Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La innovación en las empresas: poco gasto pero muy rentable

Planta de producción de Biofabri en Porriño

Planta de producción de Biofabri en Porriño EFE

Galicia está a la cola de España y de Europa en gasto privado en I+D; sin embargo, es la segunda comunidad que más provecho obtiene de los productos innovadores

La innovación en Galicia tiene un perfil más académico que empresarial. Es decir, son las universidades y las administraciones públicas las que tiran del I+D, mientras el sector privado se resiste. De hecho, Galicia está a la cola de España en gasto empresarial destinado a actividades innovadoras –ocupa el sexto puesto por el final–. Sin embargo, no todo es negro en el tejido productivo. Pese a que se invierte poco, las empresas gallegas son las segundas del Estado que obtienen mayor rentabilidad por sus productos innovadores.

Es una de las conclusiones del estudio “La innovación abierta en Galicia” que ayer presentó en Santiago la Fundación Cotec – una organización privada sin ánimo de lucro cuya misión es promover la innovación como motor de desarrollo económico y social– en un acto con presencia del vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Francisco Conde, y de la presidenta de la Axencia Galega, Patricia Argerey.

Galicia es “poco intensiva” en gasto empresarial en I+D, tal y como explicó el autor del estudio, el profesor de Estructura Económica de la Universidad Autónoma de Madrid, Juan Carlos Salazar. Mientras la inversión del sistema universitario gallego se acerca a la media europea, el desembolso de las empresas está en el 30 por ciento de la media europea.

De hecho, en el contexto europeo Galicia está dentro del 50 por ciento de regiones que tienen más gasto público en innovación, pero está en la mitad de la tabla por debajo en cuanto a inversión empresarial en esta materia.

En comparación con las otras comunidades españolas, solo Castilla-La Mancha, Baleares, Extremadura, Cantabria y Canarias tienen una menor intensidad innovadora en su tejido empresarial (es decir, menor gasto en relación a su cifra de negocios).

Sin embargo, el economista Juan Carlos Salazar aclara que se si se analiza más allá del simple dato del gasto en I+D empiezan a aparecer indicadores positivos para Galicia. Así, por ejemplo, la comunidad gallega es la sexta con mayor porcentaje de empresas que gastan dinero en innovación. “Es decir, se gasta muy poco pero son muchas las empresas que innovan”, aclara el autor del estudio.

Pero además la “propensión a innovar” de las empresas gallegas es superior a la media nacional. Y si se mide la rentabilidad que se obtiene por la inversión en I+D el empresariado gallego ocupa el segundo puesto en el ranking nacional, solo por detrás de los canarios.

En resumen, se invierte poco, pero se rentabiliza al máximo este gasto y además son muchas las empresas que innovan.

Pero hay otro indicador que, según la Fundación Cotec, llama al optimismo. Galicia se ha consolidado como la segunda comunidad autónoma de España con mayor proporción de pymes colaborando con otros agentes en proyectos de innovación. La creación de estas redes innovadoras según Juan Carlos Salazar es clave. Hasta el punto de que puede compensar una menor inversión.

Así, al comparar los resultados de comunidades con elevado gasto empresarial en innovación pero poca colaboración externa como Cataluña y Madrid con el rendimiento de autonomías con menor inversión pero más redes de cooperación, el estudio de Cotec concluye que “los resultados de desempeño no son muy distintos”.

Caída en el gasto público para fomentar la I+D en pymes

La recesión económica de 2008 provocó un desplome de la financiación pública de la I+D. Fue a partir de 2014 cuando empezó progresivamente a recuperarse la inversión. El presupuesto de la Xunta creció un 70 por ciento desde entonces, mientras que el gasto nacional se incrementó solo en un 13,2 por ciento.

La presidenta de la Axencia de Innovación, Patricia Argerey, destacó que Galicia es una de las ocho comunidades que ha alcanzado ya el nivel de inversión pública previo a la crisis económica.

La participación de las empresas en el total de fondos públicos para I+D ha recuperado, por lo tanto, los niveles previos a la recesión. Sin embargo, no ocurre lo mismo con las pymes. El autor del estudio “La innovación abierta en Galicia”, Juan Carlos Salazar, alerta del desplome de fondos públicos destinados a incentivar la innovación en las pequeñas y medianas empresas.

De hecho, en 2016 las pymes absorbían casi el 90 por ciento de la financiación pública para I+D y en 2019 este porcentaje cayó por debajo del 75 por ciento.

La presidenta de la Axencia de Innovación de Galicia reconoce que la comunidad autónoma “necesita más pymes innovadoras”. Y por eso avanzó un programa de impulso para el I+D en estas pequeñas y medianas empresas.

“Seguiremos trabajando para que la innovación llegue a todas las pymes y se universalice entre el tejido empresarial gallego para ganar competitividad”, se comprometió el conselleiro de Economía, Francisco Conde. 

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats