11 de mayo de 2019
11.05.2019

Peinador quedará sin vuelo a Barcelona todos los sábados a partir de noviembre

-Martes, miércoles, jueves y domingos solo habrá un avión a El Prat a las 21.40 horas - Alvedro y Lavacolla, con ayudas públicas, tendrán entre tres y cuatro vuelos diarios

11.05.2019 | 02:00
Simón Espinosa

La ya reducida conectividad aérea entre Vigo y Barcelona tras la marcha de Ryanair empeorará a partir del mes de noviembre. Coincidiendo con el arranque de la temporada aeronáutica de invierno, Peinador quedará sin ningún avión a El Prat todos los sábados hasta finales del mes de marzo de 2020. Vueling, la única aerolínea que cubre ahora la ruta, no introducirá ninguna mejora tras el cese de operaciones de la low cost irlandesa y solo tendrá 8 frecuencias semanales: lunes y viernes, con dos aviones en cada sentido; martes, miércoles, jueves y domingos, con solo uno; y sábados, con ninguno.

Hacía cuatro años que el aeropuerto de Peinador no se quedaba con una oferta tan exigua. La llegada de Ryanair en 2016 contribuyó a multiplicar el número de plazas y cubrió el hueco de los sábados que Vueling dejó vacío por primera vez en la temporada de invierno 2015-2016. De hecho, con la llegada de la competencia de la "bajo coste" irlandesa mejoró sus operaciones (principalmente en verano) y bajó sus tarifas. Ahora que vuelve a la situación de monopolio, los viajeros del área de Vigo y los miles de vigueses que trabajan y estudian en la Ciudad Condal ven como la conectividad con Peinador se sitúa de nuevo en mínimos históricos.

Fuentes oficiales de la aerolínea aseguraron a este periódico que, al menos por el momento, no contemplan planes de mejora. "No hay previsión de aumentar ni de que haya más rutas", aseguran. En cualquier caso, y sobre una hipotética negociación del Concello tras la marcha de Ryanair, no cierran las puertas. "Si vemos que hay alguna oportunidad se analizará. Y si es viable, la haremos", se limitan a contestar.

Donde sí recibe apoyos es en A Coruña y Santiago. Los dos Concellos mantienen contratos de promoción turística desde hace años con Vueling. En el caso de Lavacolla, antiguamente fue la Xunta quien los firmó. De esta forma, mientras en Peinador la oferta semanal de plazas en invierno será de 2.880; en Lavacolla se dispara hasta las 7.200 y en Alvedro, a las 7.560.

La reducida oferta de vuelos entre Vigo y Barcelona suma otro lastre en invierno: los horarios. Martes, miércoles, jueves y domingos solo habrá un avión hacia El Prat. Cogerlo, obligará a hacer noche en Barcelona, ya que no sale hasta las 21.40 h. de Vigo y aterriza en la Ciudad Condal a las 23.25 h. En sentido inverso, el vuelo despega a las 19.15 h. y aterriza en la ciudad olívica pasadas las nueve de la noche. Los únicos dos días en los que además de este vuelo tendrá otro por la mañana, el avión continuará saliendo muy tarde: 9.45 horas. Los pasajeros no llegan a El Prat hasta las 11.30.

La aerolínea canaria Binter ha cumplido esta semana un año de operaciones en Vigo. Y lo ha hecho con datos satisfactorios. Desde que aterrizó en Peinador en mayo de 2018 ha transportado más de 23.000 pasajeros desde y hacia Canarias.

La compañía comenzó a conectar la ciudad olívica con Gran Canaria en mayo con dos vuelos semanales en cada sentido y, en octubre, sumó Tenerife Norte con la misma programación.

Ambas conexiones se operan con carácter anual y la ocupación media ha rondado el 70%. Se trata de un dato elevado para un primer año. Si bien es cierto, la inversión de Binter en Canarias fue potente. Solo en campañas de promoción de Vigo en el archipiélago invirtió 400.000 euros. Un año después, la aerolínea abre la puerta a que puedan incorporarse nuevas rutas. Entre ellas, Lanzarote. "Si tuviéramos apoyo institucional sería ideal ponerla", confesaron fuentes oficiales a este periódico en febrero de este año.

Además, como adelantó FARO, a finales de 2019 aumentará su oferta a Gran Canaria y Tenerife en 1.000 plazas semanales más al cambiar su avión de 100 asientos por otro de 132.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes