Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La minuciosidad del ladrón: solo el 30% de robos en viviendas en Vigo y provincia se esclarecen

Los miembros de una de las últimas bandas del Este detectadas en Vigo, en plena acción. | // FDV

Los robos en domicilios se están convirtiendo en un quebradero de cabeza para las fuerzas y cuerpos de seguridad. Y es que los datos del último balance de criminalidad hechos públicos la semana pasada por parte del Ministerio del Interior revelan que en tan solo un año, el número de allanamientos con fuerza en viviendas se ha incrementado en un 20%, pasando de 197 en los primeros nueve meses del año a los 235 en el mismo periodo de este 2021.

Bandas itinerantes

Este dato pone sobre la mesa no solo un aumento de bandas, principalmente itinerantes –llegan, se instalan unas semanas, eligen las viviendas donde dar sus golpes y huyen a sus países de origen con un cuantioso botín de joyas y dinero– sino también la complejidad y tremendo esfuerzo de la Policía para dar con ellas. Y es que según del datos que maneja el propio Ministerio, de los 877 casos que fueron denunciados el año pasado en Vigo y otros puntos de la provincia de Pontevedra, se lograron esclarecer 249; es decir se resuelve solo el 30% de los hechos delictivos. Uno de estos ejemplos tuvo lugar en la urbe viguesa el pasado 17 de octubre en una vivienda de Plaza Compostela. Fueron dos las mujeres que en poco menos de una hora irrumpieron en un domicilio llevándose consigo joyas y ropa de marca por valor, estima su propietaria, cercano al millón de euros.

Sin detenciones

Por el momento no se han producido arrestos al respecto, si bien hasta el punto se trasladó en su momento Policía Científica en busca de huellas o alguna pista de la que tirar, aunque parece que estas no han dado todavía resultado. ¿El motivo? Por un lado, la propia víctima denunció la demora en más de 45 minutos de las patrullas en llegar a su domicilio una vez se percató del robo –no se encontraba en la vivienda en el momento de los hechos–. “Esto pudo condicionar a que las ladronas, al tratarse de bandas itinerantes, se hubiesen marchado ya de la ciudad, y por lo tanto es más complicado dar con ellas”, revela la afectada. Por otro lado, las cámaras de seguridad del edificio revelan su uso de guantes y manoplas que tampoco ayuda en su identificación.

Otros casos

De igual modo, no todos los robos terminan engrosando los archivos de la Comisaría de López Mora. Así, hace escasas semanas, la Policía Nacional dio caza a tres hombres de nacionalidad georgiana, miembros de una banda itinerante que actúa por diferentes localidades de España destapando así su método de camuflaje: el ladrón se corta trozos de piel de la palma de la mano y los pega sobre las yemas de los dedos para tapar su impresión digital. Así evita que la policía lo identifique en su ficha internacional y averigüe su verdadero nombre.

Más de 30 asaltos

La caída de otras bandas itinerantes, una de ellas próxima a juicio, también permitió esclarecer una oleada de robos que tuvieron lugar en el sur de la provincia y varios chalets de parroquias de Vigo. Tres asaltantes albaneses se enfrentan a 33 años de prisión por casi una treintena de asaltos en chalés en 2019.

A mayores, otro asaltante, de origen también albanés, fue condenado a dos años de cárcel por el asalto a un chalé en San Andrés de Comesaña en noviembre de 2020 junto a otras tres personas. El acusado, que aportó varias identidades falsas, accedió a una de las viviendas tras saltar un muro llevándose la caja fuerte, documentación y joyas.

Robos con violencia

En cuanto a otra modalidad de robos, como son los robos con violencia –ejercida contra las personas–, en vehículos o los hurtos sí han experimentado un descenso de casos en este último año. Sobre los primeros, sí es de destacar que de las 258 denuncias interpuestas por las víctimas, se lograron esclarecer 182, bastante más de la mitad de los casos.

Compartir el artículo

stats