Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los juzgados vigueses bajan por fin de los 20.000 casos pendientes tras años de cifras récord

La mejora todavía no es sustancial, ya que los 19.700 pleitos sin respuesta superan en un 60% los balances habituales / El auge de la delincuencia eleva la litigiosidad en Instrucción

Una funcionaria en un juzgado de lo Penal de Vigo. MARTA G. BREA

En 2019 los juzgados de Vigo superaban una barrera que nunca habían alcanzado. El número de pleitos pendientes se elevaba por encima de los 20.000, llegando a cifras récord y creando un colapso difícil de gestionar. La larga huelga protagonizada por los funcionarios judiciales en 2018 y el aluvión sin precedentes de demandas de cláusulas suelo derivadas de la histórica sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) explicaban el inédito escenario. La situación no mejoró en los años siguientes, con el problema añadido de que en 2020 irrumpía una nueva circunstancia que paralizó la actividad judicial y provocó que los procedimientos siguiesen acumulándose en las estanterías: el COVID-19. Pero en este 2022 parece que la situación empieza a mejorar. Porque el número de asuntos que se amontonan a la espera de una resolución judicial ha bajado por fin de esa simbólica cifra de los 20.000. Concretamente, a día de hoy hay algo más de 19.700 causas pendientes. Una mejora pero que todavía no es sustancial, ya que ese volumen de asuntos sin respuesta aún supera en un 60% los balances habituales, que antes de conjugarse las demandas hipotecarias, la huelga y la pandemia se movían en torno a los 12.000 casos .

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hizo ayer público el balance de actividad judicial relativo al primer trimestre de 2022. El de los asuntos pendientes es uno de los indicadores más importantes, pero hay más. Entre enero y marzo los juzgados registraron 12.858 nuevos procedimientos, una cifra muy similar a la de los últimos años. Los tribunales en los que entraron un mayor número asuntos fueron los de Instrucción, algo lógico por el aumento de criminalidad registrado en Vigo tras el parón motivado por la pandemia. Estas ocho salas que se encargan de investigar delitos contabilizaron 5.035 procedimientos en los tres primeros meses del año. Las peleas y robos crecieron de forma destacada, así como los abusos y agresiones sexuales, y se dispararon sobremanera las estafas a través de internet.

20.972

2021

20.314

20.003

2020

19.711

2019

2022

JUZGADOS

Instrucción

5.035

17.591

2018

Primera Instancia

4.597

Social

1.435

Familia

921

EVOLUCIÓN ASUNTOS PENDIENTES

12.191

Penal

314

2017

Violencia sobre la Mujer

341

Contencioso-

Administrativo

215

Volumen

de trabajo

en los

juzgados

de Vigo

TOTAL

12.858

Simón Espinosa

JUZGADOS

Instrucción

5.035

Primera Instancia

4.597

Social

1.435

Familia

921

Penal

314

Violencia sobre la Mujer

341

Contencioso-

Administrativo

215

TOTAL

12.858

20.972

2021

20.314

20.003

2020

19.711

2019

2022

17.591

2018

EVOLUCIÓN ASUNTOS PENDIENTES

12.191

2017

Volumen

de trabajo

en los juzgados

de Vigo

Simón Espinosa

20.972

2021

20.314

20.003

2020

19.711

2019

JUZGADOS

2022

Instrucción

5.035

17.591

2018

Primera Instancia

4.597

Social

1.435

Familia

921

Penal

314

EVOLUCIÓN ASUNTOS PENDIENTES

Violencia sobre la Mujer

341

12.191

2017

Contencioso-

Administrativo

215

TOTAL

12.858

Volumen

de trabajo

en los

juzgados

de Vigo

Simón Espinosa

También es elevada, con 4.597 asuntos nuevos entre enero y marzo, la carga de trabajo en los tribunales civiles. El fenómeno de los fondos buitre está aún muy presente y las demandas de tarjetas revolving y microcréditos continúan al alza. Y siguen entrando bastantes procedimientos de suelo hipotecario y de otras cláusulas abusivas en este tipo de préstamos. Esta misma semana la junta de jueces sectorial de Primera Instancia acordó eximir del reparto de asuntos ordinario a la sala que durante cuatro años asumió en exclusiva estos litigios bancarios –para que pueda dedicarse a resolver todos los casos aún pendientes de esta materia– y en relación con esta jurisdicción se está pendiente de si, como han pedido el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Ministerio de Justicia autoriza la creación de un nuevo juzgado civil, que sería el número 16 de Vigo.

Asuntos laborales

En los juzgados de lo Social el trabajo sigue en los niveles de los últimos años. En este primer trimestre de 2022 los siete tribunales asumieron 1.435 causas nuevas. No hubo aumento de litigiosidad laboral por el COVID. La jurisdicción con menor carga de pleitos es la de lo contencioso-administrativo, cuyas dos salas registraron 215 litigios contra distintas administraciones.

 “Tenemos que economizar el papel”

"Pues eso es todo lo que nos queda, estamos en la reserva”. Una funcionaria de un juzgado de Instrucción de Vigo señalaba a media mañana de ayer dos cajas de folios almacenadas en una esquina del pasillo. Eran todos los que les quedaban y, aunque recientemente realizaron un pedido, todavía no les había llegado. Muchos años se lleva ya hablando del “papel cero” y del expediente digital, pero lo cierto es que a día de hoy, salvo en contados tribunales, todavía es una utopía. Así que, sin papel, el trabajo se complica. En varios juzgados donde han tenido en los últimos días problemas de suministro y en la Fiscalía han tenido que “economizar” los folios para no verse en apuros. 

“Ayer [por el jueves] nos llegaron dos cajas para ir tirando;el papel es imprescindible, hay que hacer copias de atestados, de resoluciones...”, indicaban en otra sala instructora. “Parece que hay un problema relacionado con un cambio de proveedor”, añaden. FAROpreguntó a la Xunta sobre esta incidencia, pero a última hora de ayer aún no se había recibido contestación.

Además de a determinados juzgados, el problema afecta a la Fiscalía. “Hay un serio problema de suministro del que se nos informó a los fiscales por correo interno”, confirman. Fuentes del Ministerio Público concretan que por este motivo han dejado de hacer “carpetillas” físicas con los asuntos y, por ello, se ha solicitado a los órganos judiciales que el expediente electrónico judicial esté “completo” y bien “editado”.

Compartir el artículo

stats