Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quedamos en Galicia: logran el bono turístico "in extremis" tras 12 horas

Raúl Casariego y Paula Balado

Raúl Casariego y Paula Balado Cedida

Hasta doce horas pendientes del bono "Quedamos en Galicia". Obtener una de las ansiadas tarjetas con descuentos para servicios turísticos se convirtió en una auténtica odisea: tsunami de peticiones, colapso de la web y colas virtuales "kilométricas" con horas de espera y hasta 113.000 usuarios. Esta altísima demanda hizo que los bonos se agotasen en apenas media jornada: 12 horas después de abrirse el plazo ya se habían expedido todos los disponibles.

Una pareja de Vigo consiguió hacerse con una de la tarjetas "in extremis". "A las 11.48 horas conseguí meter los datos, adjuntar los documentos y finalizar el proceso", cuenta Raúl Casariego. Lanzó el primer intento justo cuando se activaron las reservas, en la medianoche del martes al miércoles. "Primero daba un mensaje de problemas con el servidor y luego apareció el aviso de mantenimiento por el colapso de peticiones", relata. Cerca de la una de la madrugada desistió porque la sede electrónica de la Xunta continuaba caída. Apagó el ordenador y se fue para cama: "Mañana lo intento", se dijo a sí mismo.

Al día siguiente, poco después de las 8 horas, se volvió a conectar y entró en la cola virtual: "Tenía unas 10.000 personas por delante", apunta. Aunque la cifra no es nada desdeñable, se trata de una de las más bajas que han circulado por las redes sociales, donde multitud de usuarios compartieron capturas de pantalla con números tan elevados como 98.255 o 113.293.

  • Quedamos en Galicia: tsunami de peticiones y colapso del bono turístico

    "Su número de cola: 98.255". Y a las 10.30 horas. Es la "kilométrica" cola virtual para inscribirse en el bono turístico "Quedamos en Galicia"

"Una vez que la web avisaba de que te quedaba menos de una hora de espera los tiempos fueron muy precisos. Cuando llegaba tu turno solo tenías 30 minutos para completar el proceso", explica el vecino de Vigo, que tuvo que hacer un alto en el trabajo para finalizar la reserva. "Después de tantas horas ya tenía ese ímpetu de 'tengo que conseguirlo", comenta entre risas. Y lo logró, al límite de las plazas existentes. "Conseguí la confirmación a las 11:48 horas y tengo el resguardo de que el proceso está culminado. Ahora, si eso es prueba de que nos van a dar el bono o no, no tengo ni idea", comenta.

Resguardo que acredita la solicitud del bono turístico Quedamos en Galicia. Cedida

Él y su pareja solicitaron el bono de mayor categoría, el de 500 euros. "Lo iremos administrando durante todo este año para hacer varias escapadas", apunta Paula Balado. La viguesa se muestra muy crítica con el procedimiento escogido por la Xunta para solicitar el bono turístico. "Al ser mediante la sede electrónica necesitas sí o sí Chave365 (el sistema para los trámites online de la administración gallega). Pero es que además tenías que adjuntar tu DNI y un certificado de empadronamiento, lo que dificulta mucho el completar la reserva", destaca.

Una lotería: lo consigue en solo 20 minutos

Frente a la perseverancia, la carambola. La vilagarciana Vanessa Miguéns consiguió un bono tras una espera de solo 20 minutos. "Me conecté a medianoche y salía un mensaje de labores de mantenimiento, pero no insistí porque vi que había que tributar a Hacienda. Así que lo dejé", relata. A la mañana siguiente, tras comentarlo con varios amigos decidió probar suerte de nuevo. ¡Y tanta que tuvo! "Eran las 11 horas y entré en la cola, pero al momento ya saltó un aviso de que me faltaban 13 minutos para acceder a la página de las reservas. Y sin ningún problema", explica.

Vanessa también contaba con un usuario en Chave365 y conocía la sede electrónica de la Xunta por gestiones anteriores. Se muestra sorprendida por la casi inmediatez con la que logró reservar una tarjeta turística tras escuchar testimonios de otras personas que estuvieron horas ante la pantalla. "Una compañera y yo lo hicimos prácticamente a la vez y sin embargo ella tardó más en acceder al sistema", comenta.

  • Agotadas en unas horas las tarjetas del bono turístico

    La sede electrónica de la Xunta registró 150 peticiones cada cinco minutos

Miguéns también solicitó un bono de 500 euros, el más demandado según informó ayer la Xunta. Estos acapararon el 82% de las solicitudes, mientras que los de 375 y 250 euros supusieron, respectivamente, el 10,3% y 7,3% del total. Estas tarjetas prepago son subvencionadas hasta el 60% por la administración gallega, hasta un tope de 300 euros, mientras el beneficiario aporta el 40% restante. El plazo para disfrutarlos finaliza el 15 de diciembre y la oferta roza los 700 establecimientos.

Quedamos en Galicia surgió hace dos años como una iniciativa de Turismo de Galicia, en colaboración con el clúster del sector y con la participación de las diputaciones de A Coruña y Ourense, para fomentar la demanda interna. Este 2021, el programa movilizará 6,8 millones.

Compartir el artículo

stats