Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de Elduayen abren un debate sobre patrimonio

Arqueólogos especialistas reclaman información oficial mientras salen a la luz la bóveda de un túnel y antiguas edificaciones

Estructura de viviendas que podrían estar datadas en el siglo XIX. / P.H.

Las obras relacionadas con el túnel de Porta do Sol han sacado a la luz estructuras de antiguas viviendas todavía por datar, la bóveda de un antiguo pasadizo, viejas canalizaciones de agua y algo que no habían previsto los técnicos: el debate sobre qué hacer con el patrimonio histórico de la ciudad.

“O túnel habería que conservalo, hai que estudar como poder integralo”

Elisa Pereira - Arqueóloga del IEV

decoration

Para la arqueóloga del Instituto de Estudos Vigueses, Elisa Pereira, la discusión ha de partir de una primera diferenciación fundamental: la cronológica. “Evidentemente, non é o mesmo unha vivenda do século XIX, que poderiamos cadrar entre outras moitas, que un xacemento romano”, argumenta Pereira. Aunque todo parece apuntar a que las estructuras que se encuadran en el primer tramo de la calle Elduayen estarían ubicadas en torno al siglo XIX, no se podrá confirmar la fecha hasta que se estudien los tipos de materiales que la conforman.

En cambio, si tanto la datación como las estructuras fuesen “singulares”, a juicio de Pereira, la estrategia debería cambiar. Es el caso de la bóveda del túnel que ha aparecido en la Porta do Sol y que desemboca en el Calexón dos Caños: “Para min, esa estrutura hai que conservala. O Concello debería estudar o xeito de integrala, pode que incluso na propia obra. Non tería sentido desprazala a un museo, perdería totalmente o contexto”.

“Todavía es pronto para pronunciarse, estamos recogiendo información”

Juan Carlos Castro - Director Anta de Moura

decoration

La aparición de ese túnel no ha sido ni una sorpresa ni un misterio para historiadores y arqueólogos. Pero los avances de los técnicos que trabajan en la obra sí lo son. Todos los profesionales entrevistados para este reportaje demandan al Gobierno local que “sea transparente e informe periódicamente de los avances”. “Máxime cando é unha obra pública que pagamos todos”, explica Pereira.

Estructura de viviendas y canalizaciones. / PABLO HERNÁNDEZ

Las fuentes oficiales consultadas por FARO a este respecto, no han querido avanzar más información sobre los yacimientos. Tanto desde la empresa que hace el estudio arqueológico, como desde la constructora que ejecuta el proyecto, hablan de un acuerdo de confidencialidad que les prohíbe comunicar los avances en las pesquisas, que reconocen que sí existen. Desde Anta de Moura, la empresa encargada del estudio arqueológico, defienden la estrategia comunicativa con humildad: “Todavía es pronto para pronunciarse, estamos recogiendo mucha información”. En cualquier caso, aclaran, cuando haya una resolución será el Concello el que la comunique y el que tome la decisión final sobre su conservación.

“Eses restos hainos que musealizar e evitar traballar coa pala excavadora”

Guillermo Mariño - Colectivo Vigo Histórico

decoration

Desde el colectivo vecinal Vigo Histórico lucharon desde un principio para que la obra en cuestión no se ejecutase. Al igual que sus compañeros de Greenpeace y Ecoloxistas en Acción, consideraban que “enterrar el tráfico, lejos de ser una solución, empeoraría los perjuicios ambientales de la ciudad”. Toda vez que el proyecto ha arrancado, desde Vigo Histórico reclaman “conservar todo el patrimonio posible”. Uno de sus integrantes, Guillermo Mariño, hace referencia a hipótesis de los historiadores y arqueólogos de la asociación que situarían en la zona potenciales “restos romanos y fenicios”.

Bóveda del antiguo túnel con salida al Calexón dos Caños P. H.

Para Fernando Carrera, arqueólogo y restaurador, la aparición de este yacimiento es “una oportunidad con mayúsculas”. A su juicio, las obras de Elduayen “nos permiten plantearnos soluciones menos agresivas para con el patrimonio cultural e histórico y el brutal impacto que la obra pública puede llegar a tener”.

“Se nos presenta una oportunidad de oro para divulgar la historia de Vigo”

Fernando Carrera - Arqueólogo restaurador

decoration

Carrera tiene referentes de integración de restos arqueológicos y eso se nota en sus propuestas. Diferencia entre dos tipos de acciones. La más simple sería “financiar un guía especializado que aproveche el levantamiento para hacer pedagogía en la ciudad. Para enseñarle a la ciudadanía la historia del Vigo antiguo que a nivel popular se desconoce”.

Para la otra, este arqueólogo miembro también del movimiento Vigo Histórico, propone detener las obras un par de meses: “Mientras se presenta un debate científico a respecto del yacimiento, podríamos ejecutar una musealización al aire libre para que los vigueses puedan disfrutar un patrimonio común”, añade. Para él, la solución habría sido y sigue siendo no ejecutar la obra del túnel de Porta do Sol y apunta a otros ejemplos de integración en el urbanismo de los restos históricos. “En el fondo, estas obras nos están enseñando cómo el Vigo antiguo fue arrasado por el moderno”, e insiste, “no dejemos pasar esta oportunidad para la reflexión y el aprendizaje”.

Estructura de viviendas que podrían estar datadas en el siglo XIX. PABLO HERNÁNDEZ GAMARRA

Compartir el artículo

stats