Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La banda del Este que se alojaba en casas rurales llega a juicio: el fiscal pide más de 30 años de cárcel

Una de las últimas bandas albanesas que vino a Vigo, antes de entrar a robar en un chalé. // FdV

Año tras año, especialmente en noviembre y diciembre, las bandas itinerantes del Este irrumpen en el área de Vigo y en el resto de Galicia para hacer su particular campaña navideña. Llegan, se instalan unas semanas, eligen las viviendas donde dar sus golpes y huyen a sus países de origen con un cuantioso botín de joyas y dinero. Eso sí, si no se topan de bruces con las fuerzas y cuerpos de seguridad. Esto es lo que le ocurrió a un grupo albanés que cometió una oleada de casi una treintena de asaltos en chalés en 2019: tres de sus miembros acabaron detenidos fruto de la investigación policial que, mediante vigilancias y la colocación de geolocalizadores en sus vehículos, logró echarles el guante. Pues este caso está próximo a juicio en la ciudad olívica y los tres ladrones, Amarilto, Fatjon y Romilda, afrontan en total penas que suman 33 años de prisión. Más cercana está la vista oral contra el integrante de otra organización de Albania que fue capturado en el operativo policial con disparos desarrollado hace pocos meses, en noviembre, tras un robo en un chalé de la parroquia de San Andrés de Comesaña: el juicio es este lunes y el ladrón se enfrenta a casi tres años y medio de cárcel.

La Fiscalía atribuye a la banda que actuó en 2019 un delito de pertenencia a grupo criminal, otro continuado de robo con fuerza en casa habitada y uno más de falsificación de documento oficial por el uso que realizaron los delincuentes tanto de identidades como de matrículas falsas. Y pide para cada uno de los tres encausados (un cuarto ladrón logró huir) una pena de 11 años de cárcel. Sobre esa cuestión, el fiscal hace una importante precisión en su escrito, y esa es la de interesar que en la sentencia se acuerde “de modo expreso” que los tres cumplan la totalidad de la pena en España “por resultar necesario para asegurar la defensa del orden jurídico y restablecer la confianza en la vigencia de la norma infringida por los delitos”. Es decir, que no se sustituya sin más la prisión por la expulsión de los acusados del país. Esa expulsión solo debe producirse, pide, “cuando los penados alcancen el tercer grado o accedan a la libertad provisional”.

Fianza

La jueza que llevó este caso, la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Vigo, ya dictó el auto de apertura de juicio oral en el que, junto a declarar que la competencia de esta vista corresponde a la Audiencia Provincial de Pontevedra, requiere a los acusados para que abonen una fianza de casi 280.000 euros, cuantía a la que asciende la responsabilidad civil establecida por el fiscal y por las acusaciones particulares, ejercidas la mayoría de ellas por compañías aseguradoras que indemnizaron a los propietarios de las viviendas asaltadas.

Esta banda actuó en Galicia entre octubre y diciembre de 2019, valiéndose para sus traslados de un Audi A4 y de un Volkswagen Passat. Se alojaron primero en un hospedaje rústico en Cerdedo-Cotobade (Pontevedra) y después en una casa de turismo rural en Santiso (A Coruña). Robaron en Vigo y área, en otros puntos de la provincia de Pontevedra y en territorio coruñés. En total se les atribuyen 26 asaltos. Los detuvieron a las puertas de las navidades, cuando huían de Galicia: a uno de ellos en Mombuey (Zamora) y a los otros dos en Pedrafita do Cebreiro (Lugo). Los agentes ya iban tras su pista y, junto a someterlos a vigilancias, tenían controlados sus coches con geolocalizadores.

Otro caso a juicio

Y este lunes irá a juicio en Vigo otro miembro de una banda del Este, el albanés de 32 años capturado tras robar en un chalé de San Andrés de Comesaña. Sus compinches huyeron, pero él fue capturado en un monte donde se recuperaron una caja fuerte, joyas y dinero.

Así actúan: identidades falsas, vehículos de alta gama y roban aunque los moradores estén dentro

Hay muchos puntos en común entre las bandas del Este que se dedican a saquear chalés. El uso de vehículos de alta gama y de identidades y matrículas falsas son algunos de ellos. La época en la que suelen venir a Galicia se sitúa en los meses de octubre, noviembre y diciembre. La mayoría son organizaciones de Albania, Croacia, Rumanía o Bulgaria. ¿Y cuál es su botín preferido? Pues las joyas y el dinero. Si es necesario, no dudan en marcharse con las cajas fuertes a cuestas. Estas son las principales características de estas organizaciones:


Se suelen alojar todos juntos

Los albaneses miembros de la banda capturada en 2019 que protagonizará el juicio previsto en Vigo llegaron juntos a Galicia. Sin “medio de vida conocido” ni en su país de origen ni en España, eligieron dos casas rurales para alojarse. Unos hospedajes ubicados en zonas de “difícil control policial”, aislados y “con fácil acceso a vías secundarias”.


Fuerzan puertas o escalan a los balcones

Una de las características de estas organizaciones es que roban en apenas minutos. Incluso aunque los moradores estén en el interior de las viviendas. Entran forzando las puertas de entrada, las ventanas o incluso escalando hasta los balcones. Y si se ven sorprendidos, por lo general no se buscan complicaciones: huyen.


Joyas y dinero en efectivo

Las bandas del Este buscan principalmente joyas, relojes y dinero cuando van a asaltar un chalé. Pero, una vez dentro, en ocasiones se hacen con otro tipo de efectos: ropa y zapatillas deportivas de marca, productos cosméticos de alta gama o, como ocurrió en una casa asaltada en Betanzos, se llevaron las armas de fuego que encontraron en una caja de seguridad, un revólver y una pistola.


Muchos asaltos en pocas semanas

Estos delincuentes itinerantes están pocas semanas en Galicia, pero son muy activos. En el caso que será juzgado en la ciudad olívica los robos se cometieron en Vigo, Nigrán, Gondomar , Redondela, Fornelos de Montes, Vilaboa, Porriño o Cangas, en el caso de la provincia de Pontevedra. También actuaron en distintas localidades coruñesas, como Ames, Vedra, Sada o Betanzos.

Compartir el artículo

stats