Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia y el teletrabajo trasforman el mercado de oficinas: “Pequeñas y baratas”

La pandemia y el teletrabajo trasforman el mercado de oficinas: “Pequeñas y baratas”

Menos demanda y un cambio de perfil: “Ahora se buscan oficinas más pequeñas y más baratas”. Es el nuevo panorama del mercado de alquiler de las oficinas que dibujan las actuales circunstancias laborales. La crisis económica derivada de la pandemia del COVID y la implantación del teletrabajo han trastocado de forma notable esta actividad, según coinciden en señalar varias agencias inmobiliarias consultadas por FARO. En términos generales, todas admiten que la demanda “ha sufrido un bajón”, si bien el descenso es desigual, según cada despacho.

Así, desde la inmobiliaria Silva, en Ronda de Don Bosco 33 se apunta que “hay un bajón de todo”, desde oficinas hasta pisos, mientras que en Intervivienda, en Areal 74, se indica que “el mercado está más animado que hace seis meses”. Pero se añade un matiz importante: “El precio es la clave”. Y es que hay que establecer tarifas asequibles para encontrar clientes.

Las inmobiliarias coinciden en que hay un cambio de perfil de los demandantes, que buscan menos locales y de menor tamaño: “Ya no interesa tanto el coworking”

Lo que sí parece claro es que ya no interesan tanto las oficinas de grandes dimensiones, con fáciles accesos, luminosas y con fachada a la calle. “Con todas las restricciones que hay, apenas entra público, todo se resuelve por teléfono y no hacen falta grandes espacios”. Paloma Regueira, de Intervivienda constata que “la gente ya no quiere (o no puede) trabajar en grupo, por lo que el coworking interesa mucho menos”.

  • La compraventa de viviendas cae hasta el 13,3% en octubre

    Se registran ocho meses consecutivos de caídas, con 37.605 operaciones en el décimo mes del año

José Luis Amigo, de Inmobiliaria Amigo, en Alfonso XIII 18, asegura que el bajón en el mercado de oficinas no se debe a un exceso de oferta, sino a los efectos del teletrabajo. “Ahora se buscan oficinas más pequeñas y sobre todo, sin previsión alguna de ampliaciones futuras”.

“Hay un descenso (de las cuotas) pero lo que ocurre es que no hay demanda”

decoration

Según su experiencia, los precios “se mantienen, quizás con alguna bajaba”, pero no excesiva. Donde sí se nota una caída de precios es en la inmobiliaria Rosalía de Castro, en el número 17 de la calle con el mismo nombre.

  • El teletrabajo lleva a grandes empresas de Vigo a poner sus oficinas en alquiler

    Buscan amortizar los costes fijos de las instalaciones | El último ejemplo, uno de los “call-center” del gigante Bosch en Avenida de Madrid | Sindicatos y empresarios coinciden: “El teletrabajo ha llegado para quedarse”

Alba Pousa Álvarez, directora de Maica Inmobiliaria, en la Avenida de Castelao 25, señala que su despacho trabaja más con viviendas, bajos comerciales o plazas de garaje que con oficinas, pero tiene claro que en este último mercado “hay un claro cambio de perfil. Ya les da igual que no sea una oficina con acceso directo desde la calle y sea, en cambio, interior, de menor tamaño, porque no tienen mucho movimiento de clientes” de forma física. Y comenta que en el caso de las oficinas, se produce el fenómeno contrario que con los pisos. Después de la experiencia del confinamiento de marzo, con tres meses de “encierro” en casa, “ahora se buscan viviendas más grandes y luminosas por si nos cae otro confinamiento”. Pousa observa un “bajón de la demanda” pero no de los precios, aunque sí detecta una mayor predisposición de los propietarios a negociar las cuotas.

  • El cese de negocios llena el mercado de bajos comerciales y desploma los precios

    La oferta de locales sobrepasa a la demanda: “La caída fue brutal; el Covid lo agravó pero la compra por Internet hundió al comercio” | El alquiler de pisos, en cambio, sigue al alza

Quien incide en este aspecto es Josué Gándara, de Inmobiliaria Doval, ubicada en Urzáiz 77. “Lo que más se nota es que hay ajustes de renta. Los inquilinos lo piden y los propietarios suelen aceptar, con reducciones de un 20% más o menos, durante unos meses. Mi recomendación es que se acepte porque si pierdes un inquilino, no sabes cuándo volverán a tener otro”. Gándara sí vincula el descenso de demanda al aumento del teletrabajo, pero aclara que también hay otros cambios: “Se busca no tanto pensando en la zona sino en el precio. En lugar de rastrear oficinas en Colón o Príncipe, se acude al extrarradio” en busca de locales más grandes, pero a menor precio.

Paloma Regueira, de Intervivienda, insiste en que “el precio es la clave” y subraya que cerca de su oficina, en Areal, tiene despachos a 300 euros al mes, una cifra “asequible”. “Si no lo pones muy caro, hay gente que deja de trabajar en casa y lo hace en una de estas oficinas por 300 euros”, pero también reconoce que “se abandonan los locales grandes y se buscan pequeños”.

La ‘Casa Blanca’ de PSA, un año vacía y sin noticias de inquilino

La factoría automovilística abandonó sus oficinas principales (centro) para ahorrar costes. Ricardo Grobas

Una “perita en dulce” para cualquier ingeniería o empresa de automoción en la entrada principal del mayor polígono de Vigo y perfectamente en la factoría del Grupo Stellantis (la fusión entre PSA y FCA) pero que la pandemia ha condenado a permanecer sin uso. Un año después de que la multinacional automovilística abandonase su edificio central de oficinas, conocido como la Casa Blanca de Balaídos, en busca de un mayor ahorro de costes, las instalaciones siguen vacías y sin noticias sobre un nuevo inquilino.

  • PSA-Vigo abandona la “Casa Blanca”

    La fábrica deja su histórica sede central de Balaídos y la pone en alquiler para recortar gastos – Pasa de un edificio de 4.000 m2 y tres plantas a un espacio abierto de apenas 400 m2

La crisis del coronavirus, que ha disparado el teletrabajo y hundido la demanda de oficinas, es la principal razón de que este emblemático edificio de 4.000 m2 siga sin uso. Los planes de Stellantis pasaban por subarrendar el inmueble, propiedad de la Zona Franca.

Anexo que acoge ahora el open space que aloja al equipo de dirección

Compartir el artículo

stats