa de que sea “permeable con las zonas de Teis”, permitiendo las conexiones en los dos pasos superiores existentes para peatones y vehículos –como novedad– entre ambos lados de la calzada, evitando “que sea un corte en la ciudad”. El propio Juan Pedro Fernández habló de “mitigar el impacto de la misma y humanizarla”.

Aprovechando esta cooperación con el Ministerio, el gobierno local reclamará la titularidad del espacio ocupado antes por el scalextric desde Alfonso XIII hasta la autopista para “adecuarlo y acondicionarlo” de forma acorde al centro de la ciudad.

De esta forma busca coronar el nuevo nudo de transportes alrededor de Vialia con una nueva conexión peatonal con Serafín Avendaño y el acceso al ascensor HALO bajo los viaductos de la autopista, evitando el rodeo por Santiago de Vigo.

Para ello este mes de enero se constituirá un grupo de trabajo conjunto en el que también se incluirá al gestor de la autopista, Audasa. Cada entidad deberá analizar sus necesidades y las reformas que reclaman de acuerdo a los nuevos tráficos que se esperan.

Se espera esta actuación, que podría ejecutarse junto a los nuevos accesos en Buenos Aires, pueda aspirar a fondos europeos Next Generation. Caballero quiso agradecer “infinito” a los cargos presentes, a la secretaria de Estado de Transportes y Medalla de Oro de la ciudad, Isabel Pardo de Vera, y la ministra Raquel Sánchez su “apoyo extraordinario” en la materias.

La reforma de la Avenida de Madrid extiende su convenio hasta 2026 por 16,2 millones

El tercer punto de la reunión mantenida este jueves en Nuevos Ministerios ya había sido adelantado en las últimas semanas por el regidor, aunque también se saldó con un nuevo compromiso firme en plazos, cifras e hitos. La esperada reforma de la Avenida de Madrid actualizará su inversión necesaria hasta los 16,2 millones de euros, aunque los porcentajes que asumirá cada administración se mantienen en dos tercios para el Gobierno central y el resto para el local.

El convenio actual tiene vigencia hasta 2024, aunque el Concello ya ha adelantado que la duración de las dos fases previstas –de más de un año cada una– no permitiría cumplirlo. Y es que hasta que se finalice la instalación de las rampas mecánicas de la Gran Vía –prevista para el primer trimestre de 2023– no se podría iniciar la obra en la Avenida de Madrid por el colapso que supondría para el tráfico en el principal acceso a la ciudad.

Es por ello que el Ministerio de Transportes lo ampliará hasta 2026 antes del mes de junio, manteniendo el texto y actualizando los costes y precios de esta humanización clave para Vigo.

Una vez finalizado ese nuevo proyecto se someterá “inmediatamente a la licitación”. Además, el Concello ha confirmado que la titularidad del vial será transferida íntegramente a ellos en cuanto se termine. Este nuevo horizonte de inicio y final de obras obligará a posponer la tercera fase de la reforma de la Gran Vía, que permitiría extender las rampas mecánicas desde Plaza de España hacia Plaza América.

Compartir el artículo

stats