Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El secreto descubierto en Elduayen

Las obras del túnel de Porta do Sol dejan a la luz un misterioso canal

Operarios trabajan en las obras de la calle Elduayen.

De las obras del paso subterráneo de la Porta do Sol de Vigo ha surgido un misterio que ha generado mucha expectación entre vecinos y vecinas. Estos días, en las vallas que delimitan la obra, están apoyadas más personas de lo habitual. No observan el trabajo de los profesionales, se fijan en otra cosa. A mediados de esta semana, por las redes sociales y los grupos de WhatsApp corrieron con rapidez varias imágenes de la zona levantada por las obras a la altura de la calle Elduayen.

En ellas, además de escombro, tierra y herramientas de obra, ha aflorado una recóndita canalización. Durante las primeras horas tras su descubrimiento, los vecinos la etiquetaron como un supuesto túnel que vendría desde el monte de O Castro y desembocaría en Beiramar. Las redes sociales son un gran caldo de cultivo para las conjeturas y, esta vez, no ha sido diferente. Algunas personas incluso llegaron a identificarlo con la antigua muralla que protegía Vigo desde el siglo XVII. Sin embargo, todas esas suposiciones se quedaron en eso, en simples teorías. La Concellería de Fomento del consistorio local ha querido poner fin a los rumores y ha explicado a FARO que el misterioso muro es, en realidad, una tajea.

Las tajeas, ahora en desuso en las ciudades contemporáneas, son puentes de tamaño reducidos que se ubicaban en los caminos para que, por debajo de ellas, pasen las aguas o una vía de comunicación poco importante. Esta es, de hecho, y según los técnicos de Fomento, una de esas canalizaciones de agua.

No es la primera vez que unas obras de este tipo dejan a la luz retazos de la historia más reciente de la ciudad. En el año 2018, durante las primeras excavaciones en la Porta do Sol, previas a la construcción de las escaleras mecánicas, una parte muy importante de aquella muralla que pretendía defender a Vigo de una posible ofensiva portuguesa afloró.

Esta obra dotará a la ciudad más poblada de Galicia de una gran explanada peatonal en su kilómetro cero homologable a la de otras grandes ciudades tanto de España como de Europa, con unos 8.000 metros cuadrados libres de tráfico, adornados con fuentes, mobiliario urbano y una réplica ajardinada de las islas Cíes.

Compartir el artículo

stats