Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tasa de repetidores se desploma con la flexibilización de la pandemia

En Bachillerato, Galicia es la comunidad con el porcentaje más bajo de adolescentes que vuelven a hacer el mismo curso

Alumnos en un instituto. | // PABLO HERNÁNDEZ

Organismos como la OCDE, a través de su informe anual, “Education at a glance”, han recordado a España su elevada proporción de repetidores en enseñanzas no universitarias. De hecho, en la última edición del análisis, la de 2021, aparecía como líder en alumnos que no promocionan en lo que la organización engloba en la primera etapa de educación secundaria (hasta 3º de la ESO incluido) y de segunda en la siguiente etapa, con un 8,7 y un 7,9%, respectivamente. Sin embargo, esas son cifras prepandemia. Con la irrupción del coronavirus, las autoridades educativas llamaron a flexibilizar la evaluación –la ministra de Educación de entonces, Isabel Celaá, enfatizó que la repetición debería ser una medida “muy excepcional”– y en 2019/2020, el primer curso afectado por la pandemia, se batieron récords de estudiantes que aprobaron.

La consecuencia se nota al año siguiente, al analizar el peso de los repetidores en las aulas de todo el Estado en 2020/21, y lo que reflejan los datos, difundidos por el Ministerio de Educación, es que esas tasas, en el caso de Galicia, y siguiendo una tendencia generalizada, han caído al mínimo. Tras un descenso iniciado unos años antes, en un solo ejercicio se desplomaron en torno al 70 por ciento, al hacer un balance medio de las etapas de Primaria, Secundaria y Bachillerato.

Bachillerato, la etapa que más acusa el descenso

Donde más se notó la reducción fue en Bachillerato. De hecho, Galicia es la comunidad con una menor tasa de repetidores en esa etapa en 2020/21 según el Ministerio: un 1,2%, menos de la mitad que el 3,4 por ciento estatal. Con respecto al curso anterior (6,4%), la rebaja en la comunidad fue de un 81%, la mayor experimentada entre las autonomías, aunque en términos absolutos Castilla y León recortase más puntos, de un 13,9% a un 4,8%.

Hay que tener en cuenta que el curso previo, 2019/20, la Xunta flexibilizó” el paso de 1º a 2º de Bachillerato al máximo al indicar en unas instrucciones no tener en consideración “limitaciones” que afectasen al número de materias pendientes, mientras que, para los estudiantes de, a los que les tocaba titular y acudir a la selectividad, si bien exigió, en “general”, una evaluación “positiva” en todas las materias, también indicó que los centros podrían “flexibilizar” las reglas y no tener en cuenta las asignaturas no superadas si el equipo docente entendía que el alumno sabía lo suficiente como para proseguir su itinerario académico.

Los datos de Secundaria

En la ESO ocurrió algo similar, aunque el recorte fue de un 71%, al pasar la tasa en Galicia del 8,7% de 2019/20 al 2,5% de 2020/21 (4,2% estatal). Los gallegos tendrían así la tercera proporción de repetidores más baja en la etapa de Secundaria, a la par que los asturianos. Solo Aragón (2,4%) y Cataluña (2,2%) registran cifras inferiores.

En Primaria, las estadísticas de Educación elevan a un 0,7% la tasa de 2020/21, un 63% inferior al 1,9% referido para 2019/20. Galicia sería, en esta etapa, la tercera comunidad en notar más el porcentaje de la rebaja y la cuarta con un dato más reducido.

Los nuevos criterios de promoción y titulación

Ahora están en vigor las nuevas reglas de juego de la Lomloe, que consideran la repetición una medida excepcional en Primaria y en la ESO, en donde se han suprimido los exámenes de recuperación. La Xunta ha establecido que, para promocionar, la media ha de ser al menos de un 5.

Compartir el artículo

stats