Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La factura del brote en la economía de Vigo: hasta 20 millones por cada jornada de paro

El cese generalizado de la actividad amenaza al motor productivo de Galicia, con 6.000 empresas y casi 19.000 millones anuales de facturación | Las patronales piden "instrucciones claras" al Gobierno para acceder a ayudas

Terminal Ro-Ro de Bouzas, desde donde parten los  vehículos de PSA-Vigo,  parcialmente vacía. // R. Grobas

Terminal Ro-Ro de Bouzas, desde donde parten los vehículos de PSA-Vigo, parcialmente vacía. // R. Grobas

Todos coinciden: lo primero es la salud, salvaguardar la vida de las personas, y después viene lo demás. Pero en esa primera posición de la lista de "lo demás" está sin duda la economía. El brusco frenazo de la actividad motivado la epidemia del coronavirus y el estado de alarma -salvo alimentación, farmacia, suministros y demás excepciones- amenaza con minar las bases productivas de una ciudad que, si por algo se ha caracterizado, es por su empuje industrial y empresarial.

El paro sitúa en el punto de mira un producto interior bruto anual (PIB) de 7.215 millones de euros, el más elevado de Galicia, según el último informe divulgado por el IGE. Es decir, cada día 19,7 millones de euros (29, si se tienen en cuenta 250 días laborables al año). El "apagado" de PSA y el envío a casa de 22.200 trabajadores ligados a la automoción (7.000 solo de la planta de Balaídos), noticias como la paralización de la actividad en astilleros Freire y el dique seco al que se enfrenta el sector hostelero vaticinan un oscuro túnel para el pulmón vigués. La ciudad representa para el PIB gallego en torno a un 12%.

En qué medida la crisis del coronavirus está afectando a ese volumen de riqueza es una cuestión que trae de cabeza a expertos y economistas. Jorge Cebreiros, presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), prefiere desterrar incluso la palabra "ralentí" para referirse al nivel de actividad. "A mí un 15% de actividad me sorprendería mucho, una vez que está cerrada PSA y la cadena de suministro. Nuestro pulmón es industrial", asegura. "Esto va a ser una cascada de ERTE para preservar las empresas y los puestos de trabajo". La presidenta del Círculo de Empresarios de Vigo, Patricia García, coincide: "Hay una paralización, no puedo decir del 100%, pero entre servicios e industria, que es sobre lo que se sostiene la economía de Vigo y su área, casi". García resalta la responsabilidad incluso "moral" que la mayoría de empresas están contrayendo en la lucha contra el Covid-19, unas obligadas porque no pueden abrir, y otras porque actúan "preventivamente" con cierres temporales, "a pesar del descalabro económico que supone". Otras fuentes consultadas hablan de una afectación de entre el 25 y hasta el 50 por ciento de actividad.

EN DIRECTO

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

Según el último informe económico de Ardán, en la comarca de Vigo constan 5.964 empresas que facturan en conjunto 18.913 millones de euros, algo más de dos de cada diez euros ingresados por el tejido empresarial gallego. Ahora, la epidemia de coronavirus es un poso de incertidumbre para la gran mayoría. Por cada jornada de paro, quedan comprometidos casi 52 millones de euros en cifra de negocio y cerca de 10 de valor añadido bruto, la generación de riqueza en la cadena económica. La industria se lleva la peor parte. A tenor de este análisis, la fabricación de vehículos en Vigo y su entorno acapara casi 5.150 millones de euros de volumen de facturación, lo que sumados a los 2.081 que se anota el sector de componentes, refleja unos ingresos de explotación de 7.231 millones, casi 30 millones diarios. Es más, de acuerdo con otro ranking elaborado también por Ardán, en el top 10 de las empresas con mayor facturación de la comarca, cuatro pertenecen a la automoción y componentes. Solo el sector mayorista de la pesca se acerca a esas cifras, con 3.080 millones de euros en ingresos.

Lo que también parece evidente es que la crisis del coronavirus afectará al empleo. Solo en PSA, un ERTE afectará a 7.400 trabajadores, mientras trascienden otros, como el de Bosch (1.300) o el "aluvión", como reveló FARO, que se prepara en el naval. En Vigo, a tenor del Servicio Público de Empleo, figuran 140.100 trabajadores afiliados, de los cuales 18.300 son autónomos. Pequeños comerciantes, trabajadores independientes, emprendedores... para quienes el brote es algo más que un traspiés.

Desde la patronal, de hecho, se pide a la Administración que descienda a la letra pequeña para aclarar, desde las condiciones que de los ERTE (por fuerza mayor o causas económicas) o las ayudas. "Necesitamos unas instrucciones absolutamente claras para saber a qué nos enfrentamos. Anuncian avales de ICO y pero no hay procedimiento aún", expone Cebreiros, quien reclama al Estado que apueste por nuevas fórmulas, como asumir nóminas de trabajadores. Patricia García, por su parte, exige atajar cuanto antes la "espiral negativa". "Se habla de grandes titulares pero no se sabe cómo se van a materializar, me consta que las entidades financieras también están paralizadas. Hay que esperar, pero el tiempo corre en contra", zanja.

La parálisis económica hasta se percibe en las vías de comunicación: en la AP-9, principal conexión por carretera de Vigo con la fachada atlántica, el tráfico medio pasó de 22.125 coches al día a solo 5.070. El domingo registró el que posiblemente es el récord negativo histórico de la autopista, con solo 1.025 coches.

Jorge Cebreiros - Patronal Pontevedra

"No estamos al ralentí; me sorprendería que hubiera un 15% de la actividad, una vez cerrada PSA"

Patricia García - Círculo Empresarios Vigo

"Se habla de grandes titulares de ayudas pero no de cómo se materializan. El tiempo corre en contra"

Compartir el artículo

stats